lunes, julio 22, 2024
InicioCulturaFilosofíaHablemos claro sobre el presunto tarado, prostituto de lujo y su fiesta...

Hablemos claro sobre el presunto tarado, prostituto de lujo y su fiesta mental

Toda España está conmocionada con este caso se nos hace inexplicable por la identidad del protagonista y la brutalidad que ha empleado en matar y deshacerse luego del cadáver. Y es que nos cuesta imaginar que alguien que tiene la vida resuelta, simplemente por ser quien es, se le ocurra meterse en semejante lío. Todo parece a primera vista un caso muy premeditado de asesinato a la sangre fría en el que Daniel Sancho ha elegido el escenario para cometer esta tremenda torpeza, además de crimen, porque nadie se plantea quedar en Tailandia para cometer un asesinato. Es la cosa más tonta que puedes hacer sabiendo que en ese hermoso país hay pena de muerte o, como mínimo, una cadena perpetua que vas a cumplir en condiciones tercermundistas. ¿Cómo se puede ser tan idiota, nos preguntamos? ¿Es culpa de las drogas que tanto consume la gente guapa de toda la vida y mucho más, cómo no, en sus vacaciones paradisíacas?

El bueno de Daniel Sancho no era precisamente el tío más currante del mundo y sí un auténtico experto en inventarse milongas

Si lo que se ha apuntado hasta ahora es cierto, estaríamos hablando de un crimen por cuestiones personales y, en concreto, por una presunta mezcla de tema afectivo entre dos hombretones y con pasta de por medio. Porque el bueno de Daniel Sancho no era precisamente el tío más currante del mundo y sí un auténtico experto en inventarse negocios que nunca emprendió en empresas en las que nunca ha sido socio. Estamos por esto, tal vez, ante un psicópata del libro creado por este pernicioso sistema social, ya que a primera vista parece más que evidente que estos dos señores mantenían una relación por interés. Algo que muchos sólo no podemos pensar para justificar el interés de este guapo joven, con toda la vida por delante, y no pensamos que se haya podido sentir fácilmente atraído por el mucho mayor colombiano, de nivel de vida elevado y que al parecer le pagaba todos los caprichos. Inclusive con un sueldo mensual para el presuntamente interesado amante. ¿Dejó Edwin de pagar esa nómina mensual o de financiar algún negociete y su amiguito se cabreó? Es posible. ¿Se ha aprovechado algún anillo corrupto de policías tailandeses de la debilidad del niño pijo para ocultar alguna fechoría? Es posible, también, pero menos. Después de todo, un asesino con semejante perfil familiar bien podría defenderse de cualquier acusación falsa en vez de confesar lo que no ha hecho, como tantos sugieren. Y el hecho de que hubiera una relación interesada entre ambos es una fuente de posibles desavenencias para que un chico problemático, como parece ser el caso, determinase que el tema tenía que terminar por las buenas.

Y es que para mí todo esto representa muy bien, más que el arquetipo de crimen absurdo y torpe de por sí, la falta de principios de una sociedad hipócrita que no llama a las cosas por su nombre y que establece unas comparaciones que sólo pueden darse en una sociedad psicópata.

¿Estamos ante la típica historia de desamor y desacuerdos financieros en el mundillo de los sugar daddies?

Si son verdaderas las acusaciones que pesan sobre él, Daniel Sancho sólo puede ser un psicópata, pero, ¿cómo os explicáis vosotros lo que os cuento a continuación? Resulta que escuchaba la colaboración que hacía el otro día una periodistilla española, con un medio colombiano, en la cual nuestra compatriota afirmaba que le costaba pronunciar la palabra descuartizar. Pero, vamos a ver, ¿acaso no estamos hablando de dos países totalmente amorales como Colombia y España, que permiten y fomentan el mayor descuartizamiento que existe y que es el aborto? Porque el aborto no es otra cosa que un descuartizamiento constante de pequeños seres humanos que ni siquiera han tenido la oportunidad de venir al mundo. De poder contemplar la vida a la que estaban llamados. Pero eso lo fingen ignorar estas nuevas generaciones, que en efecto en España y Colombia se matan y descuartizan bebés todos los putos días, tirándose luego sus restos a la basura. Y estamos hablando de gente que no se lo merece de ninguna manera, claro, lo que no significa que Edwin Arrieta tuviera que sufrir tan triste fin tampoco.

Más bien, ya digo, me parece la típica historia de desamor y desacuerdos financieros en el mundillo de los sugar daddies que termina fatal. Una historia que también me hace reflexionar sobre el tabú del maltrato y los asesinatos y demás cuando se trata de parejas de tipo homosexual. Si os fijáis, siempre se pone el dedo en la llaga cuando el que mata es un nombre y mata a una mujer, pero, ¿qué pasa cuando es al revés o cuando se trata de parejas de hombres o de mujeres? Pero no, eso no importa cuando lo que se está haciendo todo el rato es atacar al pilar de toda familia que ha sido como padre. Esa figura de autoridad y fortaleza en el núcleo familiar que el NOM odia, por lo que ignora cualquier otra cuestión a la hora de crear un antagonista. Mucho menos cuando estamos hablando de las parejas más idílicas para el Nuevo Orden Mundial, que son sin duda las homosexuales. Y también estamos asistiendo, una vez más, a cómo la televisión es auténtica basura y todos los medios que se supone que son los oficiales lo son. Los que nos deberían contar la verdad y mantenernos informados, como decía con sorna el otro día un amigo, pero no sé qué criterio puedes sacar de empollarte lo que el Telecirco larga a toda hora sin tener ni puñetera idea del tema.

El presunto acoso del poderoso amante, al que han pintado prácticamente como el nuevo Pablo Escobar

Y todo ello hasta creando una situación que por alguna razón les conviene y que no es otra que el malvado descuartizado amenazando y acosando a un pobre y asustado chiquillo rubito. Un asesino que es víctima y que se ve impotente ante el presunto acoso del poderoso amante, al que han pintado prácticamente como el nuevo Pablo Escobar. Y no importa la verdad si ven que la historia tiene tirón: es lo que se les ha ocurrido y lo tienen que defender a toda costa. La verdad es que siempre me ha parecido impresionante cómo en los medios españoles oficiales se han resuelto los casos en tiempo récord y sin tener ni puñetera idea de nada. Es impresionante. Como cuando afirmaron y siguen defendiendo (ahora menos) que Mario Biondo se suicidó después de una noche de coca y prostitutas: una versión tan falsa que la propia Justicia italiana ya les ha puesto en su sitio con la palabra ASESINATO, por más que esos oscurantistas que ahora se apresuran en juzgar delitos en Tailandia sigan empeñados en echar mierda al caso. Y ahora a ponerse a juzgar a un país como Tailandia, tan diferente al nuestro y con esas ínfulas de autoridad moral, pero si volvemos al tema del aborto me parece un atrevimiento muy serio por su parte. Si defiendes un tipo de asesinato tan cruel y cobarde y lo promocionas no creo que luego puedas ponerte a hacer de moralista y criminólogo en un plató.

¿Estamos ante un joven prostituto que se cree que puede hacer lo que le da la gana y cuando le da la gana?

España es un país que no puede dar clases a nadie de moralidad. Tampoco los youtubers que han sustituido justamente a los medios de comunicación tradicionales, pero es que ellos tampoco ayudan al común de los mortales a salir de sus confusiones más habituales. Y es que el nihilismo se explica por sí mismo: no hace falta razonar nada ni mucho menos verse atado por algún principio básico. Y descuartizar a un adulto después de matarlo, seguramente a traición, es un crimen horrendo, pero abortar es una cosa que está de p*** madre. Y ocultar a toda costa que este hombre es probablemente un joven prostituto, que se cree que puede hacer lo que le da la gana y cuando le da la gana, y cuidado que no se enfade porque saca la sierra y se pone descuartizar, me parece lamentable cuando por otro lado se está exponiendo lo malas que son las cárceles en Tailandia.

Pues sí, las cárceles en Tailandia serán malísimas, pero allí la gente tiene muchísimo cuidado con no liarla precisamente por esto. Hoy, justamente, un policía local me decía que no pedía ni el nazismo ni todo lo contrario, pero sí una cosa entre medias. El fin al cachondeo que se vive en la calle cada día por la falta de autoridad y la falta de temor de los criminales y psicópatas que se creen que pueden hacer lo que les dé la gana con los demás. Cómo serán las cosas para que muchísima gente hayamos pensado automáticamente lo mismo: ¿por qué no esperó Daniel a quedar con el tal Edwin en Madrid y lo mató allí, de cualquier manera, sabiendo que las diferencias penitenciarias y judiciales entre ambos países son tan enormes? Sabiendo que si tienes dinero en España la cárcel es un sitio bastante fácil de sobrellevar en comparación con el modelo penitenciario tailandés, que no es que sea perfecto ni mucho menos, pero que al final no se olvida de que la cárcel es ante todo un castigo por el que tienen que pasar los tarados que se creen que pueden hacer lo que les dé la gana con sus semejantes.

Y a ti, purista español, ¿no te entra en la pelota que las cárceles puedan ser tan malas en Tailandia?

Pues ponte a comentar con un tailandés cómo funciona el tema de la ocupación en nuestro país y harás que le estalle la cabeza. O el descontrol total de las fronteras. Y todo el panorama degenerativo político y social que vivimos desde hace demasiado tiempo, con especial violencia contra el espíritu patriótico y religioso de nuestro pueblo, siempre fomentado desde el Estado. ¿Crees que pasa lo mismo en Tailandia, país donde todas las religiones son respetadas igual que los símbolos nacionales? ¿Te parece ridículo el rey de Tailandia y te agrada un montón el de aquí, aunque sus propios seguidores afirmen que no pinta nada?

Además, las cárceles tailandesas están pensadas y funcionan para amedrentar a los potenciales criminales de allí. Porque se trata de un país en desarrollo y la cárcel siempre es un reflejo de lo que tienes en el país. ¿O a lo mejor habría que poner una playa con palmeritas y daiquiris dentro, claro, para que el mamón este pueda hacer surf a gusto? ¿Acaso no eligió él mismo el país en el que iba a llevar a cabo un crimen macabro?

Ya está bien de juzgar lo que hacen los demás en su país como si fuéramos los más entendidos en nada. Miremos primero la birria de Estado que tenemos aquí y sus instituciones, que son de risa: el país perfecto para delinquir y para liarla y lo será más, en los próximos años, conforme las fronteras se descuiden más y no se renueven de una puñetera vez las necesarias plazas para Policía y Sistema Judicial. Que Dios nos coja confesados.

Artículo relacionados

1 COMENTARIO

  1. El tema se las trae…parece ser que están intentando poner de moda,estar zumbado.

    Hay una especie de lucha entre cuerdos y tarados,véase a Joe Biden…o el Gobierno de España.

    El único objetivo de estos locos es…robarte.Y si no lo hacen a las buenas,o la ley se lo impide,pues por qué no primero matarte y después robarte?.

    No es cuestión de homosexualidad,ya que entre los heteros hay más y más ladrones y asesinos a proporción.

    Esperemos que no se convierta en una moda,y que los cuerdos recuperen el poder,mientras tanto ya veis como los medios de desinformación justifican siempre al asesino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments