sábado, mayo 18, 2024
InicioEconomiaConsumoLos hosteleros se vuelven a quejar, pero, ¿volverán a no hacer NADA?

Los hosteleros se vuelven a quejar, pero, ¿volverán a no hacer NADA?

Fíjense ustedes que hay profesionales que nos han decepcionado a lo largo de esta farsemia. Fíjense que hay gente de la que esperábamos mucho más y a la hora de la verdad, que fue entonces, nos demostraron su cobardía. Muchos lo justificaban con lo de «cumplir órdenes», «el sueldo», pero, ¿cómo lo justifican los hosteleros cuando, además, forman parte del grupo de profesionales más perjudicados por el gobierno de Sánchez y sus andanzas?

Un ejemplo claro para demostrar a qué nos referimos lo ha contado en infinidad de ocasiones nuestro amigo Julio García, en su programa ‘La Voz de España’ en Canal 5TV: Había una manifestación de apoyo a los hosteleros en plena farsemia y a esa manifestación, sorprendentemente, no acudía ningún hostelero, siendo, la mayoría de los asistentes, profesionales de otros sectores que nada tenían que ver con la hostelería.

Y eso, por no hablar del famoso pasaporte. En las comunidades autónomas en las que se pidió el pasaporte, los hosteleros se convirtieron en los policías del régimen y ejercieron esa labor impidiendo que accedieran a sus establecimientos aquellos que no llevaban pasaporte. Y aunque ya sabemos que en esta profesión, como en cualquier otra, hay excepciones, la generalidad fue someterse a las órdenes de los dictadores.

Ahora nos encontramos con la intención que tiene el gobierno de prohibir fumar en las terrazas de los bares y restaurantes. Ahora, distintas asociaciones de hosteleros protestan contra esta medida.

José Luis Yzuel, presidente de la Confederación Empresarial de Hostelería de España, dice: «¿Se puede entender la paradoja de que que se prohíba fumar en una silla de una terraza y si tienes un banco justo al lado te puedas sentar a fumar? Pues desde luego es difícil de explicar». Y añade: «Los clientes ya se han acostumbrado a respetarse. Es decir, que si alguien molesta, pues se cambia de sitio o deja de fumar, así que si lo que se pretende es resolver un problema que no existe, pues no lo entendemos».

Concluye, además, con una afirmación demoledora: «Esto no es nuevo. Esta idea ya había sido planteada en su día por los antitabaco, los talibanes que quieren decidir cómo vivimos y cómo morimos y no creen en la libertad individual de las personas».

Bonitas y contundentes palabras, ¿verdad? Pero, ¿qué pasará si definitivamente se aprueba? ¿Qué creen ustedes que harán los hosteleros y esas asociaciones, salvo raras excepciones? Nosotros creemos que NADA.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

3 COMENTARIOS

  1. También se iba a acabar el mundo cuando eliminaron el tabaco de los interiores, se iba a arruinar la hostelería, porque -decían los fumadores- el perfil del consumidor de bares y comedores coincidía en gran medida con el del fumador y al no poder fumar dejarían de ir a las tascas y restaurantes y todos se arruinarían (risita contenida). Algo totalmente falso, claro, pero la humareda apestosa emitida por una minoría que gobernaba los locales provocaba ese sesgo de percepción. En mi caso pasé de no ir a sí ir, y no por los asustaviejas del veneno tabaquil, sino porque me desagrada mucho el olor, invade mis finos olfato y gusto y perturba la experiencia de degustar las cosas.

    Yo no soy partidaria de prohibir fumar fuera, no se puede ser tan tiquismiquis y radical. Pero lo harán, y no pasará nada. Los fumadores se marginarán un poquito más. El Estado que chupa millonadas de los impuestos del tabaco y le encasqueta todos los cánceres sabe que el fumador hará lo que sea por fumarse sus pitis y seguirá ingresando. Sólo estará más incómodo y jodido. Y los hosteleros tragarán.

  2. De hecho acabo de recordar que en una primera fase los obligaron a hacer adaptaciones para habilitar zonas separadas (la solución ideal, en mi opinión) si tenían más de x m², y al poco de hacerles gastarse la pasta y sufrir la molestia prohibieron fumar del todo.

    A ver, el sistema es enfermizo, cada gremio tiene que librar su batalla, pero todo es inútil con ese régimen delirante omnipresente y no se le puede exigir a ninguno que ejerza de Espartaco total.
    Tal vez las lumis y los camellos, aparte de los maderos, son los que mejor posicionados están para tumbar el sistema.

  3. Aquí en Españistan mientras la gente tenga el coche en perfecto estado,para una barra de pan y para tardeo y futbol,le importan tres cojones los demás…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes