viernes, febrero 23, 2024
InicioHumorLos principales momentos de bochorno de Felipe VI

Los principales momentos de bochorno de Felipe VI

Aunque son muchos momentos de pasar vergüenza ajena y llevarse las manos a la cabeza, con las acciones y omisiones del personaje, hemos querido aquí hacer un pequeño resumen de los highlights de Felipe VI haciendo un poco el ridículo. Vamos a verlos.

Montas un sarao enorme con el tema de Cataluña 2017 y luego firmas indultos y nóminas a esa misma gente

La verdad es que no hay quien entienda a tus absurdos seguidores. Se supone que tu mayor proeza después de toda una vida de preparación a cuenta de nuestros impuestos fue haber parado un golpe de Estado en 2017. Sin embargo, uno de los principales generales de cloacas de tu Estado, el tal Villarejo, nos ha contado una versión muy diferente de cómo se desarrollaron los acontecimientos. Porque siempre hay funcionarios haciendo el trabajo sucio o limpio mientras tú te dedicas a inaugurar cosas y a vivir de lo idílico de este régimen tuyo.

Y, a continuación, te pones a firmar indultos y nóminas como un descosido, parece mentira, cuando la supuesta batalla apenas ha terminado antes de ayer. La verdad es que eres internacional.

Los verdaderos jefes del Estado llenan un estadio de fútbol para que le abucheen

Esto fue uno de los momentos más surrealistas, no sólo del fútbol español, sino de toda la historia de España. ¿Os acordáis de cuando en una o varias finales de la Copa del Rey, que me parece que fueron varias, la estúpida multitud separatista se puso a silbar cuando sonaba el himno de España? Todo esto ocurrió en presencia del bueno de Felipe que, como de costumbre, no hizo nada para evitarlo. Y mientras el enano bufón de Artur Mas se descojonaba de ti a tu lado.

Haces de maestro de ceremonias en lo que muchos han pensado que era una misa negra masónica

No sé si para celebrar algún tipo de ritual ocultista, aunque en teoría era para hacer un homenaje a las víctimas de no sé qué, se te ocurrió la brillante idea de presidir una especie de mesa redonda negra en la Almudena con llamas en el interior. Vamos. Un aquelarre en toda regla en el que la élite manifestaba la pena que les daba el haberse librado del planeta de una buena parte de las cucarachas humanas que lo infestan.

Recibes al mendigo Zelenski en tu palacio para ofrecerle más armamentos para matar a la gente

Aunque tus estúpidos seguidores afirman que eres un pacifista total, en realidad, te gusta mucho el tema bélico, aunque siempre que tú no estés en primera fila. Por eso regalas armamentos del pueblo español, que se supone que son para defendernos, para que otros se maten mientras extiendes un poco más la rusofobia, porque para ti no hay delito de odio que valga. Si cualquiera se equivoca en la tramitación de una compra o venta de armas o pierde una guía de una escopeta y le puede caer la del pulpo, pero tú puedes vender todo tipo de armamento o regalarlo, sin ser tuyo, a un país como Ucrania, cuyo gobierno está cometiendo genocidios con su propia población, y lo vemos como algo completamente normal.

Te levantaste ante la espada del genocida anti español Bolívar

Por más que tus defensores digan lo contrario, con esa absurda polémica que se creó en su día, por supuesto que te levantaste ante el sable de ese asqueroso genocida y anti español. Un mafioso violador e hijo de un gran violador, caciques ambos de Venezuela que siempre funcionaron al sueldo de Inglaterra. Un hijo de perra que pagaba muy bien por cada español que asesinasen sus bandidos y que llevó a cabo un verdadero genocidio en lo que ahora dicen que es América Latina, pero que era ni más ni menos que una parte intrínseca de España. Esa nación milenaria de la que tú has renegado al someterla, junto a tu buen padre, a la ONU, la Unión Europea, la OTAN o las mismísimas autonomías.

Hace poco hiciste un vídeo sobre lo mucho que sufren los tranis y cosas así

Sin embargo, el sufrimiento de millones de españoles que no llegan a fin de mes por culpa de vuestros impuestos y gabelas o que sufren la criminalidad creciente en las calles, hasta con ocupaciones impunes de las casas de la gente, no parece merecer ni un minuto de tu valioso tiempo para hacer un vídeo de denuncia y solidaridad. Y hablando de indultos, tampoco parece que te preocupe demasiado que pobres ancianitos terminen en la cárcel por defenderse a vida o muerte de gentuza que entra en sus casas. Eso te da igual o, por lo menos, no te has manifestado nunca a favor de ellos. Tú estás para otros menesteres más importantes

Tu momento de gloria con una progre que no quería ser tu plebeya

Es uno de tus mejores highlights pre reinado, cuando tuviste la valentía de enfrentarte a una pobre mujerzuela medio lela, que ponía en tela de juicio tu autoridad, ya que se quería sentir ciudadana y no plebeya o algo así. Y tú le respondiste que estabas muy preparado, no es un chiste, igual que si vas y contestas que son las once cuando pides un café. En tu línea. Además, le hiciste un comentario muy guay cuando dijiste que ya había tenido su minuto de gloria, a lo que cabría responderte que tú llevas sesenta años de gloria o los que tengas, en un permanente enchufismo que se basa en que estás muy preparado, claro, pero yo creo que es para recibir órdenes de los que mandan de verdad.

Tu boda real programada para restañar las heridas tras el crimen de Estado y guerra civil de bolsillo del 11M

No podemos dejar de reconocer que eres una figura muy útil para distraer al populacho, como cuando los verdaderos arquitectos de este Estado programaron tu boda para hacer pasar el mal sabor de boca y la división política que había quedado en el ambiente tras el crimen de Estado del 11M. Tampoco nos podemos olvidar de que la gran soflama de Iñaki Gabilondo, en la que el locutor pronosticaba un Tiempo Nuevo para España, a las pocas horas de haber ocurrido la masacre, se concretó mucho más en el décimo aniversario de esta gran judiada: cuando afirmaste que encarnabas una monarquía renovada para un Tiempo Nuevo. Un Tiempo Nuevo que no es otra cosa que el Nuevo Orden Mundial.

Felipe VI le pide a la ONU que gobierne el mundo

Esto ya es el colmo. Porque si tú le pides a tus superiores, porque tienes superiores, que se ocupen ellos de lo que se supone que deberías hacer tú, es que tu puesto de trabajo está totalmente vacío de contenido y te tienes que ir a tu casa. Es que yo no lo entiendo de otra manera. A mí me parece que estáis acostumbrados a no trabajar y entonces, si cualquiera puede venir a sustituiros, como si fuerais liberados sindicales, os parece maravilloso. A mayor soberanía, para vosotros, los miembros de la casta, mayor chollo, pues nos lo llevamos crudo sin asumir ninguna responsabilidad y sin hacer absolutamente nada más que dar imagen. Así yo también soy estadista, torero, astronauta o emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Artículo relacionados

Entradas recientes