domingo, junio 23, 2024
InicioOpiniónEditoresMohammed VI, e hijo, demuestran su catadura moral tras el terremoto de...

Mohammed VI, e hijo, demuestran su catadura moral tras el terremoto de Marruecos

Si ustedes son clientes de bancos, como el Banco Santander, se habrán dado cuenta que, al abrir su aplicación, se habrán encontrado, tal y como nos comunica un cliente de esa entidad, con un mensaje en el que se solicita ayudas para Marruecos tras el devastador terremoto ocurrido en aquel país. Nada que objetar a esa iniciativa, pero sorprende que no lo hagan en otras ocasiones.

Por otro lado, y en cuanto a la tragedia provocada por el terremoto respecta, les podemos decir que, en estos momentos, el número de muertos que ha provocado el seísmo en las localidades de Al Haouz, Marrakech, Ouarzazate, Azilal, Chichaoua y Taroudant, supera el número de 2.800.

Y mientras muchos países vecinos de Marruecos están organizando el envío de ayudas, los marroquíes están tremendamente enfadados por la lenta y descoordinada respuesta de las autoridades ante el desastre y hay un gran lamento por la tardanza de los equipos de rescate internacionales. Por eso, están siendo los propios ciudadanos los que se están organizando para tratar de ayudar en todo lo que les sea posible.

Ante todo lo sucedido, merece una mención especial la actitud del rey de Marruecos, Mohammed VI, y su hijo, el príncipe Hasán ibn Mohamed Al-Alauí, Mulay Hasán (20 años).

Mohamed VI se encontraba en París cuando estalló el terremoto, la madrugada del sábado. El Gobierno francés no ha deseado desvelar dónde se encontraba. Su reaparición, en Rabat, dieciocho horas más tarde, acompañado del Príncipe heredero, fue anunciada como un acontecimiento que apenas duró muy breves minutos.

Su anunció la reaparición de padre e hijo, en Marrakech. En vano. A última hora de la tarde del lunes, la doble ausencia comenzó a tomar un tono angustioso, que los medios marroquíes no conseguían ocultar, cuando se trataba de una tragedia nacional.

La ausencia del padre, Comendador de los creyentes, se ha intentado justificar recordando sus problemas de salud. La ausencia del hijo, heredero del poder religioso y militar absolutos, no tiene justificación y confirma una temible falta de empatía y alejamiento poco prometedores para el futuro de Marruecos, cuando la solidaridad internacional se estrella, en bastante medida, contra el muro de una doble ausencia, en la cúspide del Estado, que solo puede retrasar la salvación y reconstrucción de pueblos y vidas humanas.

Como verán, el sátrapa marroquí no se cansa de demostrar su nula calidad humana y su absoluta falta de ética y de empatía con el sufrimiento de su pueblo, algo que parece estar imitando su hijo. Es como si nos dijeran: «ayúdales tú, que a mi me da la risa y no estoy para estas cosas». Vaya con el colega de Sánchez y de Felipe VI. Menuda fauna.

EsDiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

5 COMENTARIOS

  1. Puede que pronto nos estén preparando una gran catástrofe en España estos HDGP como en Marruecos o Libia… Terremoto, diluvio…
    Es horrible.

  2. Nada que decir sobre esa CHUSMA y la chusma de amigotes que tienen en España.
    Que se den cuenta los marroquíes y le tiren por un despeñadero, aunque les pasará como a los españoles, que la mayoría están encantados de ser esclavos hasta la muerte.

  3. Un gobierno mundial único requiere un Gran Reseteo donde las patrias y la realeza hayan sido convenientemente desacreditadas. No es difícil asignar nuevos roles a sus sicarios/actores en los parlamentos y cortes de las distintas satrapías.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments