miércoles, abril 24, 2024
InicioOpiniónEl Jornal (nº 31) Revelación

El Jornal (nº 31) Revelación

Lc 8, 4-15

4 Habiéndose reunido una gran muchedumbre y gente que salía de toda la ciudad, dijo en parábola: 5 «Salió el sembrador a sembrar su semilla. Al sembrarla, algo cayó al borde del camino, lo pisaron, y los pájaros del cielo se lo comieron. 6 Otra parte cayó en terreno pedregoso, y, después de brotar, se secó por falta de humedad. 7 Otra parte cayó entre abrojos, y los abrojos, creciendo al mismo tiempo, la ahogaron. 8 Y otra parte cayó en tierra buena, y, después de brotar, dio fruto al ciento por uno». Dicho esto, exclamó: «El que tenga oídos para oír, que oiga».
9 Entonces le preguntaron los discípulos qué significaba esa parábola. 10 Él dijo: «A vosotros se os ha otorgado conocer los misterios del reino de Dios; pero a los demás, en parábolas, para que viendo no vean y oyendo no entiendan.
11 El sentido de la parábola es este: la semilla es la palabra de Dios. 12 Los del borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el diablo (el Ego) y se lleva la palabra de sus corazones, para que no crean y se salven. 13 Los del terreno pedregoso son los que, al oír, reciben la palabra con alegría, pero no tienen raíz; son los que por algún tiempo creen, pero en el momento de la prueba fallan. 14 Lo que cayó entre abrojos son los que han oído, pero, dejándose llevar por los afanes, riquezas y placeres de la vida, se quedan sofocados y no llegan a dar fruto maduro. 15 Lo de la tierra buena son los que escuchan la palabra con un corazón noble y generoso, la guardan y dan fruto con perseverancia.

Sagrada Biblia, Versión oficial de la Conferencia Episcopal Española (2012)

Dice San Buenaventura, franciscano, doctor de la Iglesia. Obras:

Breviloquio, Prólogo, 2-5.

«La semilla es la palabra de Dios» (Lc 8,11).

El origen de la Escritura no se halla en la búsqueda humana, sino en la divina revelación que proviene del “Padre de las luces”, “de quien toma su nombre toda paternidad en el cielo y en la tierra” (St 1,17; Ef 3,15). Es de él que, por su Hijo Jesucristo, llega a nosotros el Espíritu Santo. Es por el Espíritu Santo que, compartiendo y distribuyendo sus dones a cada uno según su voluntad Hb 2,4), se nos da la fe y “por la fe, Cristo habita en nuestros corazones” (Ef 3,17). De este conocimiento de Jesucristo se desprende, como de su fuente, la firmeza y la comprensión de toda la santa Escritura. Es, pues, imposible entrar en el conocimiento de la Escritura sin poseer infusa, primeramente, la fe de Cristo, como la luz, la puerta y el fundamento de toda la Escritura

La finalidad o el fruto de la santa Escritura no es cualquier cosa, sino la plena felicidad eterna. Porque en la Escritura están “las palabras de vida eterna” (Jn 6,68); está, pues, escrita, no sólo para que creamos, sino también para que poseamos la vida eterna en la cual veremos, amaremos y nuestros deseos se verán eternamente colmados. Es entonces que nuestros deseos se verán plenamente satisfechos, conoceremos verdaderamente “el amor que sobrepasa todo conocimiento” y así llegaremos a “la Plenitud total de (no “con”) Dios” (Ef 3,19). La divina Escritura se esfuerza en introducirnos a esta plenitud; y es, pues, en vistas a este fin, con esta intención que la santa Escritura debe ser estudiada, enseñada y comprendida.

Lc 8, 16-18

16 Nadie que ha encendido una lámpara, la tapa con una vasija o la mete debajo de la cama, sino que la pone en el candelero para que los que entren vean la luz. 17 Pues nada hay oculto que no llegue a descubrirse ni nada secreto que no llegue a saberse y hacerse público. 18 Mirad, pues, cómo oís, pues al que tiene se le dará y al que no tiene se le quitará hasta lo que cree tener».

Sagrada Biblia, Versión oficial de la Conferencia Episcopal Española (2012)

Cromacio de Aquilea,  Sobre el Evangelio de San Mateo: Iluminar

«Que los que entren vean la luz» (Lc 8,16)
Homilía 5, 1.3-4

El Señor llama a sus discípulos «luz del mundo» (Mt 5,14), porque, después de haber sido iluminados por el, que es la luz verdadera y eterna (Jn 1,9), se han convertido ellos mismos en luz que disipa las tinieblas. Porque él mismo es «el Sol de justicia» (Ma 3, 20) el Señor puede también llamar a sus discípulos «luz del mundo». Es por ellos, como por los rayos resplandecientes, que él irradia la luz de su conocimiento sobre la tierra entera… Iluminados por ellos, nosotros mismos, de las tinieblas que éramos, somos convertidos en luz, como dice San Pablo: «Antes vosotros erais tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor, vivid como hijos de la luz» (Ef 5, 8). Y todavía «Vosotros sois hijos de la luz, hijos del día, no lo somos de la noche ni de las tinieblas» (1Ts 5,5). San Juan tiene razón al afirmar en su carta: «Dios es luz» (1,5) «El que está en Dios está en la luz» (1, 7)… También nosotros ya que hemos sido librados de las tinieblas del error, debemos vivir en la luz, como hijos de la luz… Es lo que dice el Apóstol: «En medio de ellos, aparecéis, como lumbreras de luz en el mundo, vosotros que lleváis la palabra de vida (Fl 2,15)…

Interpretar la Palabra resulta infinitamente más sencillo que hallar la Verdad sin Ella y, una vez la re-conocemos, vemos una guía clara.

Desconfío de la iglesia, desconfío de la religión y desconfío de la Biblia, pero confío en Jesús; veo manipulación por parte del poder político y religioso, de la época y de los actuales, un interés en adaptar el personaje a su cuento porque saben del Poder que tiene el Mensaje de Jesús, el Salvador, capaz de Liberar al Humano de cualquier yugo.

Podemos interpretar la Biblia y otros Textos Sagrados, debemos hacerlo para hallar la Luz que hay en ellos y en especial los evangelios donde “hable o dicen que hablara Jesús”, Creo que nombran por ahí 70 u 80, evangelios que podrían contener información interesante; los del nuevo testamento quizá sean suficientes para alguien familiarizado, pero interpretar los menos conocidos puede ayudar a abrir los ojos a mucho Ciego, Obrar el Milagro.

Jesús deja una firma imborrable, “aquí estuvo en el Año Cero”, coge su madero y construye una Cruz, símbolo de la Luz, guía para que los Humanos Caminen Orientados al encuentro con su DIOS, pero con el Fin de manipularnos Nos han enseñado a Temer a un DIOS que es AMOR, en lo que constituye el mayor engaño a la Humanidad que se haya producido nunca.

La Historia de Jesús es muchas cosas, pero sobre todo es la Historia de un Guerrero y una Batalla Épica; la Espada, la Palabra de DIOS y  el Milagro del AMOR.

Olvidemos castigos y amenazas eternas, no tenemos que ponernos nerviosos y memorizar densos textos para superar ninguna prueba, proponernos “honestamente” merecer llegar a la Verdad es suficiente.

La Divinidad, DIOS,  Ama y Perdona cada día…

Yo DECIDO dedicar mi Talento, sea este mucho o poco, a lograr ver un Mundo Justo y en Paz.

Yo Planto mi semilla Hoy, 31/03/2024, sin Miedo al qué dirán o a lo que pretendan hacer a mi “cuerpo”, Ignorantes, Ciegos juzgando al tuerto que señala hacia la Luz.

La película de Jesús es mi película y también la vuestra, es la de todos, lograr Conectar primero y después Compartir con el resto. 

La película, “sembrar”, comienza Aquí, en esta Tierra, pero seguimos viéndola después desde el otro lado, disfrutando de ver los “frutos” o lamentándonos por haber caído en el engaño.

Jesús es un “oftalmólogo del Alma”, de los mejores en interpretar la partitura Divina, su Obra, ejercicio que Nos Honra ya para Siempre a todos, en el Cielo y en la Tierra.

Krishna, Lao Tsé, Budha, Jesús, Tú y yo, todos Somos UNO, aunque todavía como conjunto Nos resulta difícil de entender.

No vengo Aquí a vender una moto, no he venido al Mundo a eso, con todo mi AMOR os digo que esto no va de Creer en nadie en especial, no va de Creer en unos o en otros, va de CREER en UNO MISMO y enfocar esta Realidad desde la Perspectiva adecuada.

¿Ego, yo?

No solo TU ERES DIOS, todos los demás también, por lo que las implicaciones cambian…

¿Quién se Cree aquí más o mejor que el resto? ¿Por qué? ¿Dónde radica Nuestro Valor cuando lo Único Valioso Aquí no es solo Nuestro? 

Lo Único que tenemos Aquí es una Responsabilidad y un Privilegio que, cegados por la Materia, pocos parecen capaces de lograr Intuir o “ver”.

No hay que hacer, nada más que pensar y Comprender Quiénes Somos, no hay nada más importante; no tenemos que ir a ningún lugar ni “hacer” nada, la Verdad y la Libertad están dentro de Nosotros esperando “ser descubiertas”, solo tienes que CREER EN TI.

“Castigo” Divino, el Juego, “ser capaces de verlo” o no…

Te la juegas Aquí con lo que ves y lo que Juzgas, Somos Juez y parte a la vez… 

¿Difícil decisión, no?

Sobre todo, lo más importante, no caigamos otra vez en el mesianismo AMIGOS, es un error y una trampa, TODOS SOMOS ÉL mismo, una y otra vez…

https://t.me/Drfintextos

NOTA: El objetivo es evitar la CENSURA, hacer fotocopias y Compartir. Espero que este TEXTO resulte Útil y sea apoyado con 1 euro. ES30 2080 5038 4130 4003 3209. Ánimo y Gracias.

Artículo relacionados

1 COMENTARIO

  1. Un gran texto,sin duda.

    En ninguna película o producción de Hollywood se narra lo que ocurrió después de la resurrección de Cristo.Tampoco en ninguna producción cinematográfica española.

    Tras aparecerse Cristo resucitado a los apóstoles,les dijo que llevasen su palabra al mundo que evangelizasen.

    De este modo Santiago el mallor,subido en un barco de piedra…partió desde Jerusalem hasta Iría Flavia,en Gallaecia-Hispania.La leyenda dice que fue acompañado por la madre de Dios,otros dicen que se apareció en el lugar donde varo la barca.

    De este modo Iría Flavia de convirtió en un centro administrativo que llegaba hasta Huesca y hasta Castilla.Se creo un importante Obispado que reunió a varias familias,estás familias fundaron multitud de aldeas cristianas,cada una con su capilla,hablaban una lengua latina-galecia,de donde nace la lengua gallega.

    Hasta que siglos más tarde no se hayase el Sepulcro de Santiago no se crearía el Obispado de Santiago,y conforme se crearon reinos aquellas primitivas aldeas pétreas quedaron abandonadas o el límites de otras provincias.

    Aquellas familias de Iría Flavia,se reprodujeron y crearon las primeras familias españolas o los primeros pobladores ‘cristianos’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes