miércoles, abril 24, 2024
InicioOpiniónColaboradoresViejos cuentos con caras nuevas

Viejos cuentos con caras nuevas

Artículo de Alfonso de la Vega

Socialismo de raíz, así es Koldo…-Un ejemplo para la militancia” (Pedro Sánchez, presidente del gobierno)

A veces, la mitología popular ha imaginado toda una cosmogonía en la que no solo se identifican personajes individuales sino razas enteras incluso con pormenorización de sus costumbres. Así cierta raza peligrosa y maldita que por imprimir carácter supera las definiciones individualizadas. Entre tales personajes míticos según los expertos destacarían los asustaniños con sus variantes, los sacamentecas, el hombre del saco y el coco.

Hoy estamos en una época de infantilización programada en la que el Poder pone toda clase de trabas a que puedan madurar las criaturas, asumiendo como propias responsabilidades de adultos. De modo que muchas de las figuras de asustañiños valdrían para los actuales súbditos embrutecidos o inmaduros de todas las edades. El miedo es un instrumento extraordinariamente útil para esclavizar a la gente. Pero las figuras modernas de los tradicionales asustaniños adquieren formas algo diferentes de las tres clásicas más comunes: el coco, el hombre del saco o el sacamantecas. Sin olvidar a la bruja asesina y caníbal disfrazada de dulce viejecita de ciertos cuentos.

Esta última estaría bien representada a nivel internacional por la terrorífica y corrupta globalista y agendista Úrsula Von Comisionen personaje maléfico y tenebroso, aventajada discípula de la bruja caníbal de Hansel y Gretel, que envuelve sus mayores maldades y desafueros con una cínica sonrisa de viejecita frágil y angelical antes de meterte la directiva o normativa trapera hasta el higadillo. En otros casos la sonrisa corresponde al falsario, capo de capos ibéricos, capaz de enviar a sus asustaniños a las víctimas para que aflojen la mosca mientras presume de lo bien que lo hace.

Sacamantecas es un personaje que asusta para hacer entrar en razón contribuyentes remisos o disconformes con el saqueo de la Monarquía o que son elegidos para ofrecer donaciones voluntarias especiales. Va armado con una gran navaja con la que abrirá en canal a sus víctimas y sus cuentas corrientes que tengan la mala suerte de caer en sus emboscadas de revisión o inspección. La temible figura de sacamantecas se puede asimilar fácilmente a la banda de Ábalos, el de las maletas y los salteadores fendetestas que no necesitan llevar la cara tapada para perpetrar sus abusos y latrocinios por estar amparados por leyes inicuas, liberticidas y ruinosas o la complicidad necesaria, si llegase el caso. Pobres súbditos de Su Majestad que se ven obligados a financiar su propia esclavitud, ruina y creciente opresión a mayor gloria de vagos, políticos, mangantes y matones del pertinaz socialismo, en general.

Pero hay otros sacamantecas organizados que especulan con el sufrimiento y la necesidad ajenas. Así el cínico personaje del tercer hombre en la Viena de posguerra que falsificaba antibióticos y veía a las personas desde lo alto de la noria como meros puntos negros a aplastar sin mayores remordimientos. O aquí los que mercadeaban con unas mascarillas supuestamente salvíficas pero perjudiciales. Unos supuestos expertos que nunca existieron garantizaban la estafa al modo mohatra. Un atentado contra la salud pues además del aspecto del robo monetario se obligaba a las víctimas a respirar sus propios gases de desecho. Claro que peor era el escándalo terrible de los ancianos encerrados y vilmente entregados a la muerte.  Al final nadie será procesado por esas muertes pero puede que sí por la estafa mohatrera. Una pintura significativa y fidedigna del estado actual del Régimen. 

El Hombre del saco significaría el temor a la desaparición, a la violenta separación de nuestro mundo, nuestra cultura y civilización. A un falso despertar convertido en pesadilla. Se trata de un gigantón obeso de intenciones aviesas con un gran saco a la espalda para meter a los crédulos seguidores de la agenda 2030. El depravado ogro judío Shawb Rothschild ayudado por el también satánico eugenista judío Harari bien pudiera personalizarlo, mientras ambos meten a sus víctimas en el saco de la agenda 2030 con o sin ayuda de la Inteligencia Artificial. El doctor falsario es uno de sus más peligrosos testaferros políticos en el Reino de España.  El ogro ex ministro y sus mamporreros hacen su agosto con la miseria ajena. De portero de casa de putas y trasegador de maletas misteriosas a consejero de RENFE para que luego digan que el socialismo no promueve la prosperidad del trabajador. La realidad imita al arte. En cierta novela de Wenceslao Fernández Flórez uno de los protagonistas se interesa por la suerte de su habitual mozo de equipajes en la estación. Le contestan: Tuvo mucha suerte, se encontró unas maletas con contenido comprometedor para el gobierno, de modo que me lo han hecho director general de la república.

El Coco es una figura que causa espanto, simboliza el miedo a lo desconocido, pero que a gusto y granjería de nuestros amos bien puede materializarse en un misterioso virus de oportuna fabricación farmacéutica, en terroristas presupuestados, las hambrunas artificiales, el cambio del clima climático climatizable, los malvados blancos heteropatriarcales, los extraterrestres, la pretendida extrema derecha o cualquier señuelo que nos coloquen delante de las narices. Miedo que, por ejemplo, hace que sus víctimas se dejen introducir vacunas y más vacunas todos los años por orden de la tele o los lobos pastores del rebaño mientras no sean definitivamente apuntilladas. Miedo a que el recaudador antiguo portero de burdeles les exija la partija del botín. Al estilo del famoso juez prevaricador modelo de los togados del rojerío, “querido Emilio, suelta la mosca”.

Nada nuevo bajo el sol con o sin cambio climático climatizable. Se basa en la impunidad más que en la rara invención ingeniosa. Ni siquiera, a cada cual lo suyo, es invento original del doctor falsario ni tampoco del satánico ZP. En los para algunos añorados tiempos de la era filipina se hicieron famosos los heroicos próceres que pillaban en “pellones” como unidad filantrópica de corrupción. Los FILESA y TIME EXPORT o de las gloriosas hazañas delictivas del propio director socialista de la Guardia Civil que debía combatir los delitos. Guarda cierto parecido con los logros empresariales desarrollados por el Instituto Noos, la famosa escuela de negocios de Urdangarín, pero el secreto del éxito está en el poder detrás del simple agente comercial.

Así que cabe recordar que el modelo de los íntimos colaboradores del ex ministro y secretario de organización de la banda y demás dirigencia y autoridades del heroico socialismo posmoderno, se encontraba en la estafa mencionada. El pretexto era financiar las campañas del Partido pero, cosas que pasan en las mejores famiglias, alguna pesetilla despistada quedaba en el bolsillo del honrado recaudador mafioso para  la Causa. Esta financiación ilegal consistía en inflar contratos públicos para recibir la comisión correspondiente. Aquí el precio inflado de unas partidas de mascarillas de uso impuesto que no son solo innecesarias sino también perjudiciales. Acaso la diferencia es que el trato de los traficantes en mascarillas ahora se hacía en pisos del mismo gobierno.

Pero, tranquilos, prietas las filas del filantrópico socialismo, apenas va a pasar nada si tenemos en cuenta ciertos precedentes. Al pobre juez Marino Barbero que instruía el sumario lo estuvieron burlando y hostigando en lo personal hasta que el buen hombre se murió ante la indiferencia o falta de solidaridad de sus amedrentados compañeros. Y al fugado director Roldán lo pilló el famoso capitán Khan en el misterioso Laos, solo o con ayuda de otros.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

3 COMENTARIOS

  1. Noticias desde EEUU.

    A pesar que una destacada sub agencia gubernamental bajo el sello del departamento de seguridad nacional calificó las elecciones del dosmil veinte como las más seguras en la historia estadounidense, un nuevo estudio publicó que la amplia expansión del voto por correo, así como el fraude resultante, casi con certeza cambiaron el resultado de la carrera presidencial del 2020. Fuente: The Epoch Times en español

  2. La que te espera en breve satanico veras que pronto las entidades actuan contra ti y los que murieron que te esperan muy pronto. Tu sigue y no hagas caso a los sueños que ya te estan avisando sigue majete.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes