viernes, abril 12, 2024
InicioOpiniónColaboradoresOraciones a San Pancracio

Oraciones a San Pancracio

Artículo de Alfonso de la Vega

Don Felipe Juan Pablo Alfonso de Todos los Santos de Borbón y Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg se nos ha revelado como un esforzado mercader de telas invisibles. Su extraño empeño en defender la constitución del 78 que nos ha llevado a este terrible hediondo muladar sólo puede entenderse porque aún es más obtuso de lo que parece o, lo que no sé si es peor, en que se empeña en engañar al personal para intentar mantenerse en la lucrativa poltrona en la que inmerecidamente ha colocado a su familia el hoy denostado general Franco, en su mayor error histórico como patriota y estadista.

Por pura lógica aristotélica si efectivamente la constitución fuese buena, para lograr resultados tan nefastos lo que resulta rematadamente malo sería el desempeño de las instituciones constitucionales de la Monarquía, empezando por la Corona que no desperdicia ocasión de ponerse en ridículo hazmerreír de propios y extraños.

Pero, en este caso, son las dos cosas, una constitución chapucera e inservible entronizada bajo el patronazgo americano para tapar la verdadera naturaleza oligárquica disolvente del sistema político agravada por la estulticia, la carencia de patriotismo, la felonía, la traición o la corrupción  de la clase dirigente borbónica. La primera corrupción es la del Entendimiento y de ahí el intento filipino de darnos gato por liebre.

Sea como sea la defensa de la constitución está empezando a decaer incluso en sus antiguos defensores, cortesanos alabanciosos «tente mientras cobro» porque ya resulta imposible disimular su carácter nocivo contra la nación española a la que se supone debiera servir.  Y el botín peligra.

Sin embargo, la otra pata del turnismo borbónico, los tartufos socialistas azules de Feijoo siguen como el tonto de la linde e intentan mantener la ficción de que la cosa tiene arreglo dentro del marco constitucional tras un heroico “quítate tú que me pongo yo”. Cuestión que ya ha sido comprobada imposible. De modo que el PP o socialismo azul que se reviste de derecha progre forma parte del problema pero no de su solución. 

Si queremos salvar a la nación antes de que resulte ya demasiado tarde es “condición sine qua non” derogar la actual constitución y entronizar otra, al menos con descentralización administrativa pero sin autonomías ni cupos, con garantía de auténtica separación de poderes, verdaderamente representativa, con una ley electoral que dificulte los pucherazos, permita la igualdad de todos los españoles ante la ley, limitando en lo posible el nefasto papel de los partidos políticos.

La jefatura del Estado debiera ser electiva para intentar evitar que un incompetente pusilánime pueda mantenerse en la más alta magistratura sin más razón que el ejercicio del nepotismo, del linaje en vez del mérito y de la virtud. Y ejerciendo de caballero de mohatra para dar visos de legalidad a las mayores aberraciones, incluso contra la propia letra de la constitución de la que presume ser garante.

La democracia debiera servir para supervisar y limitar el poder de los gobernantes, pudiendo destituirlos de ser necesario. Estamos viendo que no es el caso de la actual Monarquía española. La impunidad de la delincuencia de todas clases que observamos con el Régimen borbónico es factor de desmoralización ciudadana. La sensación de impotencia que domina a la sociedad española es insufrible e intolerable. Un sistema que permite que las instituciones actúen contra la nación es un régimen ilegitimo que debe ser abolido.

La ayuda de San Pancracio

En una futura etapa de reconstrucción nacional habría que tener en cuenta la metodología presupuestaria. De seguir así, en cuánto nos dejen de prestar dinero, el régimen borbónico no tendrá para pagar a los jubilados, ni las nóminas de los funcionarios, entonces llegará la caída de la venda, la revuelta social y volveremos a desastres históricos ya padecidos. Claro está que el cultivo del déficit y la deuda es el alimento de los amos que para eso colocan políticos títeres que los sirvan.

Ya puestos a soñar, con la ayuda e intercesión de San Pancracio, si se consiguiese la abolición de la ruinosa Monarquía y su sustitución por un sistema político verdaderamente representativo que proteja a la nación española sería estupendo la elaboración de un presupuesto base cero. Además de para ahorrar y detectar desfalcos sirve para crear y promover una cultura de gestión de costos y responsabilidad.

La elaboración de presupuestos de base cero es una técnica presupuestaria en la que todos los gastos deben estar justificados para un nuevo periodo o año a partir de cero, sin condicionantes previos, al contrario que renovar el presupuesto anterior más o menos aumentado en un porcentaje. Es una técnica muy eficaz para ayudar a identificar y eliminar costos innecesarios, mantener el control de los gastos y centrarse en iniciativas verdaderamente necesarias o importantes.

La presupuestación de sistema base cero permitiría considerar las prioridades más altas en lugar de lo que se ha hecho históricamente o mantener el suicida despilfarro autonómico. Con el ahorro de costos detectado, las autoridades, ya legitimadas y sin saquear más al humillado contribuyente, pueden centrarse en realizar los cambios necesarios para adaptarse a las necesidades sociales, promover la innovación y la riqueza o atender las variaciones geoestratégicas y los cambios económicos mundiales.

Por encima de todo, la técnica de Presupuesto Base Cero permite identificar el ahorro de costos, reasignar esos ahorros a un uso más estratégico y fomentar un crecimiento sostenible. Sería muy bueno para España, pero imposible mientras dure la Monarquía.

Cuestión geoestratégica fundamental es reconsiderar nuestra pertenencia a instituciones globalistas que nos impiden el ejercicio de la soberanía como la UE o la OTAN.

La situación mundial se está complicando de modo muy peligroso y por desgracia contra sus legítimos intereses España está situada en el lado equivocado de los conflictos, que desgraciadamente pueden llegar a ser bélicos abiertos. Se añora la lúcida neutralidad de los tiempos del franquismo cuando se intentaba mantener un mínimo de soberanía en beneficio de la nación española.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

2 COMENTARIOS

  1. Se puede enviar al Rey Felipe y a Leti al paro?,Leticia podría trabajar junto a la esposa de Sánchez en alguna sauna del suegro de Sanchez…y Felipe,en que trabajaría?.

    hace unas semanas Sumar proponía despenalizar -entre otros- los delitos de opinión, entre los que se encuentran las injurias a la Corona.

    Pero ahora usan esos mismos delitos del Código Penal para acusar a los manifestantes de delito de injurias y amenazas graves al gobierno.

  2. ¿Es cierto que el rey preparao,papa pitufo, es también marica?
    Que haga lo que quiera,pero que no lo oculte,es libre de hacer lo que quiera…
    Desde luego el poder debe estar todo el día en las saunas de Sánchez y Begoño y en las logias satánicas.
    Nos quieren matar lentamente…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes