domingo, abril 21, 2024
InicioCulturaMichael Boor recibe el premio Ramiro de Maeztu por su contribución literaria...

Michael Boor recibe el premio Ramiro de Maeztu por su contribución literaria a la verdad del 11M

Queridos amigos lectores. Nuestro compañero de redacción y colaborador, Michael Boor, quiere compartir con vosotros una pequeña celebración a propósito de un premio que le va a ser entregado por su investigación histórica y criminalística del 11M por haber contado las cosas de una forma amena y literaria.

El Jurado de los Círculos San Juan de Amigos de la Prensa Católica y Patriótica ha decidido conceder los Premios correspondientes al año 2023. La entrega será el viernes 26 de enero, tras una misa a las 13,15 h., en el Real Oratorio del Caballero de Gracia y una comida de hermandad a las 14,30 h. en un restaurante muy próximo. Hará el elogio de los galardonados el Presidente de los Círculos, José Luis Corral, pronunciando ellos sendos discursos.

Los Premios no se han concedido los 3 últimos años por las restricciones sanitarias impuestas, aunque sí se ha oficiado la misa en sufragio de los premiados y socios fallecidos, que lo son de pleno derecho los lectores que lo fueran de «Fuerza Nueva», «La Nación» y «Siempre p’alante».

Este año los premiados son José María Permuy, Miguel Rodríguez Cervera (alias Michael Boor) y Carlos Fdz. Barallobre.

A propósito del premio, Michael Boor nos dice lo siguiente:

«Como muchos de vosotros sabéis, durante muchos años le he dedicado mucho tiempo a este tema del 11M y ya hace algunos años que el camarada José Luis Corral se fijó en mi humilde aportación y me propuso para un premio que tiene un nombre que es lo que más me gusta de todo. Ramiro de Maeztu.

No puedo estar más contento y orgulloso de recibir un premio que lleva el nombre de alguien a quien he admirado tanto, no solamente por su trayectoria como hispanista, sino ante todo por haber dado ejemplo hasta el final y entregado su vida por la Patria, vilmente asesinado por las hordas democráticas que ahora tanto homenajean los traidores del PSOE y del PP.

Mi relato sobre el 11M, en realidad, habla más de este último partido que del PSOE, por la sencilla razón de que eran ellos los que estaban gobernando cuando ocurrió todo, pero no sólo eso. la verdad se demuestra sola y es evidente por las pruebas de las que disponemos que el Gobierno de José María Aznar fue el primer encubridor de todos los hechos e inventor de la versión oficial que más o menos pudieron echar a andar a base de patadas, ya que nada cuadraba con nada. Y hay mucho más.

Resulta que este Gobierno también preparó activamente los prolegómenos de lo que tenía que ser luego un atentado que ellos iban a controlar con fines electorales, pero que por el camino se transformó en un arma de destrucción masiva en manos de sus enemigos: les cambiaron el día y la hora del atentado y se lo adelantaron para chantajearles a conciencia con todos los rastros que llevaban hasta ellos. Hasta su asqueroso gobierno de aprendices de terroristas.

El PSOE sólo tuvo que sentarse a esperar como el chantaje terminaba con Zapatero como pensable ganador de unas elecciones que traía perdidas y bien perdidas. Por lo tanto, es hora de ajustar bien las cuentas a la derechita cobarde y traidora que sólo sirve para que gobierne el PSOE aunque nadie los quiera ver ni en pintura. No olvidemos que son la misma gente que ha echado tierra y hasta escupitajos sobre las tumbas de los patriotas como Ramiro de Maeztu que defendieron a España en el momento más crítico de su Historia, precisamente cuando estuvimos a punto de desaparecer totalmente como la Nación milenaria y cristiana que somos.

Al margen de todos los verdaderos datos que cuento en mis investigaciones quiero recalcar, de paso, las historias anónimas y olvidadas de muchas personas que tuvieron relación con los hechos de muy diversas maneras. Personajes que estuvieron pisando moqueta en este asunto o que lo vivieron desde la puñetera calle más dura, en el caso de los magrebíes confidentes, a los que la seguridad del Estado tenía previamente para hacer de cabezas de turco cuando las bombas estallasen.

De hecho, de forma no sorprendente, es precisamente esta derechita cobarde en la que cobarde y vilmente ha ignorado más y durante más tiempo una causa que hicieron suya en su día y que era eso de saber la verdad del 11M. Una verdad que exigieron a voces, muchas veces en la calle, en sus ridículas manifestaciones peperas, pero que al final se demostró como otra ridícula muestra de su hipócrita cambiarse de chaqueta a cada rato. Mi conclusión es que no nos podemos esperar mucho de esta gente por mucho que vengan a Ferraz a dar voces.

«Ya sólo queda morir», que así se llama mi investigación, plasmada de forma literaria, es un compendio de vidas, muchas de ellas anónimas y otras no, pero que se van cruzando por las mismas calles españolas que ahora pisamos nosotros. Una historia de hace veinte años que sigue muy de actualidad en el control de los ciudadanos por medio de las cloacas y los falsos líderes políticos, pero ante todo en el ataque constante a la identidad común e individual de los españoles, a los que se nos quiere negar ser nosotros mismos en nuestro propio país.

Las anécdotas más brutales de esta triste historia tienen lugar en torno a la masacre del 11M. Con especial énfasis en las desconocidas víctimas que han sido, antes y después de este cobarde atentado terrorista, los inesperados protagonistas de una historia policíaca en la que poco es lo que parece: inmigrantes magrebíes que son reclutados para una cloaca política, con fines desconocidos, comparten destino con juveniles terroristas nini de ETA. Todos ellos controlados por unos polizontes que a su vez son fiscalizados muy de cerca por políticos que los utilizan a destajo en complots terroristas que luego van a utilizar de cara a las elecciones y otros fines abyectos.

La ley del silencio se impuso en todo momento con una efectividad cruel. Como ejemplos más importantes puedo poner la campaña de acoso asesina que sufrió el testigo protegido asturiano Francisco Javier Lavandera, a quien llegaron a disparar después de haber matado a su mujer de forma muy extraña y de haberle enviado las fotos de su autopsia a su casa. En su caso, el acoso y las amenazas de las cloacas se prolongan desde antes del atentado de las Torres Gemelas hasta bastante después del del 11M: siempre por haber mantenido su versión de que los falsos mineros de Avilés habían estado vendiendo explosivos a ETA y no a los falsos islamistas, inventados por el PP y sus amigos del PSOE.

Otro caso no menos surrealista se produjo cuando se presentó en el juicio el que hubiera sido el octavo suicida de Leganés, pero que en realidad no era sino un confidente a la fuerza de la Policía Nacional de quien luego quisieron librarse por las bravas. El imán Cartagena, apodo impuesto por los mismos controladores judiciales que, según el increíble testimonio de este magrebí, no dejaron de chantajearlo para que colaborarse con ellos en una extraña misión de infiltración en círculos islamistas, no menos controlados de por sí por la propia policía que lo enviaba a espiarlos. De hecho, está esa curiosa anécdotas según la cual este confidente policial pilló a sus controladores reuniéndose con los radicales islamistas a los que él estaba vigilando! Es increíble de todo es que a continuación del atentado, después de comprobar todo lo que este marroquí sabía de ellos, las glocas policiales lo invitaron a ir al piso de Leganés para una última comprobación en lo que iba a ser su más que probable sentencia de muerte.

Ambos testigos protegidos y otros muchos personajes reales me sirven de conductores para contar una historia muy surrealista que quiero que sea conocida por los españoles, para empezar, por el interés político que tiene conocer de verdad la profundidad de las cloacas españolasy lo que son capaces de hacer, pero también por el interés humano que tienen todas estas historias. Inclusive las anécdotas no menos curiosas personajes como Aznar y la participación callada de un cierto monarca en el exilio que siempre nos salva a última hora, pero que por fuerza está metido en todo este lozadal de Estado que tenemos.

Por todo lo dicho y por mucho más os espero en la entrega de este premio Ramiro de Maeztu que recibiré este viernes 26 de enero por la zona de Gran Vía. Los interesados en acompañarme me pueden llamar a mi número personal: 623191492.

Muchas gracias y viva la Patria».

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

1 COMENTARIO

  1. Enhorabuena a Boor por decir lo que dice y cómo lo dice
    Pa mí que fue un golpe de Estado de la CI A encargado a su criatura E TA para acelerar la Agenda Woke en España

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments