sábado, mayo 18, 2024
InicioOpiniónColaboradoresNapoleón no ha existido jamás: demostrado a la luz de la razón...

Napoleón no ha existido jamás: demostrado a la luz de la razón y los hechos

Artículo de Colin Rivas

Serafín Adame y Muñoz, 1828-1875, escritor, periodista, estadista, y abogado sevillano ( dedicado al ensayo, ciencias jurídicas, poesía). Nacido en Sevilla en 1828 y fallecido en Madrid en 1875. – Andaluz. Escribió este libro cercano a los hechos que aquí nos conciernen. El autor, después de mucho investigar, descubrió que Napoleón es una psyop de los franceses y de un grupo masónico de Paris. Publicado inicialmente en 1849 en Sevilla.

Este no es el primer libro que prueba y refuta la existencia de Napoleón. Es más, existió un libro, y muy serio por cierto, que se titulaba “De cómo Napoleón jamás existió” o “Grand Erratum”, y que afirmaba justamente la inexistencia de este supuesto gran y tan influyente personaje. Monsieur Dupuis ya explicaba esto mismo en el tratado “El origen de los todos los cultos o la religión universal” sin embargo, ¿de dónde surge la idea que Napoleón no existió nunca? Pues todo comienza justamente a fines del Siglo XVIII y comienzos del Siglo XIX. Por aquella época apareció una escuela histórica llamada «mítica» que intentó explicar y dilucidar la escurridiza y misteriosa historia antigua como resultado de dar cobertura a mitos lejanos especialmente los solares.

Jean-Baptiste Pérès, científico y astrofísico francés cercano a las fechas cuando vivió y murió Napoleón, se atrevió a desmontar este mito Napoleónico entre otros. La teoría “histórica” (por así llamarla) tuvo muchos adeptos (quizás demasiados), especialmente en Alemania. Pero de pronto, en 1835 se publicó un pequeño folleto titulado Grand Erratum, fuente de infinitos errores en la historia del siglo XIX. La primera edición impresa en Agen era un formato treintaydosavo y no llevaba nombre de autor.

Según Pérès, Napoleón Bonaparte, de quien tantas cosas se han dicho y escrito, no ha existido jamás, pues no es otra cosa que un personaje alegórico, el Sol personificado; aseveración que quedará completamente demostrada, si hacemos ver que todo cuanto se atribuye a Napoleón el Grande esta tomado de aquel astro. Algunas de las cosas que se postulan en su libro están postuladas en este de Muñoz, también: Que se llamaba Napoleón Bonaparte, que nació en una isla del Mediterráneo, que su madre se llamaba Leticia. Que tuvo tres hermanas y cuatro hermanos, de los cuales tres fueron reyes. Que tuvo dos mujeres, y de una de ellas un hijo.

Que tenía a sus órdenes dieciséis mariscales de su imperio, doce de los cuales estaban en activo servicio, Que puso término a una gran revolución, Que triunfó en el mediodía y sucumbió en el norte. En fin, que después de un reinado de doce años, que empezó viniendo de Oriente, fue a desaparecer en los mares occidentales. Falta saber si estas diferentes particularidades son tomadas del Sol y esperamos que quien lea este escrito quedará convencido de ello. Para finalizar me gustaría mencionar a Richard Whately que fue párroco y Arzobispo Anglicana de Dublín en Inglaterra, que escribió otro libro: “Dudas Históricas Sobre Napoleón”, a principios de los 1800, comentando y dando los pormenores de este personaje ficticio llamado Napoleón, a continuación… GRATIS EN KINDLE

https://www.amazon.es/dp/B0CPCM7FM2

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes