martes, julio 23, 2024
InicioCienciaSeguimiento de la posible destrucción de la Cueva de El Juyo, cerca...

Seguimiento de la posible destrucción de la Cueva de El Juyo, cerca de Santander

En nuestro compromiso por informar de manera inmediata, sin importar la naturaleza de la noticia, nos encontramos con un tema de extrema gravedad. La posibilidad de que una de las cuevas más destacadas en nuestro país, la Cueva de El Juyo, haya quedado sepultada, ha captado nuestra atención y nos sentimos obligados a abordarlo. En especial, cuando ya nos hicimos eco de esto en práctica soledad de este posible derribo de la Cueva de El Juyo, hace dos años. Y ahora, después de 3 años desde el corrimiento de tierras que ponía en entredicho la continuidad de la cueva, seguramente producido por una imprudencia corrupta de nuestros políticos, tenemos novedades sobre la cueva que son bastante optimistas.

Miguel de Cervera en la puerta del misterio: ¿qué están ocultando en esta cueva tan interesante, amenazada por la ineptitud de nuestros gestores políticos?

Esta situación cobra relevancia al ser El Diestro uno de los pocos medios, tanto a nivel nacional como internacional, que ha tratado este asunto con la seriedad que merece. La cueva, rica en arte rupestre y con más de 14.000 años de historia, se encuentra en una ubicación estratégica, cerca de la costa montañesa y perteneciente a la pedanía del Ayuntamiento de Camargo, en las proximidades de Santander.

DERRIBOS Y DESESCOMBRO EN CANTABRIA

GRUPO MULTISERVICIOS OSMA

650046697 – Teléfono

618260781 – Whatsapp

Resulta asombroso observar cómo, a pesar de la importancia de preservar nuestro patrimonio histórico, las normativas fundamentales se han pasado por alto en la ejecución de obras que podrían poner en peligro este tesoro arqueológico. La Cueva del Juyo, con sus formaciones rocosas en forma de arco y su entorno tranquilo, ha sido un hogar para nuestros antepasados durante milenios, sirviendo como refugio y lugar de culto que ha sido considerada como la primera iglesia del mundo.

Ilustración de HodariNundu

La Cueva de El Juyo podría ser la iglesia más antigua del mundo

Este enclave alberga lo que se considera la iglesia más antigua del mundo, con un impresionante altar de piedra que representa a un ser humano transformándose en un felino, o viceversa. Un fortín que dominaba la llanura circundante y proporcionaba a nuestros antiguos habitantes un refugio seguro con todos los recursos necesarios para subsistir.

La preocupación por la posible destrucción de este sitio histórico es real, y nuestro deber como periodistas es mantener a la sociedad informada sobre este riesgo inminente. Estaremos atentos a cualquier desarrollo y continuaremos proporcionando actualizaciones sobre este importante tema.

Leones y bisontes boreales desaparecieron, pero quedó el urogallo

Leones, bisontes y osos cavernarios se desvanecieron de nuestro entorno con el paso del tiempo. La cueva quedó gradualmente en el olvido a medida que nuestros ancestros abandonaron su estilo de vida nómada y rupestre, optando por viviendas cada vez más elaboradas. Además, cambios significativos en el ecosistema ocurrieron a raíz de la expansión del mar sobre áreas previamente cubiertas por una estepa boscosa al estilo báltico. Leones, bisontes y osos cavernarios desaparecieron de nuestro paisaje cantábrico, dando paso a un clima y vegetación más acordes con el ecosistema atlántico que observamos en la actualidad. Vestigios naturales de esa época perdida, como el urogallo o el ciervo ibérico, representan especies adaptadas a un clima boreal ya extinto pero conocido por nuestros antepasados de la cueva del Juyo.

El clima templado se volvió esencial para la supervivencia de la fauna actual, como ciervos, corzos y jabalíes, a diferencia del bisonte europeo, que prefería temperaturas más frías. A pesar de estas diferencias, todas estas especies compartían la preferencia por hábitats de espacios abiertos. La cabra montés, impulsada por el avance de los glaciares, logró alcanzar los roquedos más inaccesibles del área, desplazándose hacia altitudes más bajas, cercanas a la costa y casi al nivel del mar.

El impresionante altar con teriántropo en El Juyo

Las pinturas rupestres revelan la coexistencia de diversos carnívoros junto a los humanos, incluyendo al león de las cavernas, extinto hace 12.000 años, así como el leopardo y la hiena de las cavernas. Pero lo más curioso y revolucionario de este yacimiento es el altar con teriántropo en El Juyo, que podría ser la gran demostración de que estamos ante un auténtico templo prehistórico: una piedra cúbica que representa la hábil escultura de un rostro que es mitad humano y mitad felino.

La transición climática dio lugar a nuevos depredadores más actuales como el lobo, el zorro y el turón

Hace aproximadamente 14.000 años, se produjo un cambio ambiental significativo donde los bosques ganaron terreno a expensas de las praderas. Este periodo también marcó el predominio de nuevos depredadores más actuales como el lobo, el zorro y el turón. La fauna local se vio enriquecida con la presencia del oso cavernario, evidenciada por las marcas de su paso en las paredes de El Juyo y las áreas de osera donde se refugiaban durante los momentos más fríos. No fue hasta una alteración considerable en las condiciones ambientales y la moderación de las temperaturas que el oso pardo ocupó su lugar en este ecosistema.

Una joya paleolítica, meticulosamente estudiada incluso por la Universidad de Chicago, se vio amenazada por una serie de eventos lamentables que han comprometido la integridad de una de las cuevas prehistóricas más relevantes. En el desarrollo paleolítico e histórico de este enclave único, científicos de renombre llevaron a cabo investigaciones significativas, entre ellos un equipo de profesores y estudiantes enviados por la Universidad de Chicago en la década de los noventa, bajo la dirección del sacerdote, paleontólogo e historiador González Echegaray.

Sin embargo, en el año 2021, la señora Nieves Portilla, una política local, y otros individuos, intervinieron de manera inapropiada al llevar a cabo obras de pavimentación para construir un amplio estacionamiento justo al lado de esta preciada cueva prehistórica. Las acciones realizadas sin los permisos y autorizaciones requeridos representaron una amenaza inminente para la cueva, generando preocupación entre aquellos que valoran su importancia histórica y arqueológica.

DERRIBOS Y DESESCOMBRO EN CANTABRIA

GRUPO MULTISERVICIOS OSMA

650046697 – Teléfono618260781 – Whatsapp

La corrupción pueblerina local como probable causa de un riesgo tremendo para la cueva

Las imprudentes obras incluyeron la instalación de puntos de luz, la realización de zanjas en el terreno para colocar las luminarias, la colocación de tubos para desviar el curso del agua descendente de la dolina y la nivelación del entorno con una gran cantidad de pavimento homogéneo y muy pesados. Estas acciones, llevadas a cabo sin respetar las normativas pertinentes, parecen haber producido un deslizamiento de tierra que comprometió seriamente el entorno de la cueva, poniendo en peligro su integridad y desafiando su valor arqueológico.

Las cosas no se hacen así, nos dice Carlos Osma, que es especialista en trabajos forestales en Cantabria y también en desescombros y derribos. Todo esto ha sido un despropósito que se enmarca en otras actuaciones imprudentes e ilegales, como la que en otro espacio natural cercano vivió el desastre urbanístico y natural del Alto del Cuco. ¿De verdad no podemos hacer las cosas mejor desde las instituciones y cumplir los protocolos necesarios y pensar en el medio ambiente? Por lo menos, habría que considerar que el cuidado del patrimonio histórico y cultural está relacionado directamente con el turismo y con nuestra identidad más básica. No podemos dejar que las cosas se hagan de cualquier manera y yo animo a los ayuntamientos y entes públicos, que están a cargo de patrimonio cultural y natural, a contar con verdaderos profesionales que les asesoren bien y trabajen correctamente.

La Dirección General de Patrimonio Cultural y Memoria Histórica evaluó los perjuicios ocasionados por estas obras no autorizadas, que afectaron uno de los yacimientos arqueológicos más significativos del Magdaleniense cantábrico. A pesar de la gravedad de la situación, la sanción impuesta a la Junta Vecinal de Igollo en Camargo y a la Fundación Naturaleza y Hombre fue de 10.000 euros cada una, totalizando 20.000 euros. Esta multa, considerada por algunos como demasiado suave, provocó la exigencia de responsabilidades políticas por parte de la oposición, quienes instaron al alcalde, Diego Movellán (PP), a tomar medidas contra Nieves Portilla, solicitando su inhabilitación de todos los cargos en el Ayuntamiento. Realmente es increíble que esta persona se haya podido ver envuelta en una situación tan absurda y negligente y pueda seguir a cargo de nada en ningún ayuntamiento.

TRABAJOS FORESTALES EN CANTABRIA

GRUPO MULTISERVICIOS OSMA

650046697 – Teléfono618260781 – Whatsapp

Un desastre probable envuelto en el silencio sospechoso de la Administración

Desde este medio, abogamos por la responsabilidad subsidiaria de Nieves Portilla y las personas involucradas en estas acciones imprudentes para asumir el pago y revertir las obras a su estado original, evitando que los vecinos de Camargo sufran las consecuencias financieras. Además, respaldamos la revisión del convenio entre la Fundación Naturaleza y Hombre, la Junta Vecinal de Igollo y el Consistorio, con el objetivo de salvaguardar este patrimonio histórico y evitar futuras violaciones de este calibre contra nuestra herencia cultural y natural.

El doctor Roberto Ontañón me aseguró en Fitur que la cueva de el Juyo no había sufrido daños y hasta me afirmó que las obras ilegales de personal del ayuntamiento de Camargo no han tenido que ver con el argayo.

Ni en la Universidad de Cantabria ni en las diversas concejalías relacionadas con la Cueva del Juyo y otros lugares pertinentes obtenía respuestas a mis preguntas. Mi descubrimiento de la cueva fue recibido con gran emoción, ya que desconocía la existencia de algo tan impresionante tan cerca de mi hogar. Sin embargo, para mi pesar, ya se había producido un desastre. Un año después del deslizamiento de tierras que hizo temer a muchos, incluyéndome a mí, que la cueva misma había dejado de existir por un colapso consecuente, las respuestas eran escasas.

A pesar de mis persistentes esfuerzos de investigación para obtener información calificada, ni en la Universidad de Cantabria ni en las diversas concejalías y lugares donde se supone que hay técnicos obtuve respuesta alguna. La falta de comunicación se convirtió en motivo de preocupación, especialmente después de que el político local Zuloaga describiera la situación como un auténtico atropello, llevado a cabo por personas imprudentes que se saltan las normas que hacen cumplir a los demás.

El sacerdote y arqueólogo y paleontólogo González Echegaray: una eminencia internacional que lideró el estudio de esta cueva junto a la Universidad de Chicago.

Preocupación no resuelta por el posible derribo de la Cueva de El Juyo, en Cantabria

En un intento de comprender lo sucedido, me desplacé al lugar en varias ocasiones para observar los efectos del deslinde de la colina con mis propios ojos. La magnitud del deslizamiento de tierras, con tantas toneladas de tierra desplomándose, era difícil de imaginar. La posibilidad de que la cueva hubiera dejado de existir se presentaba como una amenaza real, considerando que el deslizamiento afectó las colinas bajo las cuales discurren sus galerías.

Aunque el profesor Roberto Ontañón, especialista en Paleontología, aseguró que la cueva de El Juyo estaba intacta y que el deslinde no se debía a las obras ilegales de la pedanía de Igollo, la desconfianza sigue en mí por las numerosas decepciones sufridas ante la falta de información a lo largo de los años. La ausencia de noticias sobre el tema, mientras el silencio mediático contribuía al archivo provisional en 2021 de la causa contra las personas del Ayuntamiento de Camargo que habían ignorado las mínimas normas de preservación del patrimonio, generó aún más escepticismo.

Tras tres largos años de silencio administrativo, los tribunales impusieron en 2023 una sanción de 10.000 euros a la Junta Vecinal de Igollo y la Fundación Naturaleza y Hombre por obras no autorizadas en el entorno de la cueva de El Juyo, catalogada como Bien de Interés Cultural. Sin embargo, la multa, considerada demasiado suave por algunos, generó exigencias de responsabilidades políticas por parte de la oposición, que pidió medidas contra Nieves Portilla, presidenta de la Junta Vecinal de Igollo y concejala en el Ayuntamiento.

La cueva de El Juyo, a pesar de la posible adversidad, destacará para siempre como uno de los tesoros ocultos más importantes de Cantabria y de España entera. Su relevancia arqueológica, vinculada al Magdaleniense Inferior, se mantiene a pesar de los desafíos recientes. La preservación excepcional del yacimiento permite acceder a un espacio prácticamente virgen, donde las evidencias arqueológicas han resistido el paso del tiempo. Aunque su reconocimiento ha sido opacado, la cueva de El Juyo sigue siendo un testimonio invaluable de nuestro pasado compartido con animales salvajes, reflejando una riqueza arqueológica que merece ser protegida y apreciada por las generaciones futuras.

El análisis de una empresa de trabajos forestales en Cantabria

El correcto cuidado profesional de los montes en Cantabria es todavía una asignatura pendiente, nos dice Carlos Osma, de una empresa de trabajos forestales en Cantabria. Una correcta poda y limpieza facilita el tránsito de la gente y del ganado, el cuidado del monte mismo y la prevención de los incendios o de otros accidentes. Además, es una responsabilidad política de primer orden cuidar de nuestro ámbito natural, pues nadie más puede hacerlo sino las autoridades municipales y regionales.

Hay muchas tareas que estamos realizando constantemente y que son de primera importancia a la hora de cuidar los entornos naturales de los pueblos y los montes.

  • Realizamos todo tipo de trabajos forestales en Cantabria y provincias vecinas, desde podas a limpieza y quemas controladas de rastrojo a localización y la apertura de senderos para destrucción de nidos de avispa asiática y otras plagas.
  • Apertura y limpieza de caminos vecinales y forestales, incluyendo también los cortafuegos que impiden la propagación de los incendios.
  • También realizamos demoliciones y desescombros de antiguas edificaciones, depositando en puntos limpios estos restos el cumpliendo siempre la normativa sobre residuos peligrosos.

TRABAJOS FORESTALES EN CANTABRIA

GRUPO MULTISERVICIOS OSMA

650046697 – Teléfono618260781 – Whatsapp

Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes