lunes, julio 22, 2024
InicioUncategorizedLa eterna asignatura pendiente del PP con la limpieza de Santander (y...

La eterna asignatura pendiente del PP con la limpieza de Santander (y la seguridad)

La eterna asignatura pendiente del PP con la seguridad y la limpieza de Santander. La cerdada en que el PP ha convertido Santander prosigue igual. Eso sí, en algunos sitios se nota más que en otros. Y no hay consecuencias para los cerdos que se dedican a dejarlo todo hecho una cerdada. La apoteosis de esta marranada del Santander más sucio de la historia ocurrió el día de Navidad, para que los santanderinos de bien pudiéramos cenar a gusto con rodeados de basura por todas partes. Basura alcohólica de auténticos cerdos que no saben tirar las cosas a la basura, si bien el Ayuntamiento no lo pone nada fácil, porque sabiendo que va a ocurrir una cerdada de gran calibre no ponen multas ni ponen contenedores ni nada. Los vecinos que se jo**n. Y siempre con un déficit de policías locales en Santander que es tremendo.

La permisividad con el fenómeno de la indigencia provoca una gran suciedad y sensación de que todo vale. Una sensación de que todo vale y de que es lógico vivir tirados por ahí. El problema es que luego suceden cosas como la evitable muerte de este chico, en pleno centro de la ciudad, y todo el mundo se lleva las manos a la cabeza.

«Les informo que la ciudad de Santander permanecerá en estado de suciedad hasta al menos 2024, según las directrices de la alcaldesa», expresó el portavoz del PRC en el Ayuntamiento de Santander, José María Fuentes-Pila, tras el anuncio del nuevo pliego de limpieza de la ciudad. La situación actual de las tareas de limpieza en Santander ha sido calificada como ‘esperpéntica’ y se señala que el costo del nuevo pliego es un 20% más elevado.

Pero esto no es una opinión de nadie, sino que de forma surrealista lo reconoce la propia alcaldesa en su propia página web (gemaigual.es), que acabamos de encontrar por casualidad y que dice cosas tan impresionantes como éstas:

Vamos a ver: por un lado, está bien que reconozcan que la situación es «no óptima», pero por otro lado parece mentira que sea tan difícil ponerse al día con la limpieza en una ciudad de juguete como Santander. ¡Cualquiera les habla de limpiar Nueva York en año nuevo!

También nos parece increíble que existan puntos negros de limpieza y mantenimiento en Santander, como si tal cosa, con los políticos y administraciones echándose la culpa entre ellos y la casa sin barrer (literalmente). ¿Es que a los ciudadanos normales, no politizados, nos tiene que importar tanto de quién sea la culpa de todo esto? Además, constatamos muchos más puntos negros de limpieza y mantenimiento en Santander que son surrealistas: la calle Moctezuma o la iglesia de la Anunciación, por ejemplo, son víctimas habituales de la marcha nocturna donde todo vale, sin limpieza adecuada ni agentes de policía suficientes. ¿Es la falta de seguridad ciudadana en Santander culpa, también, de una mala gestión de la empresa de limpieza municipal?

Pero veamos las explicaciones del equipo de la alcaldesa en cuanto a la falta de limpieza en Santander

Éstas son las preguntas y respuestas que se dan a sí mismos en gemaigual.es:

¿Cuál es la situación actual del servicio de limpieza y recolección de residuos en Santander? Lamentablemente, en la actualidad, el servicio de limpieza y gestión de residuos en Santander no alcanza los estándares óptimos que merece nuestra ciudad. Esta situación es motivo de disculpas por parte de las autoridades municipales a todos los habitantes por la falta de limpieza de Santander, quienes se ven afectados por esta deficiencia en la calidad del servicio.

¿Cuál es el panorama futuro y cuándo se espera una mejora significativa? Respecto a la situación futura, el Ayuntamiento está trabajando en la adjudicación de un nuevo contrato para la limpieza y recolección de basura, con la esperanza de que esto marque una mejora sustancial en la calidad del servicio. Se estima que este proceso culminará a principios de 2024. Aunque se está avanzando en el camino hacia una solución, aún no se ha alcanzado el objetivo final, lo que significa que los ciudadanos deben tener paciencia mientras se implementan las mejoras necesarias.

¿Cuáles son las razones detrás de esta situación? La situación actual se deriva principalmente de los repetidos incumplimientos por parte de la empresa concesionaria anterior. A pesar de las advertencias y llamados del Ayuntamiento para corregir deficiencias desde el inicio de su contrato en 2013, la empresa no pudo cumplir con los estándares requeridos. Esto llevó a la resolución del contrato, tras recibir la aprobación correspondiente del Consejo de Estado.

¿Se han efectuado pagos adicionales por parte del Ayuntamiento? Es importante destacar que el Ayuntamiento ha defendido en todo momento los intereses de los ciudadanos santanderinos. Ante las dudas surgidas sobre la realización de ciertos servicios por parte de la empresa anterior, se optó por retener pagos a esta última. Esta medida no representó un gasto adicional para el Ayuntamiento, sino que más bien resultó en un ahorro significativo para los ciudadanos.

¿Ha habido alguna falta de transparencia en el manejo de la situación con otros grupos políticos? Es fundamental aclarar que no ha habido falta de transparencia en el proceso. Se ha proporcionado toda la información pertinente a los diferentes grupos políticos en numerosas comisiones. Estas instancias han servido como plataforma para demostrar una total transparencia en el manejo de la situación. Las acusaciones de falta de información por parte de algunos grupos políticos son infundadas y parecen estar motivadas por intereses políticos más que por una verdadera preocupación por el bienestar de la ciudad y sus habitantes.

También es penosa (todo está relacionado) la situación no menos preocupante de nuestra seguridad y la escasez de agentes, en especial, en horas nocturnas. Esto produce esa sensación de impunidad de los vándalos que se dedican a hacer de todo en los portales, incluso consumir droga y romper cosas, mientras que a otros les da por realizar carreras ilegales de coches por Santander que terminan en atropellos. Los propios agentes que realizan el servicio nocturno nos cuentan, de manera anónima, que la escasez de patrullas les preocupa y les limita demasiado. Que contamos con no más de 12 agentes de Policía por la noche, para todo Santander, entre municipales y nacionales.

Cada vez menos policía y cada vez más cerdos y delincuentes. Porque no nos olvidemos de que hace casi un año hubo un atropello en Santander que fue escandaloso, después de una carrera de coches por el centro de la ciudad. La víctima era un joven santanderino de 19 años, Brett, al que reventaron literalmente tras salirse uno de los campeones de rally urbano de la calzada para invadir el carril contrario. Hace falta ser cabrón y delincuente, pero es que nadie les para los pies a estos personajes. Tampoco cuando se meten en los portales de la gente a drogarse y hacer el mamón.

Por eso yo recomiendo a la gente de Santander que después de haber llamado a la Policía Local y no tener respuesta, en especial en los fines de semana, hagan lo que bien puedan para mantener sus propiedades a salvo de estos cerdos asquerosos. La delincuencia y la suciedad siempre forman un círculo vicioso que se basa en la imitación de las malas conductas, la impunidad y la falta de iluminación y de respeto por el espacio y los derechos de los demás.

En plena Navidad, Gema Igual anunció la intención del Ayuntamiento de reforzar el dispositivo de limpieza con más contenedores para la Nochevieja. La alcaldesa respondió a las imágenes compartidas en redes sociales, que mostraban las principales calles de la ciudad sucias después de la celebración de la «Tardebuena», el 24 de diciembre pasado, pero sus razonamientos son absurdos cuando el resultado vuelve a ser la misma cerdada anual que a nadie hace feliz. Sólo a los marranos que participan en este aquelarre, que debería estar prohibido de una vez.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, había instado (ya el año pasado) a los ciudadanos a mostrar «más civismo», y a celebrar las festividades «de manera moderada», de cara a los próximos eventos festivos en la ciudad. Al ser consultada por los periodistas, sobre los problemas de botellones y la suciedad durante las celebraciones de Nochevieja, la alcaldesa reconoció la singularidad de estos días festivos y abogó por trabajar juntos para lograr un mayor «consenso» entre los residentes y aquellos que participan en las festividades para el próximo año.

Pero, vamos a ver: ¿qué consenso puede haber entre los vecinos que están sufriendo la fiesta del personal más guarro posible y esos guarros, que acuden a las calles más céntricas a pasárselo bien sin pensar en recoger nada y dejándolo todo hecho una cuadra? Es que no hay quien entienda esta solución del “consenso”.

La alcaldesa destacó que se implementaron servicios de limpieza con «amplio equipamiento» y «numerosos trabajadores», así como servicios de seguridad, aunque anteriormente había reconocido que dicho dispositivo fue «insuficiente» en Nochebuena.

¡Por supuesto que fue insuficiente, tanto en 2023 como en 2022 y otros años anteriores!

A pesar de los esfuerzos de limpieza en Santander, Gema Igual señaló que aún había «residuos» en el suelo y «contenedores vacíos y a una cuarta parte de su capacidad». En este sentido, subrayó la necesidad de que la población adopte «un comportamiento más cívico», y llamó a la ciudadanía a la responsabilidad durante las festividades.

Pero es que los ciudadanos no tienen la culpa de que una piara de marranos se presente por el centro y lo dejen todo empantanado. ¿Qué podemos hacer si no tenemos la autoridad que sí ostenta la Policía Local, por ejemplo, que nunca está en esos días para poner las multas correspondientes por tanto incivismo y por beber en la calle?

En cuanto a los establecimientos de hostelería, la alcaldesa indicó que no hay razón para señalarlos, ya que han cumplido con sus horarios y aforos, sin incumplimientos significativos durante las celebraciones. De nuevo, la alcaldesa y su gente reconocen su incapacidad para hacer cumplir las más mínimas normas de convivencia y la calle, que es su jurisdicción, queda en poder de gente que no respeta nada.

No es apropiado que, a solo cinco minutos del Ayuntamiento, en plena luz del día y en uno de los barrios más poblados de Santander, haya individuos que se dediquen a dañar el mobiliario público, consumir alcohol e incluso drogas. Muchas de estas personas utilizan la zona cerrada de la parroquia de los Pasionistas para dormir e incluso para realizar sus necesidades cuando cae la noche. Y los vecinos de la zona, así como los cofrades y feligreses de la parroquia, están desesperados, ya que el equipo de Gobierno municipal no les presta atención y la presencia policial es escasa, al igual que la ausencia de los servicios municipales de limpieza viaria.

Desde este medio instamos al Ayuntamiento a ver la realidad de la calle y visitar verdaderamente los barrios, no sólo para promocionarse a sí mismos, sino para comprobar que la seguridad y limpieza en Santander enfrenta momentos difíciles, con un aumento creciente de la inseguridad ciudadana y un problema de salubridad que hemos arrastrado durante años sin que se haya proporcionado una solución efectiva.

Plaga de ratas en Santander

La oposición y los residentes de la ciudad han venido denunciando la situación de insalubridad en la ciudad durante estos años, especialmente en los barrios menos turísticos y más modestos, donde el servicio de recogida de basura no es tan frecuente como debería ser. Un ciudadano capturó una imagen que muestra una rata muerta en una acera de la calle Río de la Pila, ilustrando la persistente problemática de plagas en Santander. No es la primera vez que esto ocurre.

Ni mucho menos. No estamos ante el primer avistamiento de estos animales dañinos en las calles de la capital cántabra, cerca o lejos de los descuidados contenedores de basura. Los residentes han informado en varias ocasiones que han visto ratas cruzando la carretera en zonas más exclusivas, como Valdenoja, además de alertar sobre el tamaño que están alcanzando algunas de ellas. ¡Es lógico! Tanta suciedad favorecida desde el Ayuntamiento es la principal razón de este engorde, ya que las plagas viven de nuestros residuos y falta de limpieza.

En este contexto, la plaga de ratas en todos los barrios que sufre Santander es responsabilidad directa de la alcaldesa, Gema Igual, y de su equipo de gobierno. Un problema que en parte viene de la crisis de limpieza derivada del conflicto en el servicio de recogida de basuras de Santander. Un conflicto que acumula un sobrecoste para el año 2023 de más de 9 millones de euros sobre el precio del contrato.

¿Tienes problemas de plagas en Santander?

¿Cómo van a mantener las autoridades de la ciudad las calles limpias si no son capaces ni de arreglar sus propios problemas en su sede consistorial? En los sótanos del Ayuntamiento de Santander, la presencia de ratas y cucarachas ha sido un problema por mucho tiempo, con deterioro de los legajos archivados debido a la humedad, así como la proliferación de desconchones y grietas. Ahí están, de hecho, las denuncias realizadas por los trabajadores municipales sobre las malas condiciones de la planta-sótano de la Casa Consistorial, que plantea riesgos para la estabilidad del edificio. No es de recibo el riesgo que supone para el personal atravesar las galerías del subsuelo para acceder a distintos servicios municipales. Esto ha llevado al apuntalamiento, vaciado de enseres y prohibición de acceso a las zonas afectadas, así como la realización de un estudio estructural del ayuntamiento. La zona presenta riesgos evidentes del deterioro general del edificio, que se ve afectado de los males habituales de humedad, suciedad y plagas a los que nos hemos acostumbrado en Santander.

Las plagas de pulgas en Santander

Cada verano, la población y los turistas se enfrentan al problema recurrente de las plagas de pulgas en Santander, especialmente en parques y zonas verdes. Estos parásitos afectan a las mascotas y a las personas, causando irritación, picazón, enrojecimiento y otros efectos desagradables. Las pulgas pueden entrar en las casas y dificultar su eliminación. Además de las pulgas, también se destaca el peligro de las garrapatas en la región. Estos parásitos pueden transmitir enfermedades como la enfermedad de Lyme, fiebre manchada de las Montañas Rocosas, ehrlichiosis, anaplasmosis y babesiosis. La picadura de una garrapata puede no causar dolor, ya que secretan sustancias anestésicas, pero su alimentación prolongada puede llevar a complicaciones y enfermedades.

Es fundamental tomar precauciones para prevenir picaduras de garrapatas, como evitar áreas con alta densidad de garrapatas, usar ropa protectora y aplicar repelente de insectos. Si se encuentra una garrapata, se debe retirar adecuadamente para reducir el riesgo de infecciones.

Además de las plagas de insectos, queremos abordar el problema de la pudrición de la madera en Santander. Este proceso de descomposición, causado por hongos, bacterias e insectos, puede debilitar la estructura de la madera y causar daños significativos en edificios y muebles. La prevención incluye mantener la madera seca, garantizar la ventilación adecuada y tratar las áreas afectadas con productos fungicidas en casos severos. En resumen, es para resaltar la importancia de abordar estas plagas para preservar la salud pública y la integridad de las estructuras en la región.

¿Tienes problemas de plagas en Santander?

Artículo relacionados

1 COMENTARIO

  1. Se trata de proliferar la aparición de ratas…que luego son enchufadas en el Gobierno,a cambio de cesiones de este modo el Gobierno inaugurará un Ministerio de suciedad y ratas de cloaca,con tal de mantenerse en el poder.
    Mientras los vagabundos secesionistas siguen pidiendo a Europa que les den millones,para como en Barceló na poder ensuciar todavía más,incluso enseñar a las ratas a gruñir en catalán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments