viernes, abril 12, 2024
InicioOpiniónColaboradoresCrónica de una muerte anunciada

Crónica de una muerte anunciada

El ejercicio de la libertad depende de los pueblos, de una sociedad que conscientemente reclama y ejerce ese derecho partiendo de cada uno de sus miembros, con valor, entrega, conocimiento e inteligencia. Para que eso sea posible hay que ser críticos, saber analizar de manera racional  y sobre todo honesta la realidad, sin disfrazarla y sin justificarla cuando las acciones gubernativas son dañinas para el bien común, entendiendo por éste el bienestar de lo que nos puede ayudar a todos a ser mejores personas y crecer en un plano espiritual, no necesaria religioso. Fuera de este contexto el ciudadano deja que el Estado gestione sus derechos, de modo que, con el tiempo, llegan las cosechas en forma de abusos de poder, despotismo, autoritarismo, crisis y pesimismo. Nada es casual y todo es lógico, sobre todo si no hemos visto la trayectoria del peligro que cae sobre nuestras cabezas.

Canales en Telegram 👇👇👇
👉 El Diestro https://t.me/ElDiestro
👉 El Diestro TV https://t.me/eldiestrotv
👉 Lo que no te cuentan las televisiones https://t.me/LoQueNoTeCuentanLasTelevisiones

Siempre me he caracterizado por ser una persona sincera y directa, he criticado al poder por actuar de manera marcadamente ilegal y fuera de todo planteamiento ético, pero en este caso, me van a disculpar si cambio de tercio. La sociedad española está a punto de asistir al velatorio de su democracia y eso es muy grave. Quizás no lo notemos ahora, pero si dentro de poco cuando sintamos el sufrimiento por no haber ejercido nuestras facultades legítimas a tiempo, momento en el que puede que sea demasiado tarde.

¿Cuál es la causa de semejante desastre? Todo sistema social es alimentado por quienes lo alimentan y dan forma, en este caso los ciudadanos, como tú y como yo. Somos los que damos vida a quienes nos quieren imponer la doctrina y el dogma de la esclavitud y, no te confundas, ellos son nuestros nuestros parásitos.

La clave reside en entender un arquetipo del inconsciente colectivo que nos lleva a buscar héroes. ¿Recuerdas las películas de superman, como nos salvaba del mal y era recibido como el modelo a seguir por los hombres? Pues eso mismo. Dado que Hollywood se dedica a sacar películas que puedan potenciar nuestro inconsciente para manipularnos de manera más fácil con posterioridad, estas creencias mitológicas, del mismo tipo que podrían tener los hombres hacen miles de años en Egipto o Mesopotamia adorando a sus dioses para que les diesen buenas cosechas y  otra oportunidad para seguir viviendo y les perdonasen, del mismo modo la sociedad busca un salvador, alguien que sepa ordenar el caos y tenga el conocimiento necesario, dado que el ciudadano cree no tenerlo, piensa que no está preparado para solucionar los problemas de su vida y, por ende, necesita de un guía de manera urgente; de lo contrario es incapaz de tomar cualquier decisión en su vida; de hecho, lo defiende porque es un modo de proteger su propia dignidad frente a quienes consideran que lo atacan. Como vemos, lo que subyace en esta creencia es un problema gravísimo no sólo de autoestima, sino también una incapacidad para desarrollar las habilidades sociales con las que se establece la cooperación fructífera y exitosa entre los seres humanos. Gracias al sistema educativo, eureka: las personas que creen que son de bien, no saben hacer proyectos que impidan el éxito de los fascistas o autoritarios.

¿Y a quienes adoran en pleno siglo XXI? No es a un dios, sino a un partido político. No podemos olvidar su origen antes de la revolución francesa, cuando el rey Luis XVI se vio obligado a crear una asamblea donde se discutía si el rey estaba legitimado para impugnar la decisiones de la cámara y aquéllos que consideraban que era una figura inservible. Como los bandos no se llevaban para nada bien, los que detestaban a su majestad estaban sentados en el lado izquierdo y los que pensaban que habían que conservar los derechos reales en el lado derecho. Este hecho no tiene nada que ver con la ideología, dado que ambos grupos políticos estaban movidos por intereses colectivos-personales coincidentes, algo que se va a repetir desde ese momento. ¿Y de quién surgió la idea de formar estas estructuras? Muy fácil, de la masonería, creada en Londres en 1713 y de los Illuminati, los cuales fueron los que escribieron el guion de la famosa revolución en un libreto para eliminar la monarquía, el obstáculo para instaurar el régimen republicano en el que la masonería tendría el poder, aún más que la propia aristocracia del antiguo régimen que tanto detestaban. Desde entonces presentaron estas fuerzas políticas como las únicas gestoras de los asuntos públicos, apropiándose de las riquezas de las naciones, enfangándolas en la deuda hacia los bancos que los Rothschild fueron creando en cada uno de los países desde finales del siglo XVIII y haciendo que los mensajes de los partidos del régimen liberal, impuesto en toda Europa en el siglo XIX, engañaran a los ignorantes y analfabetos ciudadanos con promesas de un futuro mejor; sólo había que sacrificarse por el propio bien y de la sociedad que conformaba y crea el concepto que muchas personas tienen de sí mismas, para tener una concepción homogénea, algo muy necesario para considerarse un ciudadano, para formar parte de la sociedad de su tiempo. Fue así como, al mismo tiempo, crearon partidos opuestos, partiendo de la filosofía de Hegel y su dialéctica, según la cual para lograr el conocimiento verdadero hay que enfrentar a los opuestos, a los conservadores con los de izquierda o revolucionarios marxistas, muchos de ellos provenientes de las ricas cunas de familias muy portentosas y relacionada con las raíces judias de Jazaria.

Los procesos electorales siguiendo lo dicho por los Protocolos de los Sabios de Sion, sirvieron como cauce para el engaño y hacer creer al pueblo que era dueño de su destino a través del voto, primero en los hombres con ciertos nivel de renta, después para todos los varones y a lo largo del siglo XX incluyendo a las mujeres, las cuales no podían ejercer dicho derecho. Fue el modo en el que nos engañaron; por supuesto que todos los partidos admitidos en esa carrera por obtener el honor de hacer realidad los planes del sionismo internacional, bien apostaban por las mismas ideas, o bien no, en cuyo caso eran manipulados para atraera los ciudadanos hacia la dulce miel de quien nos presenta el deseado cambio (como cuando en el 15M apareció Podemos con Pablo Iglesias, como liberador del pueblo español, harto del PSOE y el PP bajo el eslogan de “la misma mierda es”; no pasaron muchos años para que ver como los que querían cargarse la casta política se convirtieron en los servidores más eficaces de los diabólicos planes de la agenda 2030, me refiero a los partidos de extrema izquierda, corriente a la que se sumó el PSOE). Dado que estas entidades, creadas por los mismos desde siempre, sirven a los intereses de sus amos, mienten porque tienen una ruta y necesitan que los ciudadanos se fíen de ellos a través de programas electorales que nunca van a cumplir o sólo en parte.

Se hace creer que cada uno tiene una ideología cuando no es así, coincidiendo en el mismo punto. Por ejemplo, hasta el momento no he visto que ningún líder hable en contra de las inyecciones o caramelos covidianos, ni que investigue los excesos de muertos, ni critique medidas dictatoriales orquestas por la Organización Mafiosa de Sicarios (OMS), haciendo de estos temas asuntos que se convierten en un tabú sobre el que no se pueden pronunciar. Es el precio que se paga por compartir aunque sea parte del pastel para los semidioses que someten al resto de los mortales que viven en la esclavitud de la ignorancia. Da igual que entre ellos se maten o critiquen, al final todos son necesarios; a los partidos críticos se le va enseñando para que adopten las maneras de políticamente correcto, tal como ocurrió con Podemos y puede suceder con Vox, momento en el que servirán a sus amos mejor que los anteriores partidos que pasarán a la historia por despreciables y detestados por el pueblo, con justa razón. Sale uno y entra otro y siempre hay para sustituir.

Por lo tanto, dicha ideología es una ingenuidad preocupante porque su esencia recae en el infantilismo que consiste en tener esperanzas mágicas, del mismo modo que los niños creen en los Reyes Magos o en Santa Claus. La madurez en este sentido no tiene edad y en no pocos nunca llega, siendo lo conveniente tener una sociedad que piense de manera tan inmadura que llevar a la sociedad al campo de concentración sea tan fácil como torear a los niños de un kindergarten.

Finalmente la gente cree que se salvará en las próximas elecciones, las cuales están amañadas desde las encuestas hasta el recuento de votos que se hace mal (en España no se han abierto las actas del 23J, por ejemplo) y nos hacen creer que la democracia reside en el pueblo el cual ha escogido a su parlamento, de modo que sus miembros, como destinatarios del poder representado, tienen la potestad de tomar todas las decisiones por nosotros. No hay mayor falacia ni disparate y los que crean que así es no sólo han sido engañados, sino que están condenados a ser los perfecto esclavos de un régimen genocida.

Está claro que el sistema social está tan podrido que el hedor es tan insoportable que es mejor ignorarlo con la mejor colonia del mercado que droga como el opers que nos hace creer que estamos en el cielo, cuando lo urgente es que la ciudadanía despierte del olor a muerto y se organice para cambiar las reglas de juego social cuanto antes para que nos liberemos de los maléficos y maquiavélicos líderes de la secta de muerte. Cualquier justificación, cualquier acto de cobardía, de pensar que no podemos hacer nada, que no seremos capaces de lograrlo porque cada uno va a lo suyo y la desunión se consumará al final a través de la traición de los cobardes, hará que la democracia muera y vivamos una dictadura fascista sin derechos humanos y que nuestra existencia gire en torno a privilegiados que nos chupan la vida, incluso nuestra sangre para sacar el adrenocromo de los niños inocentes.

La dignidad humana es algo por lo que se lucha, no se da por hecha por el mero hecho de que una constitución la establezca porque, si los ciudadanos no luchamos, lo que se diga al abrirla no serán más que cuentos de un funeral, el de todos nosotros, tiempo al tiempo…

Artículo relacionados

1 COMENTARIO

  1. Cuando a Jafet el tercer hijo hijo de Noe,se le entregaron las islas,es decir toda Grecia y toda Europa,sus gentes las fueron poblando.Esto daría lugar a la cultura grecorromana.

    Si nos centramos en la cultura griega,está vio nacer algo nuevo desde el Arte hasta la política,y por eso se puede afirmar que la política fue fundada por los postreros los descendientes del tercer hijo de Noe,que además tuvieron una excelente salud y notable belleza,como muestra la cultura única de la escultura clásica,muy distinta,a las representaciones de l,adiria,de la azteca,etc.

    Pongamos el caso de Pericles,cuya cultura marcó toda una época de esplendor dominio marítimo y colonización que llegó hasta España con grandes fundaciones griegas como Málaga,entre otras.

    Pasados dos mil años,y no a causa del cristianismo heredero del helenismo,sino a otros avatares…ahora los primogénitos los cainitas y los semitas son los que ocupan no solo los cargos de la política sino tofos los cargos habidos y por haber,hasta traducir una sociedad en donde los benjamines son vejados corrompidos,abusados,robados y desplazados,para rebdir culto al primogénito,vease la necedad de Pedro Sánchez.

    Así que una vez hechado todo a perder,ahora de que se quejan los labradores que ocupan los cargos de los filósofos?.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes