viernes, febrero 23, 2024
InicioUncategorizedUn portero asesinado y unas chicas expulsadas de una discoteca

Un portero asesinado y unas chicas expulsadas de una discoteca

Son dos anécdotas más dentro de la habitual vorágine de consumo de sustancias, peleas y todo tipo de problemas de seguridad que acompañan a la diversión nocturna. Y los porteros se encuentran en mitad de la tormenta semanal, por supuesto.

Yo estoy hasta aquí de la noche, me dice un amigo camerunés: Dúplex el León. Un boxeador profesional y modelo de fitness de Santander que ha acabado cansado de tanta insensatez por parte de los clientes y merodeadores de los pubs donde ha trabajado de portero por tantos años. He visto tantas cosas malas, Miguel, he tenido que aguantar tanto de jefes y clientes, que al final he acabado harto. Veo a la gente de fiesta y, aunque no esté trabajando de portero, ya me empiezo a agobiar. Me han provocado para que me pegue con ellos en la puerta y les he insistido en que no, que no quería hacerles daño. Me han intentado poner denuncias falsas por defender mi coche, que estaba aparcado al lado de la puerta, cuando una chica lo ha golpeado. Me han tratado mal mis propios jefes y los he visto liarla, a ellos mismos, en sus propios locales y con sus propios clientes. Incluso he visto a uno de ellos darle una patada en el culo a una chica que estaba ahí tranquilamente, delante de su mismo novio: ¡imagínate a dónde van luego a protestar! Al final, te comes lo tuyo y lo de estos malos encargados de los locales, que dejan hacer de todo y que provocan ellos mismos problemas. ¡Si hubiera sido mi novia a la que hubieran golpeado, Miguel, te aseguro que esa persona lo hubiera pagado con creces!

Pero, ¿es posible que los encargados y porteros maltraten a sus propios clientes en las discotecas?

El testimonio de unas chicas que fueron maltratadas por un portero en Valencia

Para guardar el anonimato de estas chicas, utilizaremos el nombre ficticio de Ángela Vicario:

La noche del día sábado 2 de diciembre estaba yo con mis dos amigas en la puerta de una discoteca de Valencia por primera vez. Como estaba muy lleno, desde las 3:30 nos pusimos al lado del DJ. En el portal estaba el portero un hombre de origen africano, alto y de pelo trenzado, que a eso de las 5:10 ha entrado de manera alterada gritando a mi amiga mientras que yo, al ver que ella estaba intimidada, le he dicho que no lo haga. Que no había ningún motivo para que actuara de esa manera tan violenta e impulsiva.

El portero me tomó por mis manos y, al no medir su fuerza, me hizo daño

El portero me tomó por mis manos y, al no medir su fuerza, me hizo daño. Me sacó forzosamente con una agresividad tremenda. Por el camino, una persona que no me conocía intentó defenderme, porque me estaba maltratando, diciéndole que así no se trataba a mujer, pero este portero se le enfrenta ahí mismo. Mientras tanto, otros porteros logran quitármelo de encima, pero él vuelve a sujetarme fuerte hasta sacarme del local.

Entonces, yo llamo a la policía para que mi agresor sea identificado. En el día de hoy, yo intento poner la demanda, pero él no ha logrado dejarme marcas y por eso no hay pruebas. Pero si ustedes en la disco tienen cámaras, por favor, miren la actitud de esta persona para que estén al tanto de su mal comportamiento. Pues ya que esto es el control de seguridad deben saber que este cargo es para controlar la entrada de personas conflictivas, pero yo en ningún momento presenté ningún problema en el lugar ni realicé resistencia al ser sacada del establecimiento de la peor manera. Digo esto por la indiferencia de los demás trabajadores al no comprobar que una persona está siendo maltratada en público sin justa razón. Esta persona, abusando de su cargo, fomenta la agresividad y el peligro y no hay más que ver las reseñas en Google: la mayoría de personas que se están quejando de sus controladores somos mujeres. La verdad es que quedado muy desilusionada con el trato en el lugar. Ya estoy solicitando la carta de reclamación ante Consumidores e incluso una denuncia, por posible violencia de género, por lo que veremos en qué acaba todo esto, ya que no pienso dejar impune este abuso.

Un portero de discoteca asesinado en Navarra tras mediar en una pelea

Carlos Amorín Lamas, portero de discoteca, perdió la vida a los 42 años tras ser atacado, el sábado anterior, mientras intervenía para detener una pelea cerca del establecimiento Tótem-Dalí en Navarra. Originario de León, Amorín perdió el equilibrio al recibir un golpe, impactando su cabeza contra el suelo. Posteriormente, fue trasladado de urgencia al Hospital Universitario de Navarra, donde fue sometido a una operación debido a un traumatismo craneoencefálico grave. A pesar de los esfuerzos médicos, permaneció en estado de coma con un pronóstico desfavorable hasta su fallecimiento, ocurrido el miércoles.

El agresor, responsable de la violenta acción, fue arrestado por la Policía Floral y ahora enfrenta cargos de homicidio en grado de tentativa, que se han transformado en homicidio consumado tras la muerte del portero. El Juzgado de Instrucción n.º 4 de Pamplona lo ha enviado a prisión, y podría enfrentar una condena de 5 a 10 años tras las rejas. A pesar de argumentar que actuó en defensa propia, las evidencias revisadas por las autoridades desmienten su versión. Y subrayando que, incluso si fuera cierto, no justificaría el golpe fatal que acabó con la vida del fundador de la Asociación Foral de Porteros (Asforp).

Un DJ de Santander nos comenta los peligros de la noche

Este DJ de Santander, DJ Cheda, por su parte, es uno de los fundadores de dos asociaciones de profesionales de la noche: España de noche y AEDYP (Asociación Española de DJs y Productores).

Los problemas del alcohol y las drogas son el flagelo de la noche. No sólo de los clientes, que lógicamente son los primeros que sufren todo tipo de abusos y problemas: acoso sexual, amenazas, molestias varias, agresiones de todo tipo, etc. Pero no nos olvidemos de que el personal de la noche es el más afectado, al final, pues nosotros “salimos” todos los días de todos los fines de semana y los festivales. Todas las noches, quiero decir. Lo de este portero es una más dentro de una larga lista de agresiones e injusticias que, por desgracia, vienen por dos lados: unas veces son los porteros los que se pasan de la raya mientras que en la mayoría de ocasiones, en mi opinión, es justo al revés. Por simple estadística. Pensemos en cuántas personas borrachas se pueden acercar cada hora, cada fin de semana, a la puerta de un garito para buscar bronca con alguien. Y el primero que recibe toda esa insensatez y agresividad es el portero, por supuesto. Porque nos hace de filtro a otros profesionales como camareros o DJs, para que luego no nos agredan a nosotros. Por eso queremos poner énfasis en este tema de la seguridad desde nuestra asociación, España de noche, porque conocemos de primera mano este tipo de problemas y sus consecuencias. ¿Quién va a querer aguantar todo esto en una puerta de un garito por los sueltos miserables que se manejan, con nocturnidad y precariedad y riesgos? Y luego, si pasa algo, muchos malos empresarios de la noche se lavan las manos.

El asesino del portero asesinado en Navarra está en la cárcel

Enhorabuena al asesino: por una tontería y tu exceso de agresividad has dejado a un niño de 5 años sin padre y te pasarás unos añitos en la trena, que es donde tenéis que estar los animales de bellota descontrolados.

Sus amigos y compañeros de profesión lo recuerdan con cariño e indignación.

“Era una persona de gran generosidad, nobleza y gran corazón. Un hombre íntegro, sano y deportista. No fumaba ni bebía y en la noche todo el mundo le respetaba por ser justo, pacífico y un auténtico profesional. ¿Por qué esto? Esta faena no le podía pasar a Carlos: el pobre hombre no se lo merecía”.

Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes