lunes, junio 24, 2024
InicioOpiniónColaboradoresMini reforma constitucional

Mini reforma constitucional

Artículo de Alfonso de la Vega

Gracias a los socialistas los filoetarras dominan ya el ayuntamiento de Pamplona en una inocentada sangrienta e insulto a la memoria de sus víctimas asesinadas. Los socialistas se alían con sus correligionarios y parecen mostrar así su verdadera faz.  Pero lo que en teoría resulta algo más difícil de explicar es que el partido de la presunta oposición llegue a acuerdos con los socialistas en pleno escándalo. Aunque quizás no tanto, en estos tiempos posmodernos en los que el partido del socialismo rojo y el del socialismo azul se disputan a codazos la preferencias y caricias del gran Amo para ver cual de los dos perpetraría mejor y a su mayor gusto y granjería la infame agenda 2030.

Pese a que la hipocresía y la mentira dominen la política española y globalista en general, con el golpe de Estado progresando adecuadamente el momento no puede ser más inoportuno para que Feijoo se conchabe con el falsario para reformar un asunto menor de la constitución. Salvo que, como diría McLuhan, el medio sea el mensaje y precisamente se trate de mostrar la sintonía golpista profunda. Me refiero al acuerdo entre Feijoo y el valido real consistente en volver a intentar modificar, ahora por la vía de urgencia, el artículo 49 de la constitución.

Se aduce que la reforma del artículo 49 de la Constitución es una demanda histórica de las personas con discapacidad en España. El motivo es que consideran discriminatorio y denigrante que se hable de ellas como “disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos”. En 1978 se redactó así y en su momento fue considerado un logro pero cuarenta y cinco años después resultaría inapropiado e incluso ofensivo. El término disminuido puede ser mejorable en una lengua tan rica como el español pero en sí es objetivo y no denigrante ni ofensivo. Expresa una realidad no deseada pero existente. Como lo es también la enfermedad, o la muerte. No parece que este sea un problema prioritario en la lamentable situación actual del reino.

Pero aprovechando que “el Pisuerga pasa por …” poniendo el cambio de término por razones supuestamente filantrópicas como señuelo se cuelan otras cuestiones. La ideología “woke” neomarxista instituyendo por imperativo constitucional el chiringuito o colectivo vampiro chupa presupuestos correspondiente. Y la discriminación contra el hombre, porque incluso entre los disminuidos que no se quieren discriminar a los ojos de la nueva legalidad contra el espíritu y la letra constitucionales se establece una nueva discriminación por la que un hombre vale menos que una mujer. Una reforma constitucional que precisamente va en contra de lo expresado en el artículo 14 de la constitución dicen que vigente:

«Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.»

Es la formulación de un juicio o pensamiento enunciativo muy contundente. Por tanto cualquier otra formulación que lo niegue como la de la pretendida reforma del artículo 49 resulta incompatible con ella, mientras no sea también derogada. Es de suponer que no tenemos porqué preocuparnos además de por las propias razones de Lógica. Por pura coherencia don Felipe que tanto audaz alarde de defender la constitución realizara en su último sermón navideño se opondrá con su firme contundencia habitual a perpetrar semejante disparate que vulnera lo tan inequívocamente expresado por su artículo 14 mientras este no sea también derogado.  Sin embargo, hay problemas mucho más reales.

Sin tener que hacer grandes alharacas constitucionales, bastaría con un mínimo de voluntad de hacer cumplir la legalidad en defensa de la infancia y la juventud más desfavorecida, se puede traer a colación un tema relacionado pero oportunamente ninguneado u olvidado con esto de la tan cacareada memoria democrática. Se trata de una cuestión gravísima en relación con situaciones de debilidad, inferioridad o disminuidas que en cambio no merece la atención de nuestros filantrópicos golpistas rojos y azules. Así la del escándalo balear que ha aupado a su teórica responsable, la catalanista roja madame Armegol, a nada menos que tercera autoridad de La Monarquía.

Según el testimonio del investigador Alvise, citando un informe pericial, “los centros de menores tutelados por la Armengol incitaban y autorizaban el sexo entre niños porque, según afirmaron al perito judicial, “eran niños pero era sexo consentido”. Diversos niños fueron violados analmente.” 

En el reino de España hay unos cincuenta mil niños tutelados bajo la teórica protección del Estado. Se trata de una cifra muy grande, acaso demasiado, síntoma de que las nuevas leyes socialistas contra la familia ya hacen su efecto. Pero también de un botín potencial muy sustancioso en manos de posibles depredadores sexuales.  Es importante proteger y reforzar la acción bienhechora de los buenos profesionales y gentes de bien que ayudan a estos niños y jóvenes desfavorecidos.  Para ello es bueno saber y por tanto disponer de leyes adecuadas pero lo decisivo es querer.

EsDiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments