viernes, febrero 23, 2024
InicioOpiniónEditores¿Pero de verdad os creéis eso de los infiltrados ultras?

¿Pero de verdad os creéis eso de los infiltrados ultras?

Dice el refrán que la experiencia es un grado y como tal, debería servirnos para cualquier circunstancia que vivamos cada uno de nosotros en nuestras vidas. Pero eso es algo que en la sociedad española brilla por su ausencia. Las tragaderas de todos con los relatos oficiales, vengan de donde vengan, son como una especie de garganta profunda y ya nos parece hasta mentira que, con todo lo que hemos visto en los últimos años, se siga creyendo en lo que dice la prensa, el ministro de turno o el mismísimo Papa.

Ahora pensemos un poco, el pasado lunes se produjo un auténtico escándalo debido a la brutalidad de la que hizo gala la policía para sofocar a los pacíficos manifestantes, la mayoría jubilados y padres de familia, que se concentraron en Ferraz para protestar contra Pedro Sánchez.

¿Creen ustedes que el sistema, o incluso los propios agentes, recapacitaron al día siguiente para que la cosa no volviera a suceder como sucedió? Nada de eso, lo único que necesitaban al día siguiente es alguna excusa para volver a hacer lo mismo. Y para eso, nada mejor que unos «aguerridos ultras de extrema derecha» son algún tipo de simbología políticamente incorrecta y saludos mal vistos por los manipulados «comunistas» españoles.

Pero había un problema, que esos «ultras» no existieran y, si existían, no acudieran y les echara por tierra la estrategia. ¿Y que mejor que, ante la posibilidad de que no acudieran, ponerlos ellos? Piénsenlo, tampoco es tan descabellado. La cuestión es acabar con las protestas legítimas de gente normal e indignada y desactivarlas de inmediato metiendo en la cabeza de todos que, como se les vuelva a ocurrir salir, van a ser gaseados o golpeados de nuevo por los «servidores de la ley».

Pero, a pesar de lo evidente, nos volvemos a encontrar con el problema de siempre: que el mensaje del sistema vuelve a calar en la población. Y es que, habiendo pegado un vistazo a las redes sociales nos encontramos con que la inmensa mayoría se ha creído aquello de que los ultras se infiltraron y no la propia policía disfrazada, con intención de reventarlo todo y justificar nuevos comportamientos violentos de sus compañeros.

Una pena. Una verdadera pena que, a pesar de la experiencia, todavía no nos hayamos dado cuenta de quiénes están realmente con nosotros y quiénes no lo van a estar nunca, por mucho que les hayamos apoyado en sus reclamaciones salariales.

EsDiestrohttps://eldiestro.info
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

2 COMENTARIOS

  1. ¿No veis que llevamos más de 30 años en este mismo JAQUE?
    A los delincuentes del sistema, de «izquierdas», separatas o extranjeros, protección y justificación, salvo algún pringao que castigan para disimular.
    A los protestones de la plebe, letra escarlata (la labor de los medios de manipulación y sus «ultra» mierdas), represión y peso de la «ley».
    Un esquema que tienen interiorizado hasta la médula incluso los supuestos despiertos y resistentes.
    ¿Acaso ha cambiado algo?
    Lo que pasa es que cada vez cuela menos, y «ellos» llevan años sin renovar el repertorio, PORQUE NO PUEDEN. Pero si anda la peña temblando y lloriqueando porque los llamen «ultras», nada cambiará.

  2. No somos sapiens, somos carne de manipulación. El enemigo posee todos los medios de manipulación y de pucherazar las elecciones. Hay un vídeo clarificador circulando entre las redes independientes y nunca se emitirá en los medios de manipulación de masas donde uno de los encapuchados violentos capturado por los policías les pide que lo dejen porque, dice: «COÑO, QUE SOY COMPAÑERO»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes