martes, marzo 5, 2024
InicioOpiniónColaboradoresEl Islam: la lamentable creación hebrea

El Islam: la lamentable creación hebrea

“Los Secretos del rabino Simon ben Yohai” publicados en Grecia en 1743 afirman que el papel de Mahoma como profeta incluyó redimir a los judíos de la opresión cristiana. En realidad, la mayoría de los historiadores judíos culpan a la iglesia cristiana de Constantinopla (Bizantina) de haber intentado erradicar al judaísmo mediante su hegemonía en Asia Menor y en la cuenca del Mediterráneo. Ya el sacerdote libio de origen judío, Alejandrino Arrio había impuesto su herejía del arrianismo (318) dentro del Cristianismo, sosteniendo que Jesucristo no era eterno, enfadado por la decisión de Constantino de dar libertad a los cristianos (311), por primera vez en 3 siglos desde la muerte de Nuestro Señor. Una cosa llevando a la otra, un monje arriano, Bahira, influjó en Mahoma cuando empezó a tramar la creación del Islam. La creciente marea del Islam permitió por un lado, evitar la extensión del Cristianismo y, por otro que los judíos se escurrieron entre las grietas. 

Geniza del Cairo

Un fragmento del manuscrito judío “la Geniza del Cairo” dice que 10 ancianos judíos se hicieron amigos de Mahoma y escribieron El Corán, haciéndole creer que estaba recibiendo una revelación divina. En realidad, no fue el arcángel Gabriel quien se le apareció a Mahoma, sino un ángel caído (el djinn Iblis-Satán o podría ser también Asmodeo), que envidiaba a Adán y Hawa (Eva) y se negaba a inclinarse delante de ellos. Además, se puede añadir que la Kaaba no fue construida por o para los musulmanes. Era un templo de 360 dioses, y Hubal (demonio lunar Baal) era el más importante.

¿Cómo es posible que las tradiciones judías de la tierra de Israel y Babilonia se encuentren en el Corán, texto completado en el año 632 en Arabia? Un ejemplo de cómo Mahoma tomó prestadas ideas de la Mishná judía (siglo III) es el versículo coránico siguiente, copiado casi literalmente de esta Torá oral: “ Decretamos para los hijos de Israel que quien mate a un ser humano, será como si hubiera matado a toda la humanidad, y quien salve la vida de uno, será como si hubiera salvado la vida de toda la Humanidad”.

Mishná

De hecho, las primeras biografías de la vida de Mahoma están repletas de anécdotas de sus interacciones con líderes judios. Según la tradición islámica, la primera persona que saludó a Mahoma a su llegada a Medina desde la Meca, fue un judío. Los hebreos que Mahoma conoció en Medina contribuyeron decisivamente a dar forma al Corán. Muchas narraciones del Corán y los hadices son de origen no islámico y hay en él una presencia significativa de material histórico y místico judío. El Corán es el Talmud de Mahoma: de los 25 profetas que aparecen en el libro, 19 provienen de las escrituras judías. Además, muchas costumbres, leyes rituales y civiles como la circuncisión, el ayuno, el faenado (carne Kosher y Halal: ambas religiones sacrifican los animales con un corte en la garganta y los dejan desangrándose durante horas) y la prohibición de comer carne de cerdo son idénticas en las dos religiones hermanastras. Según Mahoma, los árabes son hijos de Abraham (Ibrahim) por medio de la línea de su hijo Ismael (Ismail) a quien tuvo con su sirvienta (esclava egipcia) Agar.

Sabiendo que Alá significa, en lengua hebrea “subir”, se entiende que el mismo nombre de Dios en el Islam tiene, cómo no, un origen israelí.

En cuanto a la Sociedad de los Hermanos Musulmanes, fue fundada por un cripto-judío, en 1928 (el mismo año que la fundación del Opus Judei). Hassan Al-Banna era hijo de judíos marroquíes, y su padre “Horas” era conocido por trabajar en la industria de la relojería, profesión ejercida exclusivamente por hebreos en los años 20. Hassan fue llevado a Egipto por sus benefactores judíos para establecer su triste organización, suní y transnacional, cuya metodología es similar a la de las bandas sionistas que ocuparon Palestina. En verdad, la Hermandad musulmana es un grupo masónico. Sus miembros han creado partidos políticos como el Hamas en Gaza y Cisjordania (1987) y el Frente de Acción Islámica en Jordania (1992).

Respecto al Estado Islámico (Isis o Daesh), fundado en 2013, es otra herramienta creada en los laboratorios de inteligencia del poder sionista. Sus miembros son suníes radicales, de la secta wahabita que puso sus servicios a la orden del imperio británico (MI6). Están siendo entrenados en la actualidad por la CIA y el Mossad, que les da las armas necesarias, así como cursos de oratoria y teología. El centro de la organización está en Arabia Saudita (La casa real Saudí es descendiente de judíos que lucharon en el siglo VII contra tribus musulmanas). Por añadidura, el Mossad se refiere a sí mismo cuando intercambia información con la CIA como “Israeli Secret Intelligence Service”, es decir, en siglas “ISIS”. Ciertos terroristas y predicadores islámicos, en realidad son judíos disfrazados vinculados a la Liga Antidifamación (creada en 1913 por el B’nai B’rith: los hijos de la Luz).

 ¿Es necesario seguir para entender el evidente vínculo que existe entre la creación del Islam y del Islam radical con la película de terror de los fariseos?

Claire Gruié
Francesa afincada en Madrid desde hace 20 años. Docente del idioma francés. Se interesa en la "revelación de los últimos tiempos" intentando desvelar las verdades ocultas al público y exponer las mentiras, sobre todo, en el ámbito eclesiástico. Colabora con el periódico digital ÑTV España donde escribe artículos desde septiembre del 2021.
Artículo relacionados

5 COMENTARIOS

  1. Algo sospechosamente desconocido aquí es que la invasión islámica de Iberia estuvo asistida y protegida desde antes de su inicio por los líderes de las comunidades sefarditas, descontentas administrativa y fiscalmente del estado visigodo. Por esa razón, desde entonces gozaron en al-Andalus de un estatus jurídico y fiscal (los textos islámicos se refieren a ellos como «los del pacto») tan superior al de los mozárabes y conversos al Islam que los islámicos, además de perseguir, explusar y convertir a la fuerza a mozárabes, también practicaron algunos pogromos contra los judíos, como el bien conocido y dramático de Granad, en 1066, o el anterior de Córdoba

  2. Google ha hecho que ya no sea fácil encontrar la prueba, pero el partido por excelencia de la «burguesía catalana» también pertenece a la B’nai B’rith.
    Eso explica en su mayor parte todo lo que le sucede a España.

    «A mi no me sorprendería lo más mínimo si esa gente no se convertirá algún día en mortífera para la raza humana».
    (…) ha combinado, por mucho tiempo la más repugnante avaricia con la más abominable superstición e inextingible odio hacia los otros pueblos por los cuales son tolerados, y gracias a los cuales se enriquecen. (Voltaire).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes