martes, julio 23, 2024
InicioCultura17 de noviembre de 1970: comienza el juicio por la Masacre de...

17 de noviembre de 1970: comienza el juicio por la Masacre de My Lai, una de las atrocidades silenciadas porque fue cometida por los «buenos de la película»

El 17 de noviembre de 1970, en un episodio que sacudió la conciencia pública estadounidense, el teniente William Calley se enfrentó a juicio por su papel en la masacre de My Lai, un atroz acto ocurrido durante la Guerra de Vietnam el 16 de marzo de 1968.

El Horror de My Lai:

Según el informe del ejército, las tropas estadounidenses, dirigidas por Calley, entraron en la aldea de My Lai con la creencia equivocada de que albergaba combatientes del Viet Cong. Lo que siguió fue una brutal operación donde, según la versión oficial, se fusiló a 90 vietnamitas considerados civiles y 30 clasificados como vietcong no civiles. Sin embargo, otro informe detalló un relato más escalofriante: la violación y el asesinato de 504 mujeres, niños y ancianos.

El Juicio de William Calley:

El juicio de Calley generó un intenso escrutinio público sobre la conducta de las fuerzas estadounidenses en Vietnam. Calley, durante el proceso, argumentó que estaba siguiendo órdenes superiores y que actuaba bajo la presión de la guerra irregular.

A pesar de las atrocidades documentadas, la sentencia contra Calley fue controvertida. Recibió una condena a tres años de arresto domiciliario, una sentencia que muchos consideraron inadecuada en relación con la gravedad de los crímenes. La decisión del tribunal y la posterior amnistía del presidente Nixon avivaron el debate sobre la responsabilidad y la rendición de cuentas en tiempos de conflicto.

Consecuencias y Amnistía:

La amnistía otorgada por Nixon a Calley generó indignación y cuestionamientos sobre la integridad del sistema judicial y la capacidad del gobierno para responsabilizar a aquellos involucrados en violaciones flagrantes de los derechos humanos. La medida, vista por algunos como un intento de apaciguar la controversia en un período de agitación social, planteó preguntas fundamentales sobre la justicia y la moralidad en el contexto de la guerra.

Legado y Reflexión:

La masacre de My Lai dejó cicatrices profundas en la conciencia estadounidense y alimentó la desconfianza hacia el compromiso militar en Vietnam. El caso Calley se mantiene como un recordatorio sombrío de la necesidad de examinar críticamente la conducta de las fuerzas armadas y de abordar la responsabilidad en situaciones de conflicto.

Se habrán dado cuenta que de este tipo de masacres, apenas se habla ya que han sido cometidas por los buenos y son los que han escrito el guión que nos ha sido metido en la cabeza por los de siempre. Dense cuenta de la vergonzosa pena que se le impuso y del hecho de que posteriormente fuera amnistiado por el presidente Nixon.

EsDiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes