martes, marzo 5, 2024
InicioOpiniónEditoresLa España ridícula discute sobre las audiencias de El Hormiguero

La España ridícula discute sobre las audiencias de El Hormiguero

Cada día que pasa nuestra capacidad de asombro con lo que sucede en la sociedad española va aumentando. Y es que, parece que una buena parte de la sociedad no quiere saber nada de lo que realmente sucede y se pasa el día discutiendo por idioteces y convirtiendo a auténticos inútiles en líderes de algo.

Y sí, nos damos cuenta que, históricamente, la clase política española ha sido lamentable pero al menos antes tenían cierto nivel, aunque fuera dentro de la maldad.

Ahora la clase política está encabezada por líderes como Sánchez, Feijóo, Yolanda Díaz, Irene Montero… personajes que, en condiciones normales, no podrían ser ni presidentes de su comunidad de vecinos.

Pero por desgracia, esa es la gente a la que esta sociedad sigue, vota, apoya o critica, de una u otra forma con todo lo que han hecho, sobre todo en los últimos tres años.

¿Les parece normal que el debate, la discusión que hay ahora en las redes sociales sea acerca de quién ha tenido más audiencias en el programa El Hormiguero? ¿Es acaso normal que en un país que tiene más problema que un libro de matemáticas, que tiene muchos asuntos turbios que esclarecer y muchos escándalos que resolver, debata acerca de esto?

Pues ahora el gran debate en las redes es este, señores. Ahora el mayor de los problemas es quien ha tenido más audiencia en un programa de televisión.

El problema de este país ya no es solo el político, el problema está en la gente y parece que va a peor. Mientras tanto, siguen muriendo engañados de forma repentina, se siguen vaciando nuestros pantanos, nos siguen fumigando los cielos y se sigue arruinando al sector primario sin que pase nada.

Esto ya no es ni medio normal.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes