jueves, julio 18, 2024
InicioOpinión¡Viva la República!

¡Viva la República!

Cuando el 1 de mayo de 1776 (¡Uno de mayo, día del trabajador, ninguna casualidad!) se crearon los Iluminatii de Baviera por orden de Adam Weishaupt, un masón y un jesuita, ya estaba abierta la caja de los truenos. El primer objetivo fue un libreto que serviría como guía para unos objetivos muy concretos: echar abajo la figura de Luis XVI de Francia e instaurar una república, aprovechando el gran descontento existente en el país galo, así como instaurar un régimen afín a los intereses de los masones, con el fin de erradicar el poder de la aristocracia y sustituirlos.  Dicho libreto, el cual fue descubierto, llegó finalmente a las manos de Robespierre y fue así como en 1789 estalló para eliminar el antiguo régimen en Francia. Tres fueron los lemas de ese evento: libertad, igualdad y fraternidad, tres principios muy arraigados la ideología judeo masónica, los cuales aparecen en el primer protocolo de los sabios de Sion, cuya edición de 1935 recomiendo en su detenida lectura.

La fraternidad es entendida como mutuo apoyo (entre colegas del mismo clan, entre políticos corruptos, entre empresarios, multinacionales y clanes de poder, pero siempre a los que están dentro y no fuera de ellos), igualdad (en el sentido de que todos tienen derecho al mismo nivel de derechos, una imposición absurda cuando se olvida la ley del esfuerzo o del trabajo), y libertad (libertad moral que relativiza todo lo conocido, fuera de toda doctrina, y que elimina las barreras del remordimiento a la hora de tomar de decisiones). Estos principios fueron tergiversados para hacerlos atractivos, haciendo creer a la población de que era posible librarse de las cadenas, cuando, en realidad, la libertad exige de mucho nivel de conciencia y de sentido de responsabilidad, algo que desde la lógica masónica-republicana brilla por su ausencia. Es por eso que la república es el régimen ideal que permite que sus gestores se conviertan en la nueva aristocracia que controla todos los hilos posibles y tiene todos los derechos (véanse los privilegios de los diputados o del presidente de gobierno, con impunidad casi total para cometer todos los delitos que les venga en gana, con un solo tribunal que los puede juzgar o ninguno si así lo deciden…). 

La constitución de España de 1978 estipula un régimen de monarquía parlamentaria, donde el rey tiene algunas atribuciones como firmar las leyes para que aparezcan en el BOE o en materia de defensa, pero poco más. Por lo demás representa a la nación española en eventos como jefe del estado o reliquia en sí misma simbólica, pero son otros los que mueven los hilos, y no me refiero al gobierno ni a su sátrapa figura presidencial, no, sino a otras esferas. Cuando en el año 2014 se celebró la reunión del Club Bilderberg, a los pocos días, creo que fueron dos, Juan Carlos I dejó la corona y se la entregó a su hijo Felipe VI. Muchos eventos han ocurrido a escasos días de dicho encuentro y este caso no sería la excepción. ¿Hubo alguna orden en dicho encuentro, propuesta o mandato para cambiar la figura del jefe del estado en España por su hijo? ¿Había algún problema con que Juan Carlos siguiera siendo el rey de España, quizás por su oposición con los planes de la agenda 2030 u otras para las que se necesitaba de una mente más manipulable y dócil a los intereses que son tan invisibles y reales que presionan a la casa real para que firme la sucia ley de amnistía? 

No hay pruebas de estas respuestas, pero son demasiadas las sospechas de que nuestro jefe del estado no sólo está vendido a la agendita asesina 2030 (ya lo hemos pillado varias veces con el pin multicolor), sino que es una figura de momento necesaria como el alprazolam para los que sufren ansiedad y no vean la realidad judeo-masónica que se oculta detrás de una supuesta normalidad democrática. Tan necesaria, vuelvo a repetir, como prescindible, y no sólo el rey, sino todos los cargos que, comprados a precio de talonario, sostienen esta gran farsa, de la misma catadura moral y envergadura que la que sostuvo la revolución francesa de 1789.

De hecho, si hacemos historia, Luis XVI se vio obligado a crear una asamblea en la que aparecían los partidos de izquierda y de derecha por su posición (no por motivos ideológicos, por si acaso), de modo que mientras los zurdos querían erradicar toda influencia de su majestad en las leyes, los de derecha sostenían que sí debería mantener dicho derecho. Finalmente, ya conocen la historia. Luis XVI y su familia huyeron una noche con pelucas y ropas que los hicieran irreconocibles, pero fueron descubiertos en la frontera, de donde fueron regresados a París ipso facto y, a los pocos meses, pasaron por la guillotina, que era la intención de las hordas masónicas.

De ahí en adelante se impuso el régimen liberal que nos lleva dominando por más de 200 años. Realizando un análisis de la realidad política en España, sin que se lleguen a esos extremos, la constitución de 1978 parece que sigue esos modelos. La figura real, criticada en un reciente pleno en el parlamento vasco, donde se enaltecen los valores de la república como libertad y justicia, donde el PSOE no votó ni a favor ni en contra de la propuesta, (siguiendo la teoría de la revolución francesa) se enfrentan a los de la monarquía (con abuso de poder, corrupción y otras perlas nada despreciables), no sólo está sometida, no sólo no accede voluntariamente y sin rechistas a todas las propuestas del ínclito Sánchez, que busca ser el presidente de la tercera república, un régimen con tintes dictatoriales y fascistas donde ya no tienen freno ni él ni sus amos, sino que guarda silencio frente a los continuos ataques que ha recibido desde los partidos nacionalistas, los cuales no han acudido a ninguna de sus reuniones, como por ejemplo, a la hora de escoger a los candidatos a presidentes de gobierno, aludiendo esa rebeldía republicana, con el mismo tinte del año 1936 cuando ganó las elecciones de febrero el Frente Popular (cuando Alfonso XIII dejó España en 1931, dando paso a la segunda república, sabía perfectamente a quien se enfrentaban y de lo qué eran capaces).

Asistimos a los movimientos sigilosos de un jefe del estado que mantiene su privilegio, al igual que todos los que actúan de acuerdo con principios que tienen más de 200 años, en total complicidad contra la ignorancia de un pueblo que, alimentado de vacío buenismo, se hunde en su absurdo más absoluto. La ley de amnistía es la muestra de que el rey es ya un cadáver político, peor aún, un cadáver voluntario y sometido a las órdenes externas, buena prueba de que España ya no existe como nación ni como idea, sino en el sueño de algunos que desean levantar su espíritu, un espíritu tan atormentado que requiere el esfuerzo de todos los que, de manera no hipócrita ni dándose golpes en el pecho y en los discursos oficiales, se consideran españoles de corazón, de palabra y de acción.

España se ha convertido en una república bananera del peor nivel, una corporación económica más del montón y sus ciudadanos son productos de consumo. Su majestad no es más que una reliquia secuestrada en su palacio, como aquel famoso poema de la princesa está triste de Rubén Darío y Pedro Sánchez el que hará realidad los sucios planes de la agendita asesina 2030, donde las instituciones políticas de España pasarán al desguace, para imponernos la república, es decir, el régimen del sionismo internacional. Es decir, el nuevo orden mundial, sin gobiernos, pero con títeres al mando.

¿Qué hará su majestad ahora? ¿Seguirá con el show a cambio de no perder sus privilegios o pondrá las cosas en claro como su padre hizo con Hugo Chávez en aquella cumbre hispanoamericana que todos tenemos en la memoria?

Artículo anterior
Artículo siguiente
Artículo relacionados

4 COMENTARIOS

  1. Republicanos, nacionales, monárquicos, separatistas, etc… Todos masones. Ley de amnistía aprobada por masones y firmada por el Rey masón de la Jarretera para amnistiar al hermano masón Puigdemont. Todo se anda entre masones adoradores de Satanás.

  2. Declaración conjunta de las grandes logias masonicas de Francia.

    Los masones franceses han expresado su voluntad de apoyar a los liberales y socialistas en su lucha contra Agrupación Nacional.

    Así lo declaran en este comunicado firmado por los grandes maestros de cada logia, incluida la Grant Orient.

  3. Masones o comunistas y populares están que arden.
    El histérico de Feijoo se tira de los pelos por esto:
    Meloni consigue eliminar el derecho al aborto de la declaración conjunta del G-7
    El texto no incluye el respaldo explícito a la interrupción voluntaria del embarazo «segura y legal», una línea roja para Italia.

  4. Hemos tenido que esperar a que Internet hiciera posible que pudiéramos enterarnos del verdadero trasfondo casusal de los acontecimientos históricos de las edades Moderna y Contemporánea. Ahora que estamos empezando a aprender la verdadera historia la declaran «desinformadores» a estas publicaciones para escondérnosla y seguir escondidos los ocultos amos satánicos mientras nos van expoliando, enfrentando y exterminando. Ya no estamos en una reública bananera sino en una dictadura tecnowoke que nadie (excepto ellos) habría podico imaginar hasta hace menos de una década

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments