jueves, julio 18, 2024
InicioCienciaSaludInternada en Gijón una mujer tras ofrecerse sexualmente por la calle

Internada en Gijón una mujer tras ofrecerse sexualmente por la calle

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de mediana edad durante las fiestas de Viesques, en Gijón, por solicitar a menores que eyacularan en su cara. Uno de los adolescentes grabó el momento en el que la mujer hizo esta petición y el video fue presentado en comisaría como prueba para la denuncia, según adelantó este martes el diario El Comercio. En realidad, se trata de una pobre mujer que muestra evidentes síntomas de no estar bien y de que debe ser tratada cuanto antes, ya que se dejó grabar en unas situaciones muy lamentables e indecorosas que no procede describir aquí y en compañía de grupos de varones que se aprovecharon de la situación. Esperemos que se recupere cuanto antes. También contaremos con la visión de un especialista: un psicólogo de Torrelavega, Cantabria, que comentará con nosotros este evento tan lamentable.

 

 

Se grabó asegurando que quería mantener relaciones sexuales muy turbias en la calle

 

Un psicólogo de Torrelavega (Cantabria) nos cuenta su opinión como profesional de este evento y de las reacciones virales que se han producido al respecto:

 

No hay que dar por supuesto que toda persona adulta está actuando en todo momento de forma libre y consciente y voluntaria. Cuando vemos a alguien hacer “cosas raras”, que van muy en contra de sus intereses más personales y hasta de su dignidad como personas, esto puede ser una señal de alerta que nos ponga en guardia en cuanto al bienestar de ese ser humano que sí siente y padece. Y no tenemos que hacer actos heroicos ni improvisar: a veces, es suficiente con una llamada a la Policía, que saben mejor lo que se puede hacer en estos casos, ya que además tienen mucha experiencia con todo tipo de personas desorientadas o con crisis diversas y demás.

 

Lo que para mí no tiene sentido es aprovecharnos de una persona que a lo mejor está drogada o alcoholizada o con una crisis de cualquier tipo, sea o no transitoria, y además grabarlo en vídeo y compartirlo por ahí. Eso sí que no tiene ninguna lógica y es muy en solidario por parte de las personas que están participando de esa situación. Porque parece obvio que una persona en sus cabales no va a estar ofreciéndose por ahí de esta manera y, además, dejándose grabar en vídeo, con las consecuencias que tiene esto y que hemos visto en casos parecidos que han sido muy virales. Hay que pensar que al otro lado de esa situación hay que una persona que se merece todo el respeto y toda la ayuda que le podamos brindar y que a lo mejor no está en su mejor momento.

 

Un psicólogo de Torrelavega se pregunta si estos fenómenos virales son lógicos o siquiera humanos

 

Esta tendencia actual a grabarlo todo, inclusive suicidios y peleas y hasta situaciones que involucran relaciones sexuales, y que enseguida se hacen virales fuera de todo control, son una situación muy paradigmática de los tiempos en que vivimos. Parece que las redes sociales y la capacidad de compartir muchas cosas nos ha vuelto un poco fríos ante el sufrimiento de los demás. Tal vez nos estemos deshumanizando.

 

Los hechos ocurrieron cuando la mujer, de aproximadamente 40 años, se encontraba sola en la zona ferial de Viesques. Se acercó a un grupo de adolescentes, se arrodilló y les hizo esta petición explícita. La grabación fue utilizada como evidencia para iniciar un proceso judicial por agresión sexual. Una familia afectada ya ha decidido presentarse como denunciante, y se espera que otros perjudicados puedan unirse al caso. Tras su detención, la mujer fue llevada inicialmente a un centro de salud y posteriormente al calabozo, donde permaneció dos días antes de comparecer ante un juez este martes. Durante su estancia en las dependencias policiales, se reportó que mostró un comportamiento «anómalo» y, según los primeros informes, podría enfrentar evaluaciones psiquiátricas.

 

Uno de los presentes grabó con un móvil una escena que ahora servirá como evidencia clave en un procedimiento judicial contra una mujer acusada de agresión sexual. Esta situación ha llevado a una de las familias afectadas a decidir presentarse en la denuncia inicial, que podría potencialmente ampliarse a otros perjudicados involucrados en el caso.

 

La mujer fue trasladada primero a un centro de salud y posteriormente al calabozo

 

Después de su detención, la mujer fue trasladada primero a un centro de salud y posteriormente al calabozo, donde permaneció bajo custodia durante dos días. El martes, fue finalmente puesta a disposición judicial para enfrentar las acusaciones en su contra. Durante su tiempo en las dependencias policiales, se observó un comportamiento descrito como «anómalo» por parte de la arrestada. Según los primeros informes, se ha mencionado una posible alteración psíquica en la mujer y una disminución en sus facultades volitivas, lo que podría influir en el manejo y la resolución del caso desde una perspectiva legal y médica.

 

Este caso es complejo y podría requerir una investigación exhaustiva para considerar todos los aspectos involucrados, incluyendo la evaluación precisa de la condición mental de la acusada y cómo puede afectar tanto a las acusaciones como a su capacidad para enfrentar un proceso judicial justo y equitativo.

Artículo relacionados

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments