miércoles, mayo 22, 2024
InicioOpiniónMinistros flageladores y pañuelo verde

Ministros flageladores y pañuelo verde

Por Alfonso de la Vega

La Tauromaquia es una actividad sádica y despreciable”   (Excelentísimo Sr. Ministro de Cultura de Su Majestad)

Somos muchos los que creemos que lo que en verdad resulta «sádico y despreciable» sea su credo comunista o que todo un Excelentísimo Sr. Ministro de Cultura de Su Majestad utilice su inmerecido cargo para insultarnos y flagelarnos. 

Hace unos años con ocasión de una curiosa trilogía sombría americana se puso de moda el fenómeno erótico de la flagelación. Un asunto similar parecido a los del tenebroso marqués de Sade o el no menos famoso Sacher-Masoch. Cuenta la historia de una seducción. Un tipo cuya voluptuosidad se excitaba por la humillación, la sumisión o la flagelación en todo el cuerpo pero sobre todo en el trasero de su joven y bella amante. Ahora bien, esta vez envuelto todo en celofán con lacito kistch rosa para no espantar a cierto auditorio buenista.

Pero acaso lo más pintoresco es que se pueda hablar como original modernidad de la flagelación, algo casi tan antiguo como el mundo. Son muchos los autores que han investigado u ocupado del asunto, entre ellos el español Doctor Antonio San Velilla cuyos estudios, como el publicado en 1932, poseen interés antropológico. Ya digo, la cosa no es un invento posmoderno woke ni de pervertidos millonarios gringos desocupados. En la España paleta y autonómica se siguen con especial, paradójica y acrítica devoción las modas provenientes del otro lado del Atlántico. Cataluña es especialista en copiar modernidades obsoletas. 

Para otros estudiosos el “placer” de la flagelación debe ser siempre compartido por la persona azotada, que no es el caso del sufrido e indefenso súbdito borbónico. Pero también puede existir simple crueldad. Algunos flageladores son claramente sádicos lo que no es obstáculo para que la mujer acceda por amor hacia su pareja incluso aunque no sea masoquista. Esta cualidad abunda entre los recalcitrantes votantes de la farsa partitocrática.

El fenómeno de la flagelación no es una costumbre desconocida en España ni en su literatura. Así, por ejemplo, Armando Palacio Valdés cuenta en su novela Marta y María como esta última protagonista se autoflagelaba. Práctica habitual entre sadomasoquistas de sexualidad desviada que encuentran en el fanatismo religioso justificación para sus desviaciones perversas.

No es de extrañar que Carlos III prohibiera la práctica de la flagelación pública. La Moral de la Ilustración se encamina al logro de la felicidad y se basa en lo que todos los hombres en tanto que tales tienen en común. Cuando el fanatismo crece, la Razón mengua. Cuando la sexualidad se ejerce de modo natural en condiciones de libertad e igualdad, sin supersticiones, represiones insanas ni abusos, las cosas van mejor para los interesados y para la sociedad de la que forman parte.

Pero en estos tiempos de neocomunismo prócer estamos en pleno proceso de regresión moral y de costumbres, de manera que se hacen pasar como estupendas las mayores aberraciones. El sadomasoquismo presenta en el reino nuevos protagonistas cuya vocación estaría fuera de toda duda. Más allá de la propia dinastía el gobierno de Su Majestad se ocupa de hacerlo presente de modo cotidiano y en sus filas existe todo un catálogo variopinto y altamente competitivo en estas mañas. No solo el «puto amo» como le llama su subordinado, al que el Doctor Robert clasificaría como el eslabón perdido entre el australopithecus y el neardental, cuya incontinencia acaba de perpetrar un incidente diplomático con Argentina.  O a la “lozana andaluza”, una voraz ordinaria que descalabra cuando se digna abrir su delicada boca para soltar frases hirientes cual latigazos. O bien el obtuso indígena catalán de cuota colocado en la cucaña en calidad de insólito ministro de Cultura de Su Majestad.  Digno de pañuelo verde para la devolución a los corrales por su condición aviesa, burriciega e inservible. 

Un personaje negrolegendario flagelador BOE en mano que asombra por su ignorancia, estulticia y sectarismo convertidos en bellas artes difícilmente superables. Un tipo que embiste cuando se digna usar de la cabeza y que ahora pretende atacar a una de las más antiguas tradiciones españolas con profundas raíces en los Antiguos Misterios, las Artes, la literatura, el lenguaje, la ecología, la zootecnia… Una de las actividades agrarias de mayor valor añadido que promociona y da de comer a mucha gente, protege la estabilidad de nuestras dehesas y mantiene esa joya zootécnica única que es el toro de lidia gracias al buen hacer de una clase singular de ganaderos de gran conocimiento y afición.  Sin olvidar, claro está, al sector servicios.

Como buen comunista del pijerío charnego catalán a la violeta quizás se pueda entender que desee atacar la sociedad española que le paga la inmerecida poltrona pero no sé que trauma psicológico padecerá para exacerbar su fanatismo y tratar de extinguir al precioso toro de lidia. Sería una gran desgracia que extinguiese, y por eso los animalistas conscientes también debieran exigir su dimisión.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

2 COMENTARIOS

  1. Los nacionalistas catalanes,parece que no entienden que no se puede falsificar la historia,lo sentimos mucho pero jamás hubo una Nación catalana,ni un idioma catalán,lo sentimos.

    El catalán lo inventó Pomeu y Fabra en 1905 (rat penat?),con la base del dialecto llemosi,hablado en Barcelona,plagándolo de galicismos,para terminar introduciéndose en sus territorios como ‘caballo de Troya’,con la política y como transmision de los intereses del nacionalismo burgués al que llegó y que aboco también a la izquierda reaccionaria.

    El valenciano (o piamontes) si es una lengua con más de 800 años de historia y su propio siglo de oro en el s.XIV.

    Sin embargo la Generalitat de Cataluña y su supuesta Embajada,regalo toneladas de libros catalanizados a todas las Universidades estadounidendes,hasta el punto en que está sección de libros supera en número en las bibliotecas a los de la historia de España,y por eso wikipedia…traduce al ‘catalan’.

    Entonces puestos a mentir y a intentar engañar a la gente,solo se engañan a estos mismos,lo que si es vergonzoso y mucho,es que desde las instituciones españolas se les de manga ancha,para seguir mintiendo y seguir delinquiendo.

    El toro es un símbolo universal de la cultura mediterránea,y el de Liria identifica claramente el carácter y la cultura de todos los españoles de aquí y del otro lado del Atlántico,incluso de los EEUU,lo demás es pura demagogia.

    Hemos estado investigando también sobre el enigma del euskera,que es el único vestigio vivo en el mundo de la lengua caldea,llegado a Iberia en tiempos de Nabuco-Donosor,y llevado desde Andalucía hasta las minas de plata euskeras,donde quedó establecido.

  2. Los fascistas de izquierdas son tan lumbreras que no se han enterado aún de que en realidad son sicarios bienpagás de los satánicos Rothschil & CO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments