miércoles, mayo 22, 2024
InicioOpiniónLa Organización de Matones y Sicarios se reúne para ver cómo seguir...

La Organización de Matones y Sicarios se reúne para ver cómo seguir matándonos

El tratado mundial de pandemias es la hoja de ruta del liberticida y criminal Tedros Adhamón, presidente de la Organización Mundial de Sicarios, relacionado con lo más selecto de la mafia genocida y asesina del planeta imaginable. Esta organización, financiada en un 92% por organizaciones privadas, no tiene en cuenta nuestra salud, según veremos más adelante, sino la implementación de un plan de reducción de la población mundial en el marco de una guerra híbrida, en la que a la gente se le envenena directamente con lo que llaman vacunas, peor que si fuésemos ganado. Éste es el amor que nos demuestran, así como los gobiernos constituidos por cómplices de genocidio, entre ellos el español, cuyo objetivo es matarnos poco a poco porque creen que somos demasiados y la verdad es que lo somos, pues su escasa inteligencia y su moral inferior a la de una hormiga o un virus, de esos que tanto buscan por todas partes, no dan para más: hay que asesinar y punto al potencial enemigo.

Vamos a analizar cada uno de los puntos del tratado de pandemias comenzando por sus antecedentes:

  1. Comenzando por ellos, destaca el de la Fundación Rockefeller del año 2010, donde se establecían cuatro escenarios, entre ellos una pandemia con unas características coincidentes con las del año 2020: inicio en China, causada por animales, uso de mascarillas, encierros, mascarillas, control de temperatura y control de los derechos ciudadanos; otros de ellos es el informe Lockstep, según el cual “bajo el disfraz de la pandemia, crearemos un estado prisión”, que incluye el control de los datos personales, entrada y arresto de quienes han estado en contacto con un contagiado, censura, control policial, todo ello para la introducción de leyes marciales y un estado caracterizado por sus rasgos policiales, con clara limitación de derechos y naturaleza dictatorial. La huella digital de la UE es un ejemplo.
  2. Se propone la expansión de la vigilancia y se incluyen tres aspectos:  la salud humana, la salud animal y la ambiental. Lo del primer aspecto ya sabemos qué es (matar, matar y matar a seres humanos con medicamentos experimentales o hechos aposta con esta finalidad, lo cual casa mejor), el segundo es el control de mascotas, alegando que éstas contagian virus y la ambiental asociada al efecto de los experimentos de cambio climático, provocados por esta suerte de mafia, con la intención de enfermarnos sí o sí, a la puta fuerza. Ante emergencias causadas por los chemtrails, sequías o inundaciones, olas de calor o de frío, podrán dictaminar cualquier alerta que les venga en gana, bastando con provocarlas con premeditación y alevosía.
  3. Para ello se necesitan las farmacéuticas que son las que financian a la OMS, y es que esta organización obedece a sus intereses criminales, estrategias objetivas de organismos internacionales al servicio de la masonería y las corrientes ideológicas y económicas, movidas por los hilos de los teóricos del satanismo internacional.
  4. En este contexto no cabe la libertad, pues libertad es capacidad de decisión, es decir, optar por obedecer o no hacerlo, algo que esta gentuza, con mentalidad puramente fascista no soporta. Por lo tanto, se trata de comenzar restringiendo el derecho a la libertad de expresión, algo que ya hemos vivido desde el año 2020 cuando se mencionaban palabras como vacuna, grafeno y otras muy peligrosas para las compañías de fake news, dirigidas por pseudoperiodistas comprados por delincuentes, algunos de los gobiernos nacionales.
  5. Por supuesto, que las empresas farmacéuticas que se produzcan y vendan estas armas biológicas quedarán exentas de toda responsabilidad, tal como ocurría en los contratos con sobre costo que firmaban compañías como Pfizer o Moderna, en la que hacían responsables a los gobiernos de los posibles efectos y muertes que se produjeren, estando obligados éstos a proteger a las multinacionales que actúan como capos de la mafia al más puro estilo de la camorra internacional.
  6. Con el fin de hacer operativas estas órdenes y crear el estado del proyecto Lockstep, se establecerán los documentos sanitarios adecuados que certifiquen que los ciudadanos se han introducido los remedios caseros que ordenen los asesinos en masa, de modo que quienes no obedezcan no podrán hacer nada; de este modo, se asegura que la gente se someta pues de lo contario no hay supervivencia alguna en el sistema. De esta forma, se establecen también órdenes para cuarentenas a capricho, según se haya entrado en contacto con un contagiado o se establezcan en el caso de que haya una situación pandémica, es decir, no hay enfermedad y puede haberla (es como decirnos que puede haber un terremoto de grado ocho en la escala Richter porque a Tedros se le ocurrió en su mente delirante). Todo ello servirá para coaccionar y obligar a la población a que se envenene, sufra de enfermedades toda su vida, su sistema inmunológico quede destruido y muchos mueran por el camino, mientras los gobiernos se negarán a responder por ello y las farmacéuticas facturarán miles de millones de dólares.
  7. Dado que el fin es el control de las farmacéuticas que gobiernan esta organización, el objetivo es el control genómico global, incluso de los animales. La intención es que los animales pasen por el mismo orden de cosas, sean vacunados y mueran, hacernos sufrir como desearía el mismo demonio, de manera lenta e imperceptible, por la fuerza de la ley del estado, que no es la ley del estado, sino las órdenes de las farmacéuticas criminales. Las nuevas leyes de protección animal aprobadas por el gobierno del dictador Pedro Sánchez van en esa línea.
  8. Y, finalmente, asestar con el golpe de la situación pandémica, consistente en la sospecha de que el evento desastroso puede darse porque ya ocurrió en un país, aunque todo sea un ridículo invento anticientífico y adaptado a los intereses genocidas de estas compañías criminales. Una vez decidida, con toda la burocrática ceremonia para hacer solemne el peligro, los países que lo firmen someterán sus políticas y renunciarán a sus constituciones, tal como ha hecho ya el gobierno de España, un gobierno de vende patrias sin escrúpulos que no merecen nuestro respeto más mínimo. Es decir, que los españoles se someterán a normas claramente fascistas sin que la constitución de 1978 sirva para nada, ni las leyes ni los tribunales de justicia, haciendo del estado un Dios castigador y odioso.

Resumiendo, ésta es la catadura inmoral de unas personas que parecen salidas del museo de los horrores, auténticos monstruos disfrazados de humanos cuyas almas están vendidas al mismo demonio, mejor dicho, por propia voluntad y deseo de ser inmortalizados por las élites a las que les ponen pétalos de rosas en el reguero de vícrimas inocentes. Pero ojo, ninguno de ellos se va a vacunar pues son dignos de vivir en el mundo futuro en el que podrán beneficiarse del nuevo mundo que les han prometido y que ellos se creen, mas, dado que están entre demonios, entre ellos se clavan el puñal más hiriente y pagarán por sus acciones antihumanas.

Así, tal vez sea algo pesado, desobediencia, desobediencia y desobediencia es la libertad, parafraseando las palabras del ínclito que nos chantajea ahora diciéndonos que piensa dimitir. Qué se vayan todos y qué nos dejen en paz y tomemos el gobierno del pueblo. Les hemos permitido demasiado y es hora de conocer sus rostros del infierno.

Artículo relacionados

6 COMENTARIOS

  1. Efectivamente, lo peor de todo es que la mayoría de los españoles padecen el síndrome de Estocolmo y adoran a su secuestrador, aún no se han enterado de lo que va todo este genocidio porque están todo el día viendo los informativos y todos los telediarios y creen que dicen la verdad, de su líder supremo no se puede hablar ya que para ellos es su Dios, desde el año 2020 ya prefiero a los animales que a la gente porque quedan muy pacas personas con las que poder hablar, la inyección les debió afectar al cerebro.

  2. La OMS junto con la ONU, OTAN y otros derivados globalistas son las cabezas visibles del nuevo orden mundial al que a finales del año 2020 llamaron nueva normalidad. Las inyecciones para el cuento chino las estaban fabricando la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de los Estados Unidos (DARPA) y Moderna en el año 2012 con nel ADN sintético que había adquirido el genocida Bill Gates en el 2010, lo tenían todo muy bien planeado y a finales del 2019 hicieron un simulacro llamado Evento 201 y que todo se basaba en la economía, no en la salud, casualmente a finales del 2020 también falleció de manera muy conveniente el inventor de los PCR Kary Mullis, estos delincuentes criminales se deshacen de quien les estorba sus planes.

  3. La Organización Mafiosa de Sicarios con un terrorista al frente sirve a los intereses del eugenista Bill Gates y de la mafia farmacéutica, todos esos criminales nos quieren llenar el cuerpo de veneno, yo prefiero la muerte a que me introduzcan su veneno letal que a unos enferma, a otros mata y a otros los transforma en seres sin alma, los convierte en robots manipulables al antojo de los que mandan, nos quieren a todos conectados a una computadora cuántica por eso tienen tanta prisa en vacunar a todos, además de para implementar la identificación y la moneda digital unida a un crédito social que te van a bloquear si no haces lo que ellos quieren, la esclavitud total es la que viene pero la mayor parte de los españoles siguen adorando al líder supremo, al dictador.

  4. La gente está neuromodulada por las vacunas de gripe , COVID,etc etc.
    Le da igual como si se mueren mañana ellos o sus familiares.
    Eso sí de tardeo ,siendo u a sociedad hipócrita,solo interesada por el dinero y muchos viviendo de las herencias de los muertos del COVID,que recordemos muchos murieron solos y abandonados,como los ancianos en los asilos…
    La OMS y los políticos siguen con la trama siniestra de matar ,controlar y hipermedicar a la sociedad.

  5. Son abusones, canallas,mentirosos y manipuladores.

    Todo son antenas de telefonía,de GPS,radares etc. lo que provoca síntomas de radiación aguda a las que dan nombres de enfermedades o ‘virus’,inexistentes.

    Ninguna vacuna ha sido útil jamás,todas han provocado enfermedades diversas a corto y largo plazo.Las actuales son una estafa que no van a prevenir ni curar NADA,tristemente los bebés siguen siendo sometidos a todos tipo de pruebas e inyecciones sin piedad alguna,restándole la salud,por qué la supuesta ciencia está obsesionada con las enfermedades,genéticas o como sean,como si no hubiese ninguna posibilidad de nacer sano y normal.

    Ya nadie puede confiar en ninguna Institución ni política ni sanitaria,cuando las cifras de la Industria y comercio de la salud o de las multinacionales farmacéuticas mueven miles y miles de millones,es un monstruo grande que pisotea la inocencia de la gente.

    Si nadie nos quiere creer,son libres…la realidad es que hay un aumento de suicidios de jóvenes que es alarmante,relacionado con la exposición a radiación de ondas,estelas químicas,etc.

    Se puede hacer un estudio para ver las fechas de fallecidos incluidos atletas,las horas…para comprobar que coinciden con picos de radiación.

    Es una guerra silenciosa con armas militares de grupos como DARPA un legado de los nazis y la CIA.

    Nosotros damos la información a la que tenemos acceso y está contrastada,somos pocos,pobres…y anónimos,poco podemos hacer contra ese poder inmenso del dinero.

  6. Holocausto llamado aborto y eutanasia:

    Denunciante hospitalario: los médicos están practicando la eutanasia a los vacunados contra el COVID debido a los efectos secundarios «horribles»
    La denunciante del hospital, conocida solo como «Zoe», reveló que los médicos han estado practicando la eutanasia a los pacientes debido a la gravedad de los efectos secundarios de las inyecciones.

    https://lionessofjudah.substack.com/p/hospital-whistleblower-doctors-are?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments