sábado, mayo 25, 2024
IniciobancaDenunciar estafas de delitos tecnológicos en Bilbao

Denunciar estafas de delitos tecnológicos en Bilbao

En base a los casos que han sido informados por las autoridades, como nos cuenta un abogado de Bilbao especializado en estafas de internet y bancarias (marcos.arenas@actam.es / 609 750 042), se ha observado un aumento del 133% en los ciberdelitos en toda España en comparación con hace cuatro años, según el ‘Informe sobre criminalidad en España 2022’ del Ministerio del Interior. Entre estos ciberdelitos, el fraude encabeza la lista. Si desafortunadamente te ves envuelto en este tipo de situaciones, cada vez más comunes por todas partes, es crucial que sepas cómo reaccionar y a quién acudir para denunciar lo ocurrido. El primer paso es recopilar toda la evidencia relevante como capturas de pantalla, enlaces, archivos descargados, mensajes intercambiados, registros de transacciones, etc. Esto te permitirá presentar una denuncia completa ante las autoridades pertinentes y, como nos recuerda este abogado especialista en Derecho bancario, reclamar también a la entidad bancaria en el caso de que una negligencia por su parte nos haya causado algún perjuicio. Ahí es donde se pueden conseguir realmente las cosas.

Los asuntos se pueden tramitar a distancia, sin la presencia física de tu abogado

Marcos Arenas Alegría, abogado de Bilbao experto en estafas (marcos.arenas@actam.es / 609 750 042), nos recuerda un dato importante:

No es necesario acudir físicamente al despacho de tu abogado en Bilbao o donde te encuentres, sino que disponemos de muchísimas facilidades para hacer las cosas a distancia y hasta de conseguir los servicios de un procurador en el juzgado donde tenemos los asuntos. Esto lo demostramos hace poco, Miguel, cuando el caso tuyo con Perfil Falso, pues era un caso que se juzgaba en Mallorca contra este señor, que te dejó a deber una factura allí, y a mí me contrataste en Bilbao mientras que tú estabas en Santander. Y ni siquiera nos conocíamos en persona por entonces.

En mi opinión, hay varios problemas que obstaculizan la resolución de estos ciberdelitos y el primero es como siempre la ignorancia, que por otra parte es normal, de la gente de la calle con respecto a estas amenazas. Y es que nunca pensamos que nos pueden ocurrir estas cosas y por eso somos a veces un poco pasotas y no nos informamos bien, pero es que lo primero que hay que hacer es tener conciencia clara de cómo funcionan los bancos para empezar.

¿Cómo recuperamos el dinero en un caso de phishing?

Con una denuncia penal, en este tipo de casos, no se llega a ningún sitio. Se queda ahí, durmiendo el sueño de los justos. Y ni se manda al juzgado ni se abren diligencias previas ni se abre instrucción ni nada. ¿Por qué? Porque es casi imposible rastrear a estos malvados estafadores y los autores del delito suelen estar, muchas veces, en países o situaciones de anonimato donde resultan inalcanzables. Ahora bien: ¿cómo recuperamos el dinero en un caso de phishing? En realidad, el banco es el que tiene que responder a lo que ha ocurrido si nosotros podemos demostrar que no hemos caído en una negligencia grave. Y se tiene que hacer cargo de lo que ha ocurrido. En realidad, se trata de unas sentencias de devolución del dinero del phishing que son muy novedosas, por lo que la mayoría de las personas no son conscientes de que tienen estos derechos a reclamar a los bancos.

Por tanto, contra el autor del delito no se va a poder hacer nada, pero sí va a ser necesaria la denuncia formal en la policía para poder demostrar al banco que estás siguiendo unos pasos lógicos después de haber sido atacado por estos ciberdelincuentes. Y, a continuación, tu abogado especialista en Derecho bancario es el que te va a canalizar esta reclamación. Pensemos que los bancos se han beneficiado de la reducción de oficinas y cajeros, del efectivo mismo, promoviendo con todo el énfasis una relación muy impersonal y cibernética del cliente del banco con su entidad. Por tanto, bien pueden asumir su responsabilidad en delitos que se están cometiendo suplantando la identidad del banco, primero, y del cliente después, a la hora de acceder a la cuenta y robar su dinero.

¿Cómo denunciar estas estafas de delitos tecnológicos en Bilbao?

Los organismos a los que puedes recurrir para denunciar estas estafas de delitos tecnológicos en Bilbao incluyen, para empezar, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Puedes interponer una denuncia en la Policía Nacional, la Guardia Civil o los cuerpos policiales autonómicos. Preferiblemente, realiza este paso de manera presencial en la comisaría o cuartel correspondiente.

Policía Nacional o Ertzanza: Ofrece una Oficina Virtual de Denuncias para presentar denuncias de forma telemática. Además, su Brigada Central de Investigación Tecnológica tiene formularios específicos para reportar delitos tecnológicos, incluyendo fraudes.

Guardia Civil: Cuenta con un Grupo de Delitos Telemáticos. Además de presentar una denuncia formal, puedes utilizar su formulario anónimo en línea para proporcionar información sobre posibles fraudes cibernéticos.

Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE): Ofrece la línea telefónica gratuita 017 para asistencia en ciberseguridad, así como formularios en línea para consultas y reportes de fraudes cibernéticos.

Agencia Española de Protección de Datos (AEPD): Si el fraude también implica una violación de la normativa de protección de datos, puedes presentar una reclamación a través de la Sede Electrónica de la AEPD, proporcionando pruebas o indicios disponibles.

Además de denunciar a las autoridades, si el fraude afecta a tus datos o cuentas bancarias, es importante contactar de inmediato con tu entidad financiera para tomar medidas de protección y posiblemente recuperar fondos perdidos. Sin embargo, es probable que debas demostrar que no fuiste negligente al caer en la estafa, por lo que documentar bien tu denuncia es esencial.

Presentar la denuncia por delitos informáticos en Bilbao

Para interponer una denuncia por un delito informático en Bilbao (marcos.arenas@actam.es / 609 750 042), en cualquier punto de Bizkaia o Euzkadi, usted puede dirigirse a la Ertzain-etxea más cercana. Aquí hay algunos consejos importantes a tener en cuenta al presentar la denuncia por delitos informáticos en Bilbao:

Aporte toda la documentación disponible como prueba del delito.

Proporcione cualquier forma de comunicación con los presuntos autores, incluyendo redes sociales, servicios de mensajería instantánea, conversaciones telefónicas, etc.

Para redes sociales, proporcione las URL de los perfiles involucrados, los comentarios o publicaciones denunciadas, y cualquier contenido multimedia relevante.

En el caso de correos electrónicos, proporcione la dirección de correo fraudulenta y la información de las cabeceras técnicas. Es crucial aportar copias originales de los mensajes intercambiados.

Para conversaciones en servicios de mensajería, exporte las conversaciones y proporciónelas como parte de la evidencia.

Para conversaciones telefónicas, proporcione los números de teléfono involucrados.

Es preferible presentar una copia en soporte digital (CD o pendrive) con los datos aportados, incluyendo correos electrónicos, contenido multimedia, chats de servicios de mensajería, archivos cifrados, etc.

Indique todas las URL relacionadas con los hechos delictivos, como anuncios fraudulentos, blogs o páginas web.

Si lo desea, puede obtener validez legal para algunos contenidos web utilizando servicios de certificación digital, especialmente útil para anuncios fraudulentos de productos o servicios en Internet.

Si es propietario de un negocio y tiene contratados los servicios de una empresa de gestión informática, si es posible, proporcione sus datos de contacto y aporte un informe de auditoría realizado por esta empresa.

Abogado en Bilbao, experto en delitos informáticos

Hablamos con un abogado en Bilbao, experto en delitos informáticos (marcos.arenas@actam.es / 609 750 042), sobre las modalidades más comunes de estas estafas e intromisiones en nuestra vida económica y privada.

Dentro de los delitos de intromisión en la intimidad, se destacan el descubrimiento y la revelación de secretos. En la actualidad, con el crecimiento de las interacciones sociales en plataformas digitales, estos delitos pueden ocurrir cuando alguien divulga conversaciones privadas o comparte datos personales de otras personas con terceros. Algo de lo más común y que a veces puede parecer inocente, pero que en realidad no es muy legal. Estos actos violan el derecho constitucional a la intimidad, que establece que toda persona tiene derecho a mantener ciertos aspectos de su vida privada reservados sólo para un círculo reducido de personas, sin que otros estén autorizados a difundirlos más allá de ese entorno.

Por supuesto, la difusión de imágenes o grabaciones obtenidas con el consentimiento de la víctima puede considerarse un delito, ya que afecta su intimidad, imagen y honor ante terceros. En cuanto a las estafas por Internet que en Bilbao son más comunes, como en el resto del país, el delito de estafa está regulado en el Código Penal y ocurre cuando una persona engaña a otra para que realice un acto que le cause perjuicio a sí misma o a un tercero. Las penas varían según el monto defraudado, siendo multas de hasta tres meses para montos menores a 400€, y penas de prisión de 6 meses a 6 años para montos mayores o cuando afectan a bienes de primera necesidad o personas vulnerables.

Asesoramiento legal en Bilbao sobre estafas bancarias

Existen numerosas formas de estafas en línea, como obtener información de tarjetas de crédito o inducir al engaño para contratar un producto o servicio. Los abogados penales analizan detalladamente cada denuncia para brindar la mejor defensa o acusación posible. Si necesitas asesoramiento legal en Bilbao, sobre estos temas de estafas bancarias, nuestro despacho de abogados está a tu disposición para ayudarte.

Abogado de Bilbao especialista en phishing bancario: en muchas de estas estafas bancarias se puede actuar en las próximas horas

Los bancos presumen de haber ganado beneficios récord y con razón en los últimos años, como no puede ser de otra manera cuando todo el mundo está pagando con tarjeta hasta la barra del pan. ¿No crees que los bancos podrían destinar parte de esos recursos a formar a sus clientes en cuanto a su posible defensa si se presentan estas amenazas, ya sea por vía telefónica o por email?

Desde luego. Todo esto del phishing ha sido una gran negligencia por parte de los bancos, en mi opinión, que se han desentendido de lo que le pueda pasar a un cliente fuera de lo que es su circuito más intrínseco de funcionamiento. Y entonces, ellos dicen: lo que hagan los clientes cuando nosotros no nos ponemos en contacto con ellos no es nuestro problema. Pero eso no es cierto en un 100%, ya que estos estafadores bancarios utilizan toda una parafernalia de su plantación que funciona perfectamente y se hace en el nombre de la entidad bancaria. Es una trama perfectamente creíble y no hay ninguna forma de diferenciar claramente al banco de estos personajes, por lo que yo sí pienso que son estos bancos los primeros que deberían haberse puesto las pilas antes que nadie y alertar a sus clientes e informarles de lo que tienen que hacer cuando ocurre una de estas situaciones. Hacer más fácil el acceso del cliente promedio a un teléfono de emergencia en el que se puedan informar de forma urgente cuando reciben un email o una llamada que se nos alerta de que estamos siendo atacados, porque eso es el phishing básicamente. Una presunta llamada de urgencia por parte del banco que nos pone en alerta y que nos obliga a hacer las cosas a toda velocidad y sin pensar. Y ahí es donde empieza el problema, porque actuamos tan rápido que no estamos considerando cosas tan elementales como que el banco nunca nos va a pedir información de ningún tipo porque ya la tienen. Ellos ya tienen nuestra información personal y lógicamente no precisan de ninguna clave para confirmar nada ni hacer ninguna gestión por teléfono ni por el correo. La única vez que vamos a tener que meter alguna clave es cuando accedemos nosotros mismos la plataforma del banco o a un cajero automático, pero si nos están atendiendo personalmente o nos mandan un email jamás se nos van a reclamar estos datos. Y esto es lo primero que hay que saber.

Hay un detalle especialmente maligno dentro de que estos estafadores son unos malvados que se quedan con el dinero de la gente, y es que a menudo vacilan a sus víctimas después de haberles desplumado con frases como: tenga cuidado en adelante con sus transacciones y cambie ahora las claves o cosas así. Pero esto lo hacen también para dar confianza hasta el final al estafado y que actúe cuando ya es demasiado tarde. Porque en muchas de estas estafas bancarias se puede actuar en las próximas horas si nos damos prisa y hacemos las cosas correctamente, que no todo está perdido si al final el dinero ha salido de la cuenta y eso también es importante saberlo.

Abogado de Bilbao especialista en phishing bancario: el banco es responsable de nuestra seguridad

Como nos cuenta este abogado de Bilbao especialista en phishing bancario (marcos.arenas@actam.es / 609 750 042), al final, el responsable último de lo que suceda con la seguridad de nuestra cuenta corriente es el banco, por lo que siempre estamos a tiempo de reclamarle a nuestra entidad bancaria si no hemos hecho cosas especialmente ilógicas o irresponsables. Porque en ese caso podrá alegar el banco que hemos sido nosotros los responsables de lo sucedido, pero nosotros estamos ganando muchísimos casos en los que se demuestra justamente lo contrario. Es decir: que es el banco el que ha cometido negligencias graves que favorecen este tipo de estafas y que al final nos han conducido a este desenlace indeseable. Por la indefensión y falta de seguridad que sufrimos muchas veces los clientes de las entidades bancarias.

La primera responsabilidad de un banco es hacerse cargo de la seguridad de nuestro dinero y de que no nos pueda llamar cualquier zángano y vacilarnos por el teléfono en su nombre o escribirnos correos que pueden llevarnos directamente a cometer la imprudencia de la que estamos hablando. La responsabilidad de los bancos excede el ceñirse a sus escuetas advertencias de que ellos nunca nos van a pedir los datos y demás. Hace falta alertar a los clientes de verdad, para empezar, para que no caigan en estas cosas, estas estafas bancarias que se realizan en el nombre de las entidades que cuidan supuestamente nuestro dinero y que nos avisan de repente de que hay un peligro tremendo. Los bancos tienen mucho poder y creo que es la hora de que lo demuestren.

¿Cuál es el caso más duro al que te has tenido que enfrentar en cuanto a phishing bancario se refiere?

La verdad es que todos los casos son duros porque a cualquiera le parece un drama que le quiten el dinero y de que encima le hayan engañado de esta forma. Y no hay que mirar las cantidades, porque lo que es dinero para unos no los para otros y lo importante aquí es que hemos sido estafados, pero también es enorme la satisfacción de recuperar el dinero muy a menudo con las correspondientes reclamaciones a los bancos. Como es lógico, los bancos siempre van a intentar demostrar que el cliente es quien ha tenido la culpa de lo que ha ocurrido por su incapacidad para reaccionar correctamente ante una estafa que para ellos es evidente, ya que los bancos nunca piden información a sus clientes por teléfono o por correo electrónico. Sin embargo, como digo, a menudo no es difícil razonar esto y reclamar la parte de responsabilidad o de irresponsabilidad de los bancos en esta materia.

Lo cierto y verdad es que los bancos gastan mucho dinero al año en publicidad para intentar atraer el dinero los clientes que ya tienen y clientes nuevos, pero yo no he visto que informen tanto de estas cosas y hay gente que es muy ingenua o que no está adaptada a las nuevas tecnologías y modalidades de ciberdelitos.

Es que éste es el problema fundamental, ¿lo ves? Tú lo has dicho. La falta de información es lo que más ayuda a estos ciber chorizos a realizar su tarea, porque no podrían arrancar unos esta información con el phishing bancario si no fuera porque los clientes cooperamos sin querer por ignorancia. Y aviso a todo el mundo desde que es muy fácil caer porque la trama está muy bien montada y siguen un modus operandi qu es perfecto. Que se basa en meterle prisa a la víctima para que cometa el error de confiar en ellos y sacarles la mayor cantidad de dinero posible en el menor tiempo posible.

¿Cuál es la actitud que debería tener siempre una persona para evitar estas estafas informáticas y ser menos accesible para estos desgraciados?

Pues no ser tan confiado y creernos todo lo que nos escriben el correo electrónico o lo que nos dicen en llamadas, ya que estos estafadores cada vez afinan más y tienen técnicas cada vez más sofisticadas para engañarnos y conseguir la información que buscan y perjudicarnos.

También es importante informarse bien del funcionamiento actual de los bancos y del uso de la información, cada vez más legislado y vigilado, porque ningún banco nos va a llamar nunca para pedirnos ninguna clave si son ellos mismos los que nos dan las claves.

Ahora que lo dices, Marcos, pienso que esto del phishing se puede aplicar también a la tecnología de los servidores en Internet y de otras cuestiones de la vida diaria moderna, ya que a mí me consta que constantemente se reciben emails de spam que son auténticas trampas si te crees que te escriben en el nombre de la empresa de servidores en la que está tu página web. Porque puedes entrar como un necio ahí y pagar presuntos servicios a este otro tipo de estafadores. Es más: una de estas empresas de servidores me reconocía hace poco que estaban trabajando en atajar este problema que tenían de tantísimos falsos emails que están llegando a sus clientes haciéndose pasar por ellos.

Pero es que eso es lo que tienen que hacer todas estas grandes empresas de servidores o bancos y demás. Reaccionar y adelantarse a las estafas. Cuidar a sus clientes también de esta manera, aunque le suponga un poco de esfuerzo y dinero, porque al final siempre compensa. La verdad es que yo no disfruto sacándole el dinero a los bancos cuando les gano los pleitos por phishing bancario, aunque es lógico que ningún banco se va a morir por esto, porque al final son los delincuentes cibernéticos los auténticos responsables de estas estafas, pero también es un deber del banco o de la empresa en cuestión el proteger a su cliente de esta manera. Facilitándoles la información precisa para que no caigan en este tipo de estafas tan dañinas y que tanto dolor causan, en los clientes, al margen de lo que es la pérdida económica de por sí.

También quiero decir que vamos muy poco a ver al abogado y no lo digo porque queremos tener más trabajo. Es obvio que queremos tener más trabajo, como todo el mundo, pero para mí es mucho mejor me paguen una consulta de poco dinero y acabar con un problema de raíz antes de que siga más, o de que ni siquiera se pueda producir ningún problema, que recibir luego al cliente y tener que pedirle unos honorarios mucho más altos por una pérdida que es mucho más alta.

En el caso del phishing bancario, al final, a menudo son los bancos los que se tienen que hacer cargo

El símil más es el de un médico con un paciente: como abogado quiero decir que no nos traigáis los asuntos cuando ya están consumados en vuestra contra, a poder ser, sino que es mejor prevenir que curar siempre. Y hay que ir al abogado hasta para firmar un contrato de una tarjeta de crédito, luego no digamos nada si vamos a meternos en cualquier negocio o transacción en la que nos estamos jugando un dinero importante. Por ejemplo, a la hora de encargar una obra, es rara a la vez que un cliente se adelanta a los problemas y viene a vernos para concentrarnos si tiene que adelantar o no un dinero que le están pidiendo. Y luego vienen los lloros cuando resulta que no teníamos que haberlo hecho o resulta que el contrato está mal o se da cualquier circunstancia adversa que se podía haber previsto en el despacho del abogado mucho antes. Insisto: cuando nos sale un bultito es importantísimo ir al médico cuanto antes y que nos miren. No esperar a tener una metástasis para ir al oncólogo a ver qué pueden hacer. Y en cuanto a la defensa de nuestros derechos legales pasa exactamente lo mismo. A veces los clientes esperáis demasiado para venir a vernos o no venís nunca, porque se entiende que ir al abogado es para curar una enfermedad y no para prevenirla, aunque funcionemos exactamente igual que los médicos. Por eso os digo que vale la pena pagar una consulta con nuestro abogado de confianza, que no es mucho dinero, antes de tener que ir a verlo después y con posibilidades muy limitadas de que podamos hacer algo por vosotros porque el daño ya está hecho.

Yo no tengo apenas ejemplos de clientes nuevos que vengan para pedirme consejo con respecto a un contrato que van a firmar antes de firmarlo. O de realizar la transferencia correspondiente. Porque no tenemos esa cultura de ir de la mano de un abogado como en otros países, donde hace más tiempo que han escarmentado de todas estas cosas. Y un ejemplo clarísimo de esto último es cuando tenemos que recuperar dinero que se nos ha estafado. Por mucha razón que tengamos y aunque podamos demostrar y hasta condenar al estafador, a la otra parte, al final es lo mismo, porque no vamos a poder recuperar el dinero que ya hemos perdido. Y en el caso del phishing bancario, al final, a menudo son los bancos los que se tienen que hacer cargo y eso a mí me satisface, porque mi prioridad es que el cliente salga del despacho con sus derechos restituidos. En realidad, lo que es ideal es que no lleguen a pasar ni siquiera estas cosas porque hacemos las llamadas correspondientes a tiempo y consultamos a la gente que nos puede ayudar.

Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes