jueves, julio 18, 2024
InicioOpiniónEditoresLa nueva normalidad: muere a los 61 años James Kottak, ex batería...

La nueva normalidad: muere a los 61 años James Kottak, ex batería del grupo ‘Scorpions’

En un día triste para los seguidores del hard rock, hoy nos enteramos del fallecimiento de James Kottak, el renombrado batería de la icónica banda alemana de heavy metal Scorpions y también miembro de Kingdom Come, a los 61 años de edad. Su hija, Tobi Tyler, compartía la devastadora noticia con el portal de entretenimiento TMZ.

Las circunstancias exactas de su fallecimiento aún no han sido reveladas, pero fuentes como Metal Sludge sugieren que Kottak fue encontrado sin vida en el baño de su residencia en Louisville, Kentucky (EE. UU.), y se especula sobre un posible paro cardíaco.

La contribución musical de James Kottak dejó una huella indeleble, especialmente durante las dos décadas que formó parte de Scorpions, desde 1996 hasta 2016. Sin embargo, sus serios problemas de alcoholismo llevaron a su salida del grupo, siendo reemplazado por Mikkey Dee de Motörhead. Antes de su tiempo con Scorpions, Kottak también fue reconocido como el baterista de Kingdom Come, así como por su trabajo con bandas como Krunk, Montrose, Wild Horses y Buster Brown.

Scorpions, en un sentido adiós a su exmiembro, expresó: «Muy triste noticia… nuestro querido amigo y baterista durante 20 años James Kottak falleció a la edad de 61 años. James era un ser humano maravilloso, un gran músico y un amoroso hombre de familia. Él era nuestro ‘hermano de otra madre’ y lo extrañaremos mucho. Rock’n Roll para siempre».

A lo largo de los años, Kottak fue abierto sobre su lucha contra la adicción al alcohol. En el año 2022, admitió públicamente que aún no había logrado liberarse por completo de esta dependencia, enfrentándose a un proceso de recuperación y sanación lento y continuo. A pesar de intermitentes momentos de sobriedad, experimentó varias recaídas.

En junio de ese mismo año, durante una actuación con su banda Kingdom Come en el festival Sweden Rock, se generaron críticas debido al visible estado lamentable del baterista en el escenario. Esto provocó comentarios negativos de asistentes y críticos, quienes expresaron su preocupación por la salud de Kottak.

Stevie Rachelle, cantante de la banda de glam metal Tuff, señaló: «Nunca he visto a un batería dormirse sobre el escenario». Incluso Robbie Crane, amigo de Kottak, comentó que la solución estaba en manos del propio músico y que la adicción lo consumía completamente.

EsDiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments