lunes, febrero 26, 2024
InicioOpiniónColaboradoresTierras pantanosas

Tierras pantanosas

“¡Tierra!”, gritó Cristóbal Colón en su viaje a lo que no se conocía que era América. Tras meses de travesía y sufrimiento, por fin llego a algo firme, a salvo del gran océano y sus monstruos. Me imagino que lo que nos cuenta el Caudillo de España en su último libre “Tierra firme” es parecido. Como un niño que necesita un juguete, porque Pedro Sánchez ha de tener una edad emocional como mucho de un adolescente de 12 años, yo diría de diez, por la ingenuidad e infantilidad de sus argumentos, nos describe qué ocurrió desde que perdió las elecciones aquel 28 de mayo. Por supuesto, que en el libro no se ve ninguna emoción, propio de un sujeto con graves signos de psicopatía, falta de remordimiento y de la más mínima empatía.  Ello es propio de quienes no incluyen la palabra “perder” en su vocabulario, no soportan ni críticas ni peros y creen que el mundo ha de bailar al ritmo que ellos piensan. Este pensamiento inmaduro, para nada racional y carente de argumentos propios (parecen sujetos que pertenecen a una secta, en este caso a la del globalismo y la masonería satánica), es propio de los dictadores, los cuales no soportan la frustración. 

El libro está lleno de ausencias que no son para nada inocentes. El 2 de junio recibe la visita de Hilary Clinton y ésta es recibida por su majestad, Felípe VI el 31 de mayo. Hay que mencionar que Hilary, esposa de Bill Clinton, ha estado relacionada con el caso Epstein, de pederastia infantil, que su esposo fue uno de los encubridores (y ella, of course) y que su nombramiento como primera dama no fue casualidad porque un año antes de ser elegido Bill Clinton como presidente, fue invitado a la reunión anual del Club Bilderberg, donde fue propuesto como candidato a la presidencia de los EEUU por el partido demócrata. Como las mafias demoniacas mueven todos los hilos, salió como vencedor y lo tuvimos ocho años en la Casa Blanca. Hilary Clinton y Pedro Sánchez tienen una gran amistad, pues nuestro detestado sátrapa fue formado en los EEUU en sus años mozos y sabemos que los demócratas son de izquierda, con tintes comunistas y de corte fascista camuflados. No sería extraño que su buena amiga lo ayudara en horas tan bajas y le propusiese hacer las cosas como se hacen al otro lado del charco, con unas elecciones cuyos resultados son falsos, con millones de personas sin poder votar por correo al ser convocada un 23 de julio, cuando todos están en la playa y con un servicio de correos de república bananera como el ansía controlar. Tampoco se abrieron los sobres de las actas para ver cuáles eran los verdaderos resultados, lo cual es obligatorio de acuerdo con la ley electoral. Hay demasiadas cosas que no nos cuenta, mientras se hace el buenito y el preocupado por los españoles, como aquél que no ha roto un plato en su vida.

“Entrada la madrugada, se veía con claridad que el resultado iba a tener una consecuencia política de primera magnitud. La ultraderecha iba a formar parte de numerosos Gobiernos en nuestro país. Los discursos reaccionarios contra las mujeres y la comunidad LGTBIQ+, el negacionismo climático o las ideas contrarias a la ciencia se iban a difundir desde los Gobiernos. No se podía subestimar lo ocurrido. Era el momento de decidir qué camino tomaba el país. O sociedades abiertas o sociedades cerradas: ese es el dilema que se plantean hoy las democracias de todo el mundo.” ¿Y qué está detrás de una mente tan pueril? Eureka, la agenda 2030.  Para ser un títere de Naciones Unidas y de mentes tan malvadas y diabólicas, no hay que ser ni inteligentes, ni sabios, ni amorosos, sino torpes, estúpidos y fríos como el mármol. Para tener un cargo como el de este sátrapa es necesario tener la conciencia en el congelador y, seguro, que cuando le propusieron el puesto, se lo dijeron muy claro o no hizo falta, pues ante su cuadro de psicópata narcisista, era perfecto, hasta el extremo de que no sería raro que esté neuro modulado. El hecho de relacionar el discurso no concurrente con su manera de ver el mundo, con lo reaccionario y el negacionismo, denota una ignorancia absolutamente espantosa, propia de un ser tan pobre a nivel mental que cuesta trabajo creer que haya sido capaz de escribir su obra de arte, a menos que alguien le haya dado forma y, no sé por qué, pero sospecho de Irene Lozano. De hecho, figura como alguien que le ayudó a poner orden en las grabaciones y material de su libro anterior, “Manual de Resistencia”, publicado en el año 2019.

Irene Lozano se presentó como número 4 en las listas socialistas por Madrid en las elecciones de 2015. En el año 2018 fue nombrada secretaria de Estado de la España Global, por el Real Decreto de fecha 11 de octubre de ese año, y el 31 de enero de 2020 formaba parte del Consejo Superior de deportes, hasta que un año después solicitaron su dimisión por un escándalo. “Tú me haces un favor y, como eres buena amiga, te doy un cargo”. No importa ni la capacidad ni la preparación. Está claro que Pedro Sánchez es muy generoso con sus amigos, perdón, con quienes le hacen la pelota a lo grande, porque los verdaderos te dicen las cuatro verdades y has de escucharlos, cosa que ese sujeto interpreta como insultos. “La derecha se había movilizado de forma extraordinaria, lo cual venía a reforzar la sensación de cambio de ciclo inevitable. Al mismo tiempo, el PP había exacerbado hasta tal punto los ataques contra mí que aquello me interpelaba personalmente.” Son palabras literales de su aburridísimo libro. No sé si pensar que, aparte de ser un psicópata narcisista, presenta un cuadro de delirio de persecución y todo lo que se diga es hacia su excelentísima pestilencia, a tenor de que considerar términos como fachas y ataques y, por supuesto, insultos, cosa que, según su moral, él nunca hace. “La posibilidad de que la ultraderecha entrara en el Gobierno de España nunca había estado tan cerca desde la muerte de Franco, y la gente de más edad, los millones de españoles que vivieron su niñez y su juventud en la dictadura, sentían algo peor que inquietud: sentían miedo.” ¿Miedo? ¿Terror a los fascistas? ¿Inquietud? Lo que no sabe este señor es que Franco a su lado era un angelito y que él personifica la dictadura comunista, la falta de derechos más básicos para los ciudadanos, la imposición de su santa voluntad y una intolerancia, comparable a la de los dictadores que nos vienen a las pesadillas, con ese rostro frío, de aquel que ni siente ni padece, con cara de cartón. “Pese a todas las dificultades, en esta pasada legislatura se han sentado las bases de grandes transformaciones, con el medio ambiente, la lucha contra la desigualdad y la transición digital como ejes principales. Se trata de cambios que requieren maduración, coherencia en las políticas y constancia para consolidarse. En el futuro se abre un panorama complejo, con numerosas incertidumbres, en el que está en juego algo tan elemental como el avance o el retroceso de nuestro país.” Resumiendo, cree estar en posesión de la verdad, de la única posible y los demás somos estúpidos; se cree el salvador de España y debemos creer en él como el miserable dios que se cree que es.

¿Tierra firme? Aparte de que el título no es ni original, registrado previamente por Matilde Asensi (ni tan siquiera se ha molestado en ver si ya otra persona lo había empleado), yo lo llamaría Tierras pantanosas, llenas de gusanos, de demonios y de caramelos para quien no ha madurado ni intelectual ni emocionalmente. Lo grave es que el presidente del gobierno de España tiene ese perfil, en cuyo caso estamos en serio peligro. Es como dejar un avión al mando de un gorila.

No recomiendo su lectura por aburrida, sin estilo, sin contenido, lleno de justificaciones y cuentos de viejas, que sólo gustarán a los que forman parte de su religión, como si fuese su maestro, su maestro de las malas artes de la política y de la falta de inteligencia.

Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes