jueves, febrero 29, 2024
InicioCienciaLa psicología como arma de guerra

La psicología como arma de guerra

Cuando visitas a un especialista de la salud, un psicólogo, por ejemplo, esperas a que el doctor te escuche y aplique todo su conocimiento para ayudarte a que comprenda mejor tus problemas, te dé herramientas con las que hacer frente a la dificultad y resolver sus emociones, al tiempo que le haga llegar al fondo del asunto. No es posible dejar uno de estos asuntos, tan delicados, por cierto, completamente resueltos si no llegamos a la raíz. Para eso hay que trabajar con la verdad y nunca con la trampa, hay que ser profesionales honestos y no dejarse engañar por colegios profesionales y corporaciones que defienden intereses espurios al servicio de políticos que imponen su ideología de tánatos, incluso en las consultas y, de paso, en las mentes de clientes inocentes, que no saben ser felices.

¿Qué asunto es clave en todo ello? No es cómo te sientes ni lo que piensas ni lo que crees que has de hacer, no. La esencia reside en tu sistema inmunológico y las variables que lo conforman. La psiconeuroendocrinoinmunología, perdón por este término tan largo, relaciona el sistema inmunológico con el nervioso y el endocrino, todo en un solo pilar, a través del sistema hipotalámico, pituitario y adrenocortical, donde se concentran y procesan nuestros recuerdos y emociones, así como interpretaciones al respecto. 

La relación entre las emociones y nuestro sistema inmune es directa. Alba Elisabeth Mustaca en su artículo titulado Respuestas bifásicas del sistema inmune por frustración y euforia, de 1999, publicado en la revista latinoamericana de psicología, nos dice lo que “la presentación de eventos aversivos, tales como choques eléctricos, exposición al frío, al ruido o a restricción física, pueden alterar la actividad inmunológica. Por ejemplo, las ratas expuestas a choques incontrolables e impredecibles exhiben una supresión de la función de los linfocitos después de estimularlos con mitégenos policlonales (Laudenslager et al., 1983; Mormade et al., 1988). Las exposiciones a situaciones impredecibles también suprimen la proliferación linfocitaria en humanos (Zakowsky, 1995). Las ratas expuestas a ruidos intermitentes durante períodos de 3 semanas (van Raaij et al., 1996) o a 15 horas de restricción física (Teshima et al., 1992), también muestran supresión linfocitaria. Estos efectos inmunosupresivos no se limitan a presentaciones de estímulos aversivos.”  Concluye afirmando primero que “están relacionados con las características de incontrolabilidad e impredecibilidad” y que “los sujetos tienen mayor supresión linfocitaria cuando son expuestos a diversos niveles de estimulación aversiva impredecibles e incontrolables que cuando pueden controlar o predecir estas situaciones, o cuando pueden escapar de ellas.” Del mismo modo, el retiro de refuerzos positivos o premios reduce su efectividad. Los experimentos en ratas y ratones se han ido desarrollando desde hace años y en los humanos no son muy distintos, aunque con resultados sorprendentes.

Las respuestas de adaptación a situaciones estrés prolongado o crónico se convierten en actos mágicos o creencias liberalizadoras en humanos; es decir, desarrollamos una nueva religión con actos litúrgicos que nos hacen creer que nos vamos a librar el dolor y de la privación (luego veremos quienes nos crean estas situaciones), o eso al menos fue lo descubierto por Kiecolt-Glaser, Glaser y Dyer (1987). Bloom y Asher (1978) descubrieron como en situaciones de divorcio para ambos sexos el efecto sobre el sistema inmune era una reducción de los leucocitos T y B y de las células NK (Natural Killer). Ya desde 1988 hay estudios que hablan incluso de la percepción de soledad como un factor a tener en cuenta. House, Landis y Umberson destacan la mayor tasa de mortalidad en grupos sin relaciones sociales o muy escasas y Kielnot-Glaser et al (1984) señalan como la percepción de soledad es clave para que las células NK sean inferiores, incluso en pacientes de cáncer, de los cuales, el grupo que no la percibían tanto, tuvieron procesos más largos y no tan cortos de vida.

Imaginemos ahora un evento como el que sucedió en 2020, con todos metidos en nuestras casas, sin poder salir, sin poder trabajar ni tener ingresos,  obligados a renunciar a nuestra vida social, ver a nuestras familias, amigos y a dejar atrás hábitos de vida completamente enraizados en nuestra identidad personal. ¿No supuso ello un proceso de duelo para muchas personas? ¿Y cuál fue el resultado del mismo? Deterioro del sistema inmunológico, enfermedad, procesos respiratorios afectados (muy comunes en personas que sufren de depresión y ansiedad agudas) que se confundieron con el famoso covid. El resto, los fallecidos en los hospitales, lo fueron por los protocolos de la OMS en los hospitales, criticados y considerados criminales no por pocas personas. Ni las PCR ni los remedios y mucho menos las vacunas (un tema aparte) fueron útiles, sino que incrementaron la tasa de fallecidos, pero claro todo era covid y persiguen que eso creamos…

El aislamiento social fue un arma de guerra mortífera. Imponernos la información pandémica de fallecidos, cuidados extremos, protocolos extremos y absurdos, así como el miedo a contagiarnos, fue un plan perfecto para provocar lo que podría ser una pandemia, si no fuese porque muchos nos dimos cuenta de la estrategia. El estrés crónico acabó por reducir la eficacia del sistema inmunológico y aquellos sujetos de la tercera edad que fueron vacunados de la gripe el año anterior, cayeron como moscas por las antenas 5G que pusieron al lado de las residencias. Resultado: muerte, estadísticas escalofriantes, contagios y teorías absurdas para tenernos asustados como perros debajo de la cama sin atrevernos a asomar el hocico. Ya no hacía falta la policía pendiente por si osábamos sacar a nuestra mascota, algo que era arriesgado, inclusive; no, ellos sabían perfectamente lo que hacían y nuestros políticos (Pedro Sánchez, Illa y todos los que dirigieron estas medidas sin un equipo de expertos), desarrollando un experimento, como si fuésemos ratas, nos hicieron creer en una pandemia y en una vacuna, como única forma de solución. No les era suficiente con las cifras de muertos de la primera ola, para introducirnos un veneno en forma de grafeno y lípidos artificiales con nanocircuitos para seguir matándonos y controlándonos como esos animales, a los que, por cierto, sacrificaban después de sus experimentos…

Pero para ello emplearon la psicología de la muerte y hacia la muerte, consistente en estudiar las estrategias para matarnos uno tras otro con engaños propios de criminales de las universidades más siniestras. Los ejecutores fueron simples ignorantes, pero bien enseñados en las malas artes del barco de Anubis, porque ellos serían los encargados de remar en aguas oscuras de miedo, crisis, incertidumbre, odio, división y rabia, emociones todas que hunden nuestro sistema inmunológico hasta hacerlo completamente inservible. Se podrían haber ahorrado toda esa patraña del covid y ese montaje que da risa y no hubiese sido necesario dar explicaciones a los ciudadanos españoles.

Mientras tanto, las élites ya han aleccionado a Mónica García, anestesióloga y con sólo experiencia política y fanática acérrima de la genocida agenda 2030, para que siga con los planes de la OMS, para continuar con el experimento, implementar más teorías psicológicas de manipulación de masas para jodernos la salud y hacernos vivir en el sufrimiento perpetuo.  Es así como se juega a ser diosa en el mundo de los mediocres, haciéndola creer que los demás somos menos inteligentes, pero hete aquí que se equivoca la ministra. Ya fue descubierta y pronto le arrancaremos la máscara o se caerá solita. La estupidez es el peor pegamento cuando hay estulticia y perversión, y sobre todo, voluntad de muerte y no de vida.

Tenga cuidado entonces cuando visite a un especialista, no sea que detrás de su bella sonrisa se encuentre la quijada de un demonio, ávido de enfermedad, sufrimiento y sangre.

Artículo relacionados

13 COMENTARIOS

  1. La cultura de la muerte se ha instalado en la sociedad, asesinatos de ancianos en las residencias de mayores encerrados en sus habitaciones y sin cuidados, en los hospitales con los protocolos de la Organización Mafiosa de Sicarios (OMS) todo fue ideado y planificado en el Evento 2021, ese que el genocida Bill Gates dice que no existió, nos toman a todos por idiotas, hacen falta muchas guillotinas y sogas.

  2. Simplemente subversión. Todo dado la vuelta. El 9 por el 6.

    Pero la Humanidad ya tiene poco que perder si se pierde ella y hasta ahora desde luego no lo han conseguido que ocurra.

    Lo que viene no hay quien lo pare.

  3. Excelente perspectiva científica para explicar lo que algunos vimos desde el primer momento. Cuando algunos nos querían asustar diciendo que era un experimento de guerra biológica, otros sabíamos a ciencia cierta que era guerra psicológica. Por eso, porque nunca creí que existiera ese virus, pedí al Ministerio pruebas de su existencia. Hasta 4 veces lo pedí. A la cuarta, por fin, confesaron que no las tenían.
    https://www.eldiestro.es/2021/09/bombazo-sanidad-reconoce-que-no-dispone-de-cultivo-de-sars-cov-2-ni-registro-de-laboratorios-con-capacidad-de-cultivo-y-aislamiento-para-ensayos/

    • Despues de lo cual se debio denunciar por fraude sanitario y la inoculación de ARMAS BIOLOGICAS cosa que nade ha hecho salvo en otros paises. Y esa es la realidad y por eso estamos como estamos aún. Y vamos a tener suerte porque esto el global porque si fuera por nosotros nos ibamos al carajo.

  4. Desde el principio me harté de transmitir en mi entorno y en unas redes que Gates y cía creían que controlaban al 100% el hecho constatable y demostrado hacía tiempo por la ciencia (la normal) de que el estrés y el miedo intenso ‘bajan las defensas’ o incluso somatizan y agravan enfermedades. Así como el exceso de asepsia y aislamiento (gel, bozal, lejía, alcohol, aislamiento) hace más vulnerable a enfermar por cualquier minucia, una teoría muy asumida por médicos y científicos preplandémicos. Por cierto este último argumento ahora lo usan mucho para «explicar» los aumentos de diversas enfermedades, pero sin reconocer su burricie seguidora de la ‘ciencia’ mediática y política ni cuestionarse si fueron ellos los que crearon un desastre.

    Pero al parecer lo de no perder de vista los fundamentos científicos consolidados nos convertía en magufos anticiencia…

  5. La guerra pcicologica no solo la hace el enemigo, la hacen los idiotas y falsos disidentes que todavia no se enteran. Los de la patada en la puerta han sido absueltos, lo digo para alguno que todavia sigue diciendo que se les esta juzgando por allanamiento de morada…
    No os enterais la mayoria de nada y entre idiotas, falsos disidentes, borregos así nos va.
    Otra tonteria lo del consentimiento informado, el consentimiento informado se aplica en tratamientos no en ARMAS BIOLOGCAS a ver si espabilamos ya que pareceis muchos idiotas o más bien os haceis los tontos me parece a mi. El problema es cuando señores como Angel Nuñez explican las cosas claras y tontitos a las tres lo entienden al reves o siguen con la misma monserga que si efectos adversos, consentimeinto informado como si esto fuera una operación o un tratamiento experimental por ejemplo contra el cancer. Pero es veneno y en los venenos o las armas biologicas no se aplican los consentimientos informados y lo de efectos adversos con lo cual todas las denuncias se plantearon y aún se siguen planteando mal apoyando el relato oficial. Sr Angel Nuñez mi consejo es que su mensaje lo difunda en medios que realmente le apoyen y deje vd de echar perlas a los cerdos. Hay un medio con el que vd colabora que el presentador no se entera aún y sigue con el discurso oficial llevando a oficialistas a más no poder por eso muchos ya no salen en su canal porque ya se han dado cuenta que se la cuelan una y otra vez.

    • Yo es que flipo con lo de que si los inmigrantes ‘ilegales’, el ‘consentimiento informado’, las ‘querellas», las ‘firmas’, la ‘inconstitucionalidad’ y todas esas fantasías de gente atrapada en un sistema desaparecido en el que los mecanismos normales aún funcionaban aceptablemente y la Ley se creaba y velaba bajo principios naturales superiores.
      Pero vamos, lo del consentimiento informado se lleva la palma. Aún si lo informado fuese la verdad más rigurosa…

        • Lo que pasará es que con estos porcentajes ganan los malos por goleada, sobretodo cuando todo reviente e impongan su régimen con las palabras fraudulentas que atienden los borregos y la mayoría de los «despiertos».

  6. Muchos siguen poniendo al Tonto TV como ejemplo de disidencia cuando estos señores siguen promocionando el veneno con la campaña de intoxicación y muchos imbeciles porque no tienen otro nombre siguen acudiendo a gatos, cascabeles aunque sea en otro medio y programas parecidos con falsos disidentes a más no poder. O siguen en sus canales de Telegram poniendo extractos de estos programas lo cual ya resulta paradojico. O se esta con ellos o se esta con la verdad, no hay más, no hay termino medio a ver si lo entendemos de una jodida vez porque ya estoy un poquito hartito de articulitos, payasitos en los comentarios y demás «despiertos» que siguen jugando con las reglas de estos asesinos. A ver si lo entendemos ya la gente que ha participado en este crimen no puede seguir en sus puestos, no son legitimos por acción u omisión. Pues nada muchos siguen sin enterarse y tienes que aguantar sus payasadas una y otra vez que si Estado de Derecho, que si los jueces, que si la policia, que si, que si. Y para los de la Autoridad a ver si enteran ya de una pauta vez que la AUTORIDAD es el pueblo porque ellos son representantes de tu AUTORIDAD no son la autoridad sino no necesitarían tu voto que tambien esta amañado no solo en el recuento sino en el propio sistema sin consentimiento firmado. Todavia no entendeis que muchos funcionarios sobretodo de Justicia como muchos letardos vais a acabar en la calle y otros en la carcel porque ya no se os necesita donde habeis estafado una y otra vez y habeis traicionado la confianza del PUEBLO.

  7. Lo más inaudito es que todavia hay gente que cree que si uno se defiende con la Ley Natural puede acabar mal y que eso es culpa de los que la aplican sea con REML. con clamos o con otros medios. Y que los abogados les ayudan a que no acaben peor. Pero vamos a ver señores, los abogados son parte interesada de este sistema y si la ley natural no se aplica es por culpa de los jueces y fiscales no por culpa de quienes la defienden porque ya no tienen jurisdicción ellos pueden decir misa cuando todo termine tendrán que dar cuenta de sus actos. Y la culpa de que algunos sean secuestrados, menores incluidos es culpa de la prevaricación de los jueces y fiscales vamos a dejarnos ya de payasadas no de la ley Natural. El derecho Positivo es una estafa y muchos lo defienden porque viven de ello, la filosofia del Derecho es la de vds no la de los que aplican la Ley Natural cuyas Constituciones se basan en ella por eso son tan importantes como la carta universal de DDHH. Y por eso estamos como estamos por permitir estafadores en los juzgados que es lo que son y demostrado ya con pruebas aplastantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes