jueves, abril 18, 2024
InicioOpiniónColaboradoresFelipe VI, infinitamente peor que Juan Carlos I (...y ya era complicado)

Felipe VI, infinitamente peor que Juan Carlos I (…y ya era complicado)

Tras escucharle en la piara de la Carrera de San Jerónimo, jaque. Casi mate. Abrir, en su día, pues, la veda con el Rey Elefante cual ( inútil, aclaro) cortafuegos para «salvar la monarquía». Recordemos que exilio, traición y corrupción son tres constantes en la historia de los Borbones, a los tiburones, desde Felipe VI hasta Campechano  Primero. Felpudo es peor que el anterior en lo relativo a cinismos, embustes, hipocresías y tomaduras de pelo ( ¿pero qué coño va a defender patria alguna semejante hijo de la logia, preferentemente británica, además de la simpar y deletérea Orden de Malta?). 

Comisionista y enjundioso y largo etcétera

En su día el rotativo The Telegraph incluyó en su día al presunto Preparao en la red de comisiones millonarias saudíes. En la fundación Lucum aparece como segundo beneficiario después de su padre. La jefatura del estado se hereda y la corrupción, también. Así que la credibilidad de las cuentas de Felipe VI, es la misma que la de su padre. Nula. Lo que intentan hacer Felipe y Letizia va a ser una repetición corregida y aumentada de lo que han hecho Juan Carlos  y Sofía con sus fundaciones, puritas patrañas para lavar dinero negro. No hace  falta más que imaginarse lo que ya sabemos, y multiplicarlo por mil, por ejemplo, para hacerse una aproximada idea de los beneficios económicos que obtienen (y obtendrán) los Borbones a costa del expoliado pueblo español.

Felipe de Borbón siendo príncipe de Asturias, Felipe de Borbón y Grecia, fue el presidente de la empresa «Sociedad Española de Estudios para la comunicación fija a través del Estrecho de Gibraltar SA». De esta misma compañía eran consejeros su abuelo Juan de Borbón y Battenberg y otros «ilustres» personajes, como Muhammad Kabbaj, Alí Benbouchta, Azeddine Guessous (embajador de Marruecos) o Antonio de Oyarzabal Marchesi (embajador de España en Dinamarca, en Quito, ex-director general de Cooperación Técnica Internacional, gobernador de Guipúzcoa, de Tenerife, y director de la OID, Oficina de Información Diplomática). Pero la cosa fue a más. A mucho más. Qué decir, ejemplo a grosso modo, de las Fundaciones Príncipe de Asturias o Girona.

Cosa Nostra

Felipe de Borbón utilizó a Letizia (ains esa luna de miel/mierda) como cobradora de comisiones reales, al igual que hizo La Infanta Cristina bajo la tutela de su padre con Iñaki Urdangarin. Algunas escapadas con sus amigas no fueron tal, sino reuniones con grandes empresarios a los que les dice, grosso modo: «¡Venga! ¡Aflojad!». Es típico del borboneo delegar en los plebeyos de la Famiglia que se encarguen de lavar sus trapos sucios con sus propias manos.Los peces gordos del Reino de Bozaia ( del IBEX-35 y más allá, mucho más allá) pagan un 10% a Casa Real ( también lo hacía Margarita Robles en su día) y parece ser que el pago responde a una ley no escrita, una más de esta abyecta monarquía; otros «grandes» se niegan a pagar el diezmo. ¿ Qué reciben a cambio? ¿ Blindaje legal  (control de los jueces) y mediática (control de los medios) ante delitos graves, muy graves, no solo financieros, además de favores económicos y empresariales como intermediación con otros gobiernos y empresas para hacer negocios? Elucubren, pues. Y todos al alimón beneficiándose de fondos opacos en paraísos fiscales, lejos, del por otra parte, fisco ladrón. Cuenta Soleado, Fasana y cía, para qué irse más lejos.

Luys Coleto
Prófugo de la existencia
Artículo relacionados

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes