martes, marzo 5, 2024
InicioOpiniónColaboradoresAventuras y desventuras del falsario en Tierra santa

Aventuras y desventuras del falsario en Tierra santa

Artículo de Alfonso de la Vega

“Exterminad a todas estas bestias”, “El horror, el horror” (Kurr)

 Las últimas peripecias del gran timonel en Israel amonestando al fanático sionista Netanyahu que le miraba con cara como ¿de dónde habrá salido este audaz panoli que no sabe con quién está hablando?, me han recordado un famoso texto de Joseph Conrad de título El corazón de las tinieblas. Un libro en el que se basa la trama psicológica de la película Apocalipsis Now de Coppola.  Y también, en cierta forma, El corazón del bosque de Gutiérrez Aragón. Esta última sobre el maquis de la posguerra española.

En la novela de Conrad, el protagonista Marlow ha de encontrar al desquiciado y embrutecido Kurr y devolverlo a la civilización, pero éste muere durante el regreso. En las dos adaptaciones cinematográficas citadas, el capitán americano recibe órdenes de eliminar al antes prestigioso coronel Kurr refugiado en Camboya e igualmente el Partido comunista decide lo mismo con su descontrolado maquis en España. Se trataría de gentes tan desquiciadas, tan poco fiables ya, que irían por libre y no sirven a los amos, ya no son útiles para el plan.  Se hace preciso eliminarlos antes de de que provoquen algún desastre descontrolado o fuera del plan o contrato inicial. Ahora bien, ¿el problema del Mal se resuelve eliminando a sus agentes humanos?

En su novela Conrad describe el Congo que él conoció, trabajando en el vapor Roi des belges que operaba en el río Congo. Un territorio expoliado y sacrificado por el codicioso genocida rey de los belgas Leopoldo II, la Bélgica nido o refugio de pederastas y puchimones. Y en el que campaban a sus anchas, fuera de la civilización y de elemental piedad humana, el desprecio a la vida, los abusos y crímenes de los colonizadores europeos incluidos los británicos que tan hipócritamente se permiten calumniar a España. Hoy, el colonialismo más siniestro y agresivo se pretendería perpetrar incluso contra las propias sociedades antiguas metrópolis.

“La locura mueve el mundo” nos advertía Fernando Pessoa, como pesadilla de la Razón y olvido de la Haskalá: Los sionistas son gente que no deseaba la progresiva asimilación dentro de la sociedad nacional respectiva patrocinada por la Haskalá, el intento de integración de los judíos europeos con el mundo secular tras la Ilustración, dando lugar al sionismo.

Grupos de la más absurda o abducida derecha española cómplice con el desastre, que se parecen al lorito, lorito, repetidor de consignas, acusarán indebidamente al falsario de “antisemitismo”. Se olvidan de la marginación social y de la discriminación racial que padecen los propios judíos sefarditas de Israel, que son precisamente los genuinos hebreos semitas, en tanto que los judíos askenazis de origen europeo, que constituyen la casta dirigente en el Estado sionista, no pertenecen a ese tronco racial. Por otro lado, han sido precisamente estos últimos los fundadores y principales promotores del sionismo moderno, autores de las mayores barbaridades y cuyo carácter racista no debería extrañar tratándose de gentes que aplican a los sefarditas el calificativo despectivo de «negros». Antisemita más bien sería, por ejemplo, el primer ministro David Ben Gurion cuando declaraba que: «No queremos que los israelíes se levantinicen. Debemos luchar contra el espíritu levantino (esto es: semita) que corrompe a los hombres y a las sociedades» (Le Monde, 9-3-66).

Y semitas, además de los sefarditas son los palestinos, que eran los que habitaban el territorio antes de ser invadidos y para los cuales el falsario ha pedido un Estado propio. Esta distinción clarificadora debiera estar presente en cualquier análisis sobre el judaísmo. En la polémica con el jaque matón sionista que en un rasgo de chulería habría llamado a consultas al embajador, el falsario debe ser apoyado, no por ser español sino porque lo que ha dicho es justo y razonable. Viene a corroborar las palabras del secretario de la ONU en defensa de la infancia en Gaza que está siendo cobardemente masacrada por el ejército judío. Y no, por muy “pueblo elegido” que se crea ser, eso no le da derecho al genocidio impune. Y menos de niños. Los niños son sagrados.

También desde el punto de vista político, estamos ante otro ridículo para Occidente y su pretendido mundo con “reglas” como dice Borrell. Si EEUU apoya a Ucrania en la lucha por el territorio contra el “invasor” en cambio la regla no vale cuando se trata de los judíos y en Palestina apoyan al ocupante que continúa ocupando con gran violencia.

Pero Sánchez, «alguacil alguacilado», muestra ser poco prudente al ponerse en situación de sufrir en carne propia las delicias del pensamiento único que él mismo está estableciendo en su dictadura española. Prócer de lecturas muy limitadas, entre maquinación y maquinación no debe tener tiempo ni para leer las notas que le pasan sus miles de asesores, becarios, legos y mandarines…  Si se me permite una sugerencia gratis, haría bien en recordar un caso de memoria histórica: la suerte de su predecesor Suárez se torció fatalmente para él, con golpe incluido, cuando le dio por enredar con el estrecho de Ormuz y a favor de la causa palestina.

Imitando a De Gaulle en Montreal, Canadá, con su famoso lema extemporáneo, pudiera ser que al falsario se le hubiera subido el cargo a la cabeza. Olvida acaso su condición de títere como no la más adecuada para llevar la contraria al amo titiritero. O el que no todos sus opositores son tan febles e inútiles como los monárquicos o el PP de Feijoo, ni que tampoco se puede obviar la servidumbre y reconocimiento al Padrino sin que tal actitud acabe teniendo consecuencias indeseables.

De modo que si Sánchez pretendía ser un heroico capitán Marlow contra el coronel Kurr Netanyahu, puede que más bien la realidad sea la contraria. Que se hayan dado o se vayan a dar órdenes de amortizar a un tipo tan engreído y soberbio que se habría convertido en un peligroso verso suelto.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

4 COMENTARIOS

  1. Magnífico artículo, mi enhorabuena a su autor. Penetra como con rayos x en nuestra historia y nuestro presente para desvelar las claves causales que tan bien ocultadas tienen sus escondidísimos artífices. Difiero en un punto: Sánchez no tiene ninguna posibilidad de actuar por su cuenta. Lo han elegido por su alta idoneidad (narcisista, psicópata y fiel al amo) para ser su sicario en este momento histórico español. Nos lo han impuesto ahí estos expertos en el engaño, la manipulación, la fuerza y la violencia (mediante Pucherazos Soros/Indra) porque están seguros de que es el perfecto títere que no se saldrá ni un ápice del guión. En parte se ocultan tan exitosamente porque nos dejan montones de falsas pistas que enmarañan la investigación social

    • Muchas gracias. Me alegro le haya gustado. La cara del falsario indicaría que no conocía el guion al menos en su totalidad o resultados. O bien que ha querido ir por libre para lucirse y la cosa no le habría resultado como quería. Y estoy de acuerdo en que no tiene posibilidad real de actuar por su cuenta, de ahí mi referencia a Conrad.
      La situación mundial es muy confusa, con muchos frentes abiertos.
      Gracias, de nuevo.
      Alfonso

    • Sinceramente, creo que algo va a pasar aunque no sé bien qué. Creo interesante atender a la posible conspiración conjunta entre vascos y catalanes contra nuestra nación ayudados por el exterior. Podemos es otra falsa bandera pero da la impresión de estar ya en declive o amortizada. Pero no se va a resignar fácilmente a desaparecer. La situación mundial me parece muy incierta y muchas cosas dependerían de eso. De momento vamos a ver qué pasa el martes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes