sábado, mayo 18, 2024
InicioUncategorizedLos odontólogos advierten sobre los riesgos de optar por procedimientos dentales exprés...

Los odontólogos advierten sobre los riesgos de optar por procedimientos dentales exprés en Turquía

Aunque todavía no es tan común como someterse a procedimientos capilares en Turquía, los tratamientos odontológicos en este país están ganando popularidad día a día. En la web ya es posible encontrar una amplia variedad de ofertas de paquetes de viajes que incluyen estos tratamientos, al igual que sucedía con los implantes capilares, y se destacan por ser opciones económicas que comprenden un viaje de ida y vuelta en un solo día, con una noche de estadía, además de un tratamiento estético dental, todo ello a un precio considerablemente inferior al que supondría un tratamiento similar en España.

«Esta elección puede tener consecuencias desastrosas»

En España, se han encendido las alarmas debido a que numerosos pacientes han denunciado a través de las redes sociales los problemas de salud que experimentaron después de someterse a tratamientos dentales rápidos y económicos en Turquía. Raúl Cuesta, dentista en Palma de Mallorca y quien ejerce en la clínica Centro de Urgencias Dentales, ha comenzado a advertir sobre los peligros que esta práctica puede conllevar. La tendencia de buscar una sonrisa perfecta, blanca y alineada en tan solo 24 horas y a un costo reducido puede tener graves repercusiones para la salud.

Sonrisas ‘Perfectas’ en un Día: Riesgos de los Tratamientos Dentales Rápidos en el Extranjero

¿Es posible conseguir una sonrisa perfecta, blanca y alineada a un costo asequible y en tan solo 24 horas? Esto es lo que prometen los paquetes turísticos que se ofrecen en línea, incluyendo traslados privados desde el aeropuerto hasta la clínica, una noche de hotel, un tratamiento completo (como carillas o fundas dentales) e incluso un anfitrión personal disponible las 24 horas.

Estos tratamientos implican esencialmente tallar toda la boca, desgastando los dientes de manera que queden muy pequeños e iguales, para luego colocar unas fundas de porcelana, conocidos como Emax. Estos procedimientos, además de ser extremadamente invasivos, son realizados de manera exprés, en tan solo 24 horas, mientras que en España, tratamientos similares pueden requerir dos o tres semanas.

Tanto la agresividad de estos procedimientos como la rapidez con la que se llevan a cabo pueden tener graves implicaciones para la salud, tanto a corto como a largo plazo, como señala el Dr. Cuesta, dentista en Palma de Mallorca.

Implicaciones para la salud de los tratamientos dentales negligentes en Turquía

Las implicaciones para la salud de llevar a cabo este tipo de tratamientos son múltiples y algunas de ellas pueden ser extremadamente perjudiciales. «Los pacientes que buscan este tipo de tratamientos suelen tener dientes apiñados o mal posicionados. En el extranjero, lo que hacen es rebajar varios milímetros de estos dientes para que las fundas o carillas que se colocan tengan un ajuste adecuado», se explica.

Sin embargo, esto se realiza sin tener en cuenta la alineación de la mordida. Según el Dr. Cuesta, esto conlleva la pérdida permanente de una parte del diente, «un daño irreversible que afectará al diente de por vida», advierte. Entre los riesgos a corto plazo asociados a este tipo de tallado se incluye la posibilidad de una gran sensibilidad dental, lo que, en muchas ocasiones, requiere la necesidad de someterse a un tratamiento de endodoncia.

Sin embargo, las consecuencias más preocupantes de este tipo de procedimientos se manifiestan a medio y largo plazo. «A pesar de que el diente se vuelve más pequeño, sigue soportando la misma carga, lo que provoca inflamación de las encías que afecta a las fundas de porcelana y causa dolor. Además, pueden desarrollarse bolsas periodontales que resultan en la pérdida de hueso de soporte. Con el tiempo, el diente puede perderse y caerse. Además, al disminuir la cantidad de encía, se expone el margen de las carillas o coronas», lo que significa que un tratamiento inicialmente estético se convierte en todo lo contrario.

Aún más grave es que estas consecuencias puedan afectar a la salud general del paciente. «Debemos recordar que esto es un procedimiento médico-sanitario que puede generar numerosos problemas de salud, no solo la pérdida dental. He tenido pacientes que desarrollaron endocarditis bacteriana, una infección cardíaca que puso en riesgo sus vidas debido a una infección bucal», advierte. «Si surge algún problema, ¿estás dispuesto a viajar a Turquía para buscar soluciones?», plantea.

El Dr. Cuesta quiere dejar claro que, en ningún caso, en las clínicas dentales de calidad las cosas se hacen así, “jamás limamos los dientes para poner coronas, sino que los realineamos primero para distribuir las cargas adecuadamente. Y las carillas que ponemos son finísimas, de 0,2 milímetros, mientras que en Turquía las hacen de 2-3 mm. Lo que hacen allí con bloques de cerámica, como si fueran teclas de piano”, describe.

Además, es importante destacar que estos tratamientos no son realizados en un solo día, ya que el proceso de alinear los dientes puede llevar meses, mientras que la inserción de las carillas requiere semanas. «El proceso es más prolongado, ya que primero alineamos los dientes y luego colocamos carillas temporales para garantizar que el paciente no las rechace. Solo el procedimiento de colocar las carillas lleva alrededor de dos semanas, en contraste con las tres horas que se necesitan en Turquía».

Por supuesto, también existe una diferencia en el costo, ya que en Turquía las carillas cuestan alrededor de 250 euros, mientras que en España, en una clínica de alta calidad, el precio es de aproximadamente 600 euros. Es fundamental recordar que, aunque en Turquía sea más económico, en España también existen clínicas de bajo costo que realizan prácticas similares. «Ofrecen tratamientos similares que también conllevan riesgos», señala.

No debemos pasar por alto que cuidar nuestros dientes va más allá de cuestiones estéticas. Como subraya el odontólogo, «sin una prescripción y supervisión adecuada de un profesional cualificado, puede tener consecuencias desastrosas para nuestra salud. Para cualquier tratamiento, es esencial realizar un diagnóstico previo que garantice la seguridad del paciente, teniendo en cuenta las encías, posibles patologías y características morfológicas de cada pieza dental. Además, se requiere un seguimiento detallado posterior, algo que no se realiza en estos viajes exprés a Turquía».

Artículo relacionados

Entradas recientes