lunes, febrero 26, 2024
InicioOpiniónEditoresOtro caso más en que se desarticula una red criminal de denuncias...

Otro caso más en que se desarticula una red criminal de denuncias falsas por violencia de género

¿Cómo era aquello de que las denuncias falsas por violencia de género solo representaban el 0,01% del total? Pues está claro que los datos no cuadran ya que cada vez son más los casos en que se logra demostrar la cantidad de delitos que se cometen por imputar falsamente y con mala fe a personas inocentes. Recordemos el caso de la «abogada» que había denunciado a su expareja hasta en nueve ocasiones acusándole de haber abusado de la hija que tienen en común.

Pero lo que acabamos de conocer tiene aún más enjundia. Resulta que ha caído una organización criminal que se dedicaba a simular episodios de violencia de género para regularizar a mujeres marroquís. Según recogen varios medios, en la operación policial han sido detenidas siete personas (cuatro mujeres y tres hombres) en distintos puntos de las provincias de Granada y Almería que conseguían permisos de residencia para las mujeres que simulaban haber sido agredidas y ofrecían hasta 1.000 euros a los hombres que se prestaran a hacer de maltratadores.

Tanto ellos como ellas estaban en situación ilegal en España. A las mujeres que hacían de falsas víctimas de violencia machista les cobraban entre 4.000 y 6.000 euros a cambio de arreglarles los papeles para regularizar su situación y cobrar ayudas del Estado.

Lamentablemente éste no es un caso aislado. Estos son algunos casos que hemos rescatado de artículos de prensa relacionados con este tipo de delitos:

En febrero de 2021 caía otra red que se dedicaba a lo mismo que hemos descrito. En esa ocasión fueron detenidas seis personas y otras 40 estaban siendo investigadas en El Ejido (Almería).

En ese mismo mes, 21 personas fueron detenidas en Roquetas de Mar, Vícar y Adra (Almería) por usar falsas víctimas de violencia de género y cobrar ayudas del Estado.

En abril de es año caía una red, también en Almería, que se dedicaba a utilizar la violencia de género para conseguir beneficios económicos y prestaciones fraudulentas. Una mujer marroquí confesó que le habían presentado a un hombre español para que se hiciera pasar por su novio y simular malos tratos para posteriormente denunciarlo y así obtener su regularización como residente y cobrar una ayuda por ser «víctima de violencia machista».

Son solo algunos ejemplos de la ponzoña que han traído esta leyes de las que tanto presumen la «ninistre» Irene Montero y toda su corte.

EsDiestrohttps://eldiestro.info
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes