jueves, julio 18, 2024
InicioOpiniónColaboradoresEl gran reparto de los hijos del pueblo

El gran reparto de los hijos del pueblo

No les basta con estafarnos, robarnos, engañarnos, encerrarnos en casa por una pandemia de pacotilla, ir quitándonos derechos porque lo manda la agendita criminal 2030, no, hay que hacer creer que el pueblo elige a sus representantes, siempre y cuando ganen los que quieren que ganen y pierdan los que les pueden aguar la fiesta.

Es lo que ha ocurrido con las elecciones de 9 de junio, al parlamento europeo (el cual, por cierto, es un mero consejo consultivo al estilo medieval al servicio de la Comisión y el Consejo de Europa), donde se han metido votos por aquí y por allá al antojo de quienes reciben las prebendas para hacer cumplir los planes de la corporación Reino de España s.a., creada en 1933, por la International Exchange Commission. Los títeres elegidos son los que gobiernan y punto.

Según la reglamentación europea, el mínimo para tener representación en el parlamento es del 3.5 %, y es notorio que tanto PNV, Junts y Podemos no deberían tener ningún diputado y, para permitir ayudarles un poquito, ha habito movida con PNV y Junts, según Iusticia Europa, donde han aparecido unos miles de votos para Junts en Marbella o en Madrid, así por arte de magia potagia. Estos resultados, sorprendentes, han sido finalmente dados por válidos. Además de las papeletas fraudulentas del PNV en lugares donde votarlos no es para nada imaginable, a ello se suma que ciertos documentos del BOE no concuerdan con el número de votantes dados por Indra, de acuerdo con Araujo, en sus declaraciones oficiales.

Por otra parte, Iusticia Europa y Se acabó la fiesta han presentado denuncia para impugnar los resultados electorales, todo ello acompañado de la ausencia del cómputo de los votos de acuerdo con las actas, las cuales nunca se abren, recuento que ha de hacerse cinco días después según la LOREG, lo mismo que ocurrió en las elecciones del 23J, con sospechoso fraude, incluso en el voto por correo, en estado de canícula por el maravilloso sol del verano.

Si a ello le añadimos que los ciudadanos eligen a partidos, entidades con ideología muchas veces sectaria y fanática, incluso dictatorial, que se observa en la estructura autoritaria de sus mandos, elegidos por una sola persona, y que responden a intereses personales de cada uno de sus miembros, la elección a listas únicas y cerradas, de personas que no conocemos, cuyas intenciones desconocemos, ya tenemos el pucherazo perfecto. Basta con adornar el discurso con unas cuantas promesas, por aquí y por allá, meter un poquito de miedo por si gana el enemigo, el cual es muy malo, malísimo, por lo general y todo listo. Los hay, incluso, como Alvise que se meten en arenas movedizas controladas por la misma corrupción que alimenta el mismo sistema que llaman democrático, o Iustitia Europa. Y es que, teniendo en cuenta que por cada voto cada partido recibe 30 céntimos de euro, está clarísimo que si aumentas los votos, aunque sea pagando a un funcionario, mayor será la ganancia, sobre todo si en el caso de Junts, por ejemplo, nos encontramos con el garante de la silla y el escaño de Pedro Sánchez, el cual, cuenta la historia, que vendió lo poquísimo que quedaba de su alma por 7 miserables votos, todo porque el chanchullo del 23J no fue suficiente y los necesitaba para seguir con el gobierno. Si hubiese robado algunos votos más, no se habría aprobado nunca la amnistía, la cual, por cierto, no está saliendo a sus gustos.

Dicho lo anterior, en España no hay democracia, ni tan siquiera partitocracia, pues todos ellos tienen los mismos amos, aunque se junten entre ellos para sus intereses personales y muchas veces no se quieran ver ni en pintura, sino una corruptocracia de dimensiones colosales, donde cualquier atisbo de libertad, de derechos, de dignidad humana o de beneficio ciudadano no es un tal, sino un privilegio que nos conceden porque así les viene bien en ese momento, mientras desarrollan la hoja de ruta oculta, ésa que no nos cuentan. Las elecciones vendrían a ser el guiño que nos hacen para que caigamos en la trampa y así consolidemos su estructura de poder, pues nos necesitan, de momento, para seguir con el juego impuesto por quienes los financian, en no pocas veces no con pocos fondos económicos. Es un hecho, por lo tanto, que cuando depositas tu voto en una urna es como si pusieras tu voluntad en un ataúd en el que luego harán con tus deseos (mejor dicho, te incineran de manera simbólica), lo que ya han pensado hacer. Es algo que muchos ya saben. Si hacemos una observación de los resultados y si todos los que se han abstenido fuesen de un partido político, serían los ganadores de las elecciones, millones de personas que no creen en este sistema de representación del sionismo internacional, pero que tampoco tienen claro cuál es el modelo alternativo ante tan corrupta alternativa.

Las elecciones son como el mercado de las frutas y verduras, sólo que en este caso te venden ideología de vida, de costumbres, de valores, de expectativas, de muchos sueños nunca realizados y de formas de gobernarse y controlar a los otros, con tal de tener una sociedad que nos dure, porque muchos temen (y con mucha razón) que está tan mal que con un puntapié retrocedemos a las oscuras épocas de Babilonia, donde todos estaban sometidos a la voluntad de un rey y unos dioses  muy exigentes. Como hay que tener a la gente contenta, porque así se evitan problemas y pueden seguir, como suele decirse, chupando del bote, las limosnas han de estar a disposición de los electores para que luego no digan que no hay democracia.

En una de las ediciones más clarificadoras de los Protocolos de los sabios de Sion de 1936, en el primer protocolo se declara lo siguiente: “Los hombres con propensiones a lo maligno son más numerosos que los de cualidades buenas. Aquéllos consiguen más en la administración del estado mediante la violencia, prescindiendo de toda consideración, que con discusiones científicas” Y yo te pregunto: ¿Desde cuándo te explican un programa electoral de manera sincera, racional, inteligente y congruente? La respuesta es nunca, pues por lo general las ideas de los partidos suelen ser dogmáticas, falaces, falsas y muchas veces basadas en ideales religiosos y sagrados, como los que te venden los comunistas, cuando te dicen que el cielo está en servir al estado como un dios pagano. Pero lo peor no es eso ya que un poco más adelante en la citada obra lo que dice no tiene desperdicio: “La libertad es una idea, pero no un hecho. Esta idea cambia constantemente de aspecto, cuando se trata de oprimir y hacer desaparecer el poder de una nación, cuando se trata de obligar a la obediencia de aquel partido contrario a lo que espera el poder”. Hablando en cristiano, ser libres es una fantasía que nos venden aquellos partidos que nos prometen un modelo alternativo al que ejecutan aquéllos cuando se ve a las claras que desean esclavizarnos y vernos sufrir muchísimo, entonces nos ponemos en brazos de otros (Podemos, en su momento, por ejemplo), para hacernos creer que nos van a limpiar de esa casta despreciable que actúa como la aristocracia de hace unos cuantos siglos que se arrogaba esos privilegios por una extraña voluntad divina. Finalmente, se trata de obligar, como bien dice y no nos engañan, de obligar a la obediencia al poder supremo. ¿Cómo? Con amenazas, poniéndote una foto de la familia encima de la mesa para decirte que has de cumplir o si no (…), como ya te puedes imaginar lo que sucede, o te sueltan muchos millones para que te calles, a lo cual muchos ceden, ante las promesas recibidas. Otros, por el contrario, siguen pensando que, dentro de dicha estructura corrupta (porque esa corrupción corre por las venas del mismo sistema y crea sus venenosos frutos), se arriesgan y creen poder cambiarlo. ¿Podrá Alvise salirse con la suya? ¿Será lo que llaman extrema derecha tan ajena a la agenda 2030 como dicen o todo será una pantomima, tal como describen las líneas del primer protocolo?

Este sistema representativo, en el que los ciudadanos, donde recae el poder, eligen a sus hijos, a veces no merecedores de este nombre sino de otro mucho más soterrado y claro en este contexto, en el que nosotros, que somos los que los mantenemos en sus poltronas, pues son ellos los que se alimentan de nosotros y no al revés (de nuestro miedo), tenemos el contexto del que partir para entender qué es la democracia y de sus engaños y mentiras, de como sus rituales nos conducen a la esclavitud y el sometimiento, poco a poco, para, como dice el primer protocolo, destruir las naciones y crear el nuevo orden mundial, donde muchos no tenemos el derecho a existir. ¿Vas a seguir votando o crees necesario replanteártelo para crear un verdadero orden social, justo y bueno para todos los seres humanos y sus derechos inalienables como sujetos del derecho natural, ése que nos ocultan y que ellos emplean para autorregularse, mientras nos lanzan el derecho positivo, el derecho de los esclavos sin derechos? Dejo en ti la elección, pero ten en cuenta que a partir de ahora tu futuro dependerá de tu elección, mas no de tu voto.

Artículo relacionados

6 COMENTARIOS

    • Iustitia Europa sigue con los mismos errores lo siento pero se sigue sin ir a la raiz del problema.
      Lo vuelvo a repetir, una cosa es echar papeles y otra es firmar contratos.
      Si vd quiere un poder de gobernanza los representados deberán firmarle un poder notarial para que ejerza de representante. Vd no vaya al notario eche solo papeles con el nombre del notario o de varios notarios y el que más papeles tenga se lleva el poder notarial, papeles sin resguardo, sin nombre y sin firma, a ver quien le ha dado esos papeles al notario. Felicitamos al abogado Sergio Cebolla que ya va teniendo claro todo esto que la soberanía reside en el Pueblo. El resto que siga echando papeles a una papelera llamada urna.

  1. En este mundo irreal gobierna el mal, los que rigen el mundo no son ateos, son masones y siguen la religión de Lucifer la que nos quieren imponer a todos según el mason general de los confederados que tiene una tumba masónica al lado del Capitolio en los Estados Unidos Albert Pike que predijo las tres guerras mundiales y creo que esa última ya hace tiempo que empezó y se va a poner peor, los sionista son los que nos han colocado al tiran o comunista, sacan a los delincuentes de la cárcel y los ponen de presidentes de gobierno como el que pusieron en Brasil , el comunista asqueroso Lula da Silva, en este mundo nunca va a haber justicia porque tienen a los jueces comprados al igual que a los excrementos de los medios de comunicación que no hacen más que proteger y lamer el culo del dictador.

    • Lula da silva ha sacado una ley antiabortista que más les valdría en Europa aplicarla.
      Se conoce que quiere que Brasil crezca no como el payaso de aqui.
      Ojo Lula es comunista pero parece que como Putin quiere que sus naciones crezcan porque así pueden conquistar al resto que es en el fondo de lo que se trata, por eso los comunistas del BRICS hacen lo contrario que los otros comunistas vasayos de ellos. Y que no se le olvide a nadie que Putin es el comunista principal junto con China al que le siguen el resto. Así de tontos somos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments