jueves, julio 18, 2024

San Juan, 2024

Por Alfonso de la Vega

Inauguramos verano en Galicia perdidos entre la bruma. El solsticio nos indica que desde ahora el sol empieza a declinar.  Viene San Juan y las antiguas celebraciones del fuego en el hemisferio boreal, relacionadas también con el culto del agua.

Los dos Juanes aparecen frente a frente como sendos pilares del vuelo del sol sobre la bóveda celeste pueden contemplarse en el Pórtico de la Gloria compostelano mirando desde el Norte. Otro año más el sol alcanza su solsticio de verano o punto más alto en su aparente viaje cíclico sobre la eclíptica. Fiesta sagrada fundamental para la antigua religión aria en sus diferentes versiones, y trasformada luego por el cristianismo en la conmemoración de San Juan Bautista, el personaje envuelto en una piel de cordero que significa la puerta de los hombres, y es el otro extremo anual del Juan Evangelista o solsticio invernal, puerta de los dioses, en el gran templo cósmico. Y también es el anunciador de Cristo: “Él (Cristo) conviene que crezca y yo que disminuya”. En el hemisferio boreal el Sol disminuye después del solsticio de verano o fiesta de San Juan Bautista.

El cordero, agnus, agni, representa también el fuego, hijo del sol, que aparece en el tímpano de la puerta norte de Santiago y de otras muchas iglesias románicas. Sol, Cristo, luz interior de los místicos, del que dice el Dr Jung: “si uno honra a Dios, al Sol o al fuego, honra también su propia fuerza vital, la libido”.  Que es símbolo de sus criaturas, plantas, animales y también de muchos héroes sagrados.

Uno de ellos Don Quijote, héroe solar cuya heroica actividad deshacedora de entuertos declina después de la noche de San Juan, al ser vencido en una playa de Barcelona. O Hércules, patrono mitológico de la ciudad de La Coruña, que lucha contra Gerión, el símbolo del espíritu maligno que se opone a la Luz. Y por eso el héroe que se representa asociado o entre dos columnas, en el umbral de la iniciación. Dos columnas que figuraban en algunas antiguas monedas españolas con la inscripción “non plus ultra” en una banderola, iconología que aparece luego en el dólar americano, con la banderola simplificada en una S y las dos columnas solares como trazos o palos. Es curioso que la ciudad herculina se asocie a un faro, foco de luz edificado sobre la tumba del personaje maléfico y oscuro.

Pero hay otras costumbres relacionadas con la noche de San Juan como encender hogueras junto al mar donde quemar los objetos e influencias malignas. Y aquí en La Coruña donde escribo comer sardinas asadas, suculento pez migratorio asociado a esta época del año. Fuego y agua.

En la milenaria Soria la fiesta de San Juan mantiene su antigua resonancia mistérica ligada al culto del fuego y a la tauromaquia.  En San Pedro Manrique la tradición es el cruce de ascuas a pie desnudo, o pase del fuego, una tradición que según Elisabeth Chesley tendría resonancias de los Vedas hindúes y más cerca, en la Tracia con su famoso paso del fuego de la Anastenaria, en el que no falta el culto a un manantial y un bosque sagrados en las montañas de Macedonia. Los dos pasos de fuego supervivientes en Europa guardan cierta similitud.  Como parecen tenerla con los antiguos romanos de Hirpi Sorani que describe Plinio. O los que se celebran en la India o Bali.

En Soria capital se celebra una especie de eucaristía mitraica en la que se reparte la carne de los toros de la lidia. En la Anastenaria también se repartía la carne de un novillo sacrificado al que previamente se ha colocado unas antorchas ente las astas. En la Medinaceli soriana también la tradición similar del ritual nocturno del toro júbilo.

La Botánica de San Juan

Otra de las tradiciones es recoger plantas en las horas previas a la noche mágica para hacer un ramito de amor y salud, remedo del tradicional lapis herbal de los alquimistas.

Una de las plantas emblemáticas de la botánica rosacruciana es la artemisa (artemisa vulgaris) o hierba de San Juan, que cogida ese día vuelve fértiles a los campos. Planta defensiva contra las malas influencias forma parte de muchos ritos mágicos solsticiales en toda Europa.  También se hacen perfumes.

De la Énula campana (Ínula helenium) dice el grimorio «Los secretos del pequeño Alberto»: «en la noche de San Juan, al dar las doce, cógese la hierba llamada énula campana, hágase secar y reducir a polvo, añadíendose una pequeña cantidad de ámbar gris. Métase todo en una bolsita verde y llévese encima del corazón durante nueve días. Pónganse luego estos polvos en contacto con la piel de la persona que se ama (sin que ella lo advierta), y se despertará en ella un amor irresistible hacia quien la ha preparado«. Cada pueblo tiene su hierba de San Juan preferida: corazoncillo, artemisa, helecho macho, genciana, grosella, algarrobo, no me olvides, menta sarracena, abrótano, yedra terrestre, milenrama….Sin olvidar una humilde joya de la costa cedeiresa, la hierba de enamorar o armeria maritima que ofrecen al viajero que va de vivo a San Andrés de Teixido.

En la comedia cervantina Pedro de Urdemales se hace referencia otra tradición popular: las mozas casaderas se ponían a la ventana en la noche de San Juan con el cabello suelto y un pie descalzo dentro de un barreño lleno de agua, y están atentas a escuchar el primer nombre que dijesen en la calle, suponiendo que así debería llamarse el que fuera su marido. En palabras del personaje Benita: «eres noche tan sagrada/ que hasta la voz que en tí suena/dicen que viene preñada/ de alguna ventura buena/ a quien la escucha guardada»

En la tradición cristiana, San Juan anuncia a Cristo, las hierbas de San Juan descubren todos los misterios y echan todos los demonios, que tan buena falta nos hace rodeados de tanto satanista poderoso y maligno encantador de sabios, políticos, doncellas y hombres de estaca.

La mayor luz que se manifiesta por San Juan es la medicina más poderosa, la riqueza y la ciencia por excelencia. La noche de San Juan es un punto de transición. Una especie de umbral entre dos etapas. Puede que veamos grandes signos en el futuro inmediato, mas el sol nos advierte que a partir de ahora ya empieza a declinar.

Y Shakespeare nos enseña que el sueño de una noche de verano abre la puerta a toda clase de prodigios como que Titania, la preciosa reina de las hadas, pueda enamorarse incluso de un burro.

Don Antonio Machado, soriano de adopción, nos explicaba que:

Tus ojos me recuerdan

Las noches de verano

Negras noches sin luna

Orilla al mar salado

Y el chispear de estrellas

Del cielo negro y bajo

– – – –

Para tu linda hermana

Arrancaré los ramos

De florecillas nuevas

Los regaré con agua de los arroyos claros

Los ataré con verdes junquillos del remanso

Para tu linda hermana

Yo haré un ramito blanco

Fuego, Agua, conciencia homenaje a la creación y la femineidad, la noche de San Juan es un punto de transición y una promesa de amor en un mundo hilozoístico. Puede que veamos grandes signos en el futuro inmediato, mas el sol nos advierte que a partir de ahora ya empieza a declinar. Disfrutemos mientras podamos de este homenaje a la Vida. Se barrunta la cercanía de tiempos tumultuosos de no ser terribles. Pese a los que digan algunos forofos del racionalismo materialista donde no existe eterno retorno sólo nos queda la incertidumbre del acaso.

EsDiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

1 COMENTARIO

  1. Así es la gran riqueza cultural española es inmensa y muy variada.
    La fiesta de San Juan Bautista es una fiesta de origen romano,para celebrar el cambio de estación o el solsticio de verano.

    Todo lo demás es devoción,y tradiciones de los pueblos,ahora por supuesto ya forma parte de otra celebración estatal,destinada al turismo,cada vez tiene menos magia la cosa.

    Es curioso lo de las hierbas y muy interesante,si es cierto que es una épica donde se practican rituales de magia blanca permitidos por la Iglesia.Aunque siempre hay gente mala,es el día de las brujas y también se realizan akelarres y prácticas de magia negra con asesinato ritual de niños (ah de eso no hablemos,los niños no valen nada solo cuenta defender a los pederastas).

    En Valencia se hacía la noche de Alba,antes de que los partidos políticos erradicasrn todo el patrimonio cultural local,se cantaban albadas.

    Otra forma de magia es la luciferina,en la que la gente adoran a Lucifer vestidos de negro.

    Y la última novedad es la magia de colores,que organiza un colectivo…donde se practican orgias.

    Pilar Baselga,se equivoca con elegancia,homosexual es a quien le gustan las personas su sexo homónimo

    Lo otro se dice uranista.

    Mientras que gay,es una empresa global,en la que se venden toneladas de ropa de bajo coste,lo que se dice low coast,y la gente celebra el ORGULLO de llevar lo más barato del mercado,sin tener en cuenta ni la calidad ni la estética ni la elegancia.

    Por eso el PSOE arruina a las familias,para que se vean obligadas a adquirir producto globalista,barato y comercial,convirtiendo a todas las familias españolas en ‘gays’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments