lunes, junio 24, 2024
InicioOpiniónEl odio que antecede a la tormenta

El odio que antecede a la tormenta

De sobra son conocidas las campañas de divulgación de odio, ese que emplean los intolerantes contra los enemigos que amenazan con retirarlos del poder, difundir lo que llaman bulos que dejan  a las claras las grandes mentiras que ocultan en los medios comprados a golpe de talonario, muchas veces bajo calificativos como extrema derecha, fachas, terroristas, extremista, nazis y, sobre todo intolerantes, en un arte magistral de proyección inconsciente que disfrazan con una solemnidad moral propia de hipócritas.

Es el mismo odio que alimenta la mayor difusión de periodistas y canales, así como prensa, que divulgan sus contenidos en este sentido, el mismo odio  que surgió cuando durante la falsemia cuando los informadores hablaban pestes de los no vacunados, cometiendo delitos al incitar el rechazo a ciertos colectivos y acciones incluso violentas. Otro ejemplo es el deprecio del grupo Vox, el cual ha sido atacado en varios actos realizados en plena calle por personas de extrema izquierda, que se han dedicado a insultarlos, como poco. Muy al margen de la idoneidad de la ideología de este partido, que adolece de grandes lagunas, muestra como es posible dirigir a una horda de personas a la pura agresión, una vez implantando el desprecio. Lo extremo de esta modalidad sería la noche de cuchillos largos en la Alemania nazi, cuando se dedicaron a atacar a los negocios judíos que se encontraban, sembrando el terror. Esperemos que los intentos de manipulación de los medios nunca lleguen a estos extremos, aunque todo apunta que más de uno quisiera alcanzarlos, a tenor de la falta de sentimiento de responsabilidad o incluso culpa, propia de auténticos psicópatas.

En este mundo actual, en el que el fascismo de la agenda 2030 se desea imponer por orden del Foro de Davos, de Klaus Schwab, la consigna es la división de la sociedad en grupos cada vez más pequeños y fanatizados, englobados en sectas ideológicas con creencias con un tamiz claramente religioso, al estilo de los ritos paganos en los que se adoraba a un mortal, como hacían con los emperadores romanos que se creían divinos. El método para obtener dicho adoctrinamiento emplea varios principios: primero, que varias mentiras repetidas muchas veces se convierten en verdad, ante la activación del cerebro primitivo por las ondas electromagnéticas de nuestros televisores y otros dispositivos, lo que impide el funcionamiento de la parte cortical o crítica; segundo, el refuerzo en forma de aceptación por parte de una gran masa hipotética, para hacer creer que una gran mayoría constituye la verdad; en tercer lugar, se trata de que el mensaje esté tan bien organizado que sea simple, tanto que resulte evidente, sin que haya incongruencia alguna (este tipo de información ha sido previamente diseñado y tergiversado para que el sujeto no dude en absoluto cuando lo escuche) y, cuarto, la elección de un enemigo que va en contra del pensamiento que se cree único, una figura que se repite y retroalimenta con chismes, con acciones falsas, infundadas y que expresan ese odio que sustenta el mantenimiento de esa fe ideológica. 

El necesario aislamiento se realiza ante amenazas híbridas y ambiguas, que lanzan al sujeto a interpretar el mundo de manera hostil, donde prima la ideología del enemigo, la cual desea privarlo de todos tus derechos. Muchas de ellas existen y son hechos constatados, frutos de errores del sistema social, defectos del mismo o de la falta de solidaridad reinante a nivel global, dado que todas estas ideologías se basan en el individualismo, la responsabilidad propia del mismo sujeto en todas sus vivencias, incluso privadas, resultado de lo cual surgen dificultades que los informadores emplean para que sean canalizadas de modo que quienes las viven, sobre todo si el miedo que tienen es ya excesivo, les lleva a buscar refugio en dichas sectas. 

El ocio en forma de olvido, de no asumir responsabilidades, de actitudes claramente infantiles que conducen a creer en pensamientos delirantes y mágicos, se convierte en refuerzo positivo para que, quiénes  piensan de ese modo, refuercen ciertas actitudes que no difieren entre sujeto y sujeto. Este hecho, además, genera una despersonalización a niveles brutales, en forma de una alienación degenerativa y creciente que se inicia con la necesidad de imitar juicios de los demás (algo que se ha visto en experimento incluso con chimpancés), y que acaban con una identificación con el pensamiento único como forma de sustento psicológico y emocional, viéndose como un peligro que algún sujeto desafíe la regla.

Ese odio, ya instaurado, se convierte en la justificación para la guerra social, la guerra psicoemocional que provoca que la autoestima se venga abajo entre los miembros de ambos grupos contendientes, pues no es posible sostener una actitud de madurez y firmeza cuando el ataque es constante hasta el extremo de que lo único que cabe es defenderlo, más no justificarlo, ni ante uno mismo. El resultado de estos ataques recíprocos es que en ambos grupos rivales las creencias se debilitan pierden consistencia y el esfuerzo por defenderla y protegerlas, mas de no de justificarlas adecuadamente, se vuelven más necesarias, llegándose al extremo de que las actitudes y juicios internos son de pura protección contra un enemigo irreal.

Todo este proceso, genera un resentimiento in crecento, donde la racionalidad y el sentido común empiezan a desaparecer y se impone el radicalismo ideológico, tanto en el grupo que se manipula con tal fin, como el otro, que resulta ser la víctima de dichos ataques.

Toda esa energía conflictiva es necesaria para hacer desaparecer la cohesión social y es posible desarrollar cualquier campaña, iniciada por medios de comunicación de masas, con el objetivo de unir a todo país contra otro, tal como hicieron en 1917 para convencer a los norteamericanos para que se unieran al frente de los países que lucharon en la primera guerra mundial en Europa. 

El odio es además lucrativo pues incrementa los beneficios de dichos medios propagadores de energías   de baja vibración, facilita la instauración del miedo en la sociedad y permite el consumo de bienes y servicios que funcionan como drogas, ya sean cibernéticos, materiales u ocio que conducen a relaciones superficiales que retroalimentan dichas creencias.

¿Puede todo lo anterior justificar el clima de inconsciencia de gran parte de los peligros que corre en  la sociedad española, asociados a la falta de democracia, de libertad, de derechos, de recursos económicos, de una política que proteja los intereses sociales, de una guerra europea o de una hoja de ruta que nos lleve hacia la esclavitud puramente fascista, incluso de unos contra otros?  La falta de reacción de la sociedad española es una señal de que todo se empieza a pudrir desde los cimientos, incluso mentales y emocionales, y ahí los demonios en los palacios y parlamentos que se alimentan de dichas emociones de miedo y odio. 

¿Todo listo para la guerra final, ésa en la que de manera definitva matarán hasta que se queden con los 500 millones de las piedras de Georgia?

Artículo relacionados

5 COMENTARIOS

  1. Cuando los cimientos del YO no están construidos por el espíritu, el plano mental y emocional, entran en locura. Cuando azotan verdades, las emociones, al ser la energía, la mente crea el terremoto en los cimientos falsos que pisa, que es su yo psicológico. La personalidad entra en locura, por la ausencia del espíritu que no puede reafirmar su existencia ante esa verdad. La disonancia cognitiva le provocará una reacción de terror predecible y un acto anímico de torpeza. La personalidad se crea sobre los 6 u 8 años, los cimientos del YO, desde donde construye su vida y sin estructura espiritual, es evidente las piedras que se va a encontrar en el camino y caerá. Sí, tiene valor de levantarse comprendiendo su caída, benditas piedras en el camino para reorientar la personalidad desde el espíritu.

    Saludos cordiales

  2. Recordamos esto:
    Sánchez centra su presidencia de la UE en un refuerzo del tejido industrial europeo pero sin proteccionismo.

    Los barones del PP advierten a su Presidente de la ‘no victoria’: Feijóo no logra más que un empate técnico contra Sánchez, pero el PP sólo planteará su marcha si no remonta en las encuestas el año que viene.

    Los Barones del PSOE,no dicen nada?.

    Alvise Pérez:
    Pedro Sánchez sabe que yo no pacto máster por tesis, ni vivo de la política, ni tengo miedo ni mierda alguna para que nadie pueda impedirme lo que voy a hacer:

    Meter a Pedro Sánchez en prisión.

    Se acabó la oposición blandengue y amaestrada cuyos líderes llevan 35 años mamando de la política e incapaces de ganar al peor político que hayamos conocido en la historia reciente.

    Esto se pone emocionante…

  3. Pilar Baselga:
    Resultados de las elecciones

    🍅 Alvise da por buenos los resultados provisionales de indra y no habla de exigir el escrutinio general. ? no se entera o no quiere enterarse?

    🍅 el 30% de los votantes españoles abrazan el cáncer de la corrupción del PSOE.

    🍅 los españoles no son conscientes de que el pp es de los enemigos de España.

    🍅 se demuestra que el abstencionismo no sirve para nada más que facilitar el acceso a los escaños.

    🍅 ningún país europeo respetó el no decir nada antes de las once de la noche, otra mentira más del gobierno de España. Pucherazo de Indra/ enemigos de España.

    🍅 la cajera suplente seguirá con su coche oficial y su medio millón de € al año por el mero hecho de ser la más constante en acostarse con el jefe del partido.
    ………..
    Entonces da lo mismo que botes o no,de todos modos hacen trampa.
    ………..
    TOY FLIPANDO

    NADIE HABLA DEL ESCRUTINIO GENERAL

    TODOS
    TODOS
    TODOS

    DAN POR DEFINITIVOS LOS DATOS PROVISIONALES DE INDRA.

    A LO MEJOR ALVISE TIENE 4 DIPUTADOS…
    …………
    Exigirá Alvise el escrutinio,es decir sumar las actas?.

  4. Alvise Perez es un agente del sistema pero no es como los otros, va a hacer una labor de demolición controlada por eso esta ahí como otros y por eso Macron ha dimitido como ya dije que iba a pasar y que muchos iban a dimitir ahora es cuando más tranquilos hay que estar y ahora es cuando van a tirarse trastos entre ellos y cuando la ira va a crecer, esa ira popular que los va a devorar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments