sábado, mayo 25, 2024
InicioOpiniónDía del sin Trabajo

Día del sin Trabajo

Por Alfonso de la Vega

Diálogo extremeño, (tan real como la vida misma):

“Mira, Estoy buscando contratar a varios trabajadores para mi empresa, como estás en paro supongo que te interesará porque las condiciones creo que son buenas.

Bien, depende. Me interesa el empleo si cobro en negro y sin papeles.

No, no, yo quiero que mis empleados estén legales, a cubierto de eventualidades y dados de alta en la Seguridad Social desde el primer momento.

Entonces, no me interesa, que pierdo la paga que ya tengo.

También necesito para limpieza y otras actividades, ¿a tu mujer, no le interesaría trabajar en la empresa?

Pues no, lo mismo digo, que a mi mujer la tengo cobrando la paga de maltratada…” 

Este diálogo que reproduzco no es imaginario sino muy real y más frecuente de lo que cabría suponer en paraísos socialistas donde el paro es endémico y mucha gente se ha acostumbrado a no dar un palo al agua y vivir de la sopa boba.

El Uno de mayo era una fiesta del Trabajo, propia de las organizaciones sindicales cuando estaba vigente el marxismo clásico de la lucha de clases antes del posmoderno neomarxismo cultural a lo Gramsci, escuela de Frankfurt o Alinsky, dedicado a la destrucción de la cultura, la intelectualidad, y las instituciones naturales como la familia. La demolición de esas bases de la sociedad tiene consecuencias sobre la actividad económica básica, la que sirve para satisfacer necesidades sociales y como consecuencia sabotea la creación de empleo. En esa época, hoy periclitada, los sindicatos solían ser verdaderas agrupaciones de trabajadores mantenidas por éstos y no brazos o tentáculos del Estado financiados por los presupuestos y protegidos en falsa bandera por el poder plutocrático más o menos oculto.  Y eso cuando no producen directamente desfalcos tremendos como el famoso de la PSV, quebrada cooperativa de vivienda de la UGT. Un escándalo de unos 13.000 millones de pesetas de los que se libró de pagar el sindicato socialista.

Aunque el tema del sabotaje del trabajo mediante la instauración de paguitas de sopa boba daría para varias tesis doctorales creo que se puede intentar explicar su razón de ser y utilidad para el Poder de modo muy sumario.

Las paguitas institucionalizan un factor disuasorio para el trabajo y por tanto de descomposición social. Distorsionan o impiden la actividad económica tradicional, sobre todo de la clase media y de la pequeña y mediana empresa. Favorecen la invasión de inmigrantes con ese pretexto que también buscan la manera de acceder lo antes posible a otra paguita, vivir del cuento, y favorecen el Plan Kalergi de sustitución de la población autóctona, de raza blanca y sociológicamente cristiana.

Desde el punto de vista político crean y mantienen redes clientelares de voto cautivo para los partidos títeres del Gran capital plutocrático que se aseguran así la obediencia al poder mercenario o vicario que ha instalado gracias al poder mediático también bajo su dominio, un poder político de falsa bandera pues está en contra de los verdaderos legítimos intereses de los trabajadores.

Las paguitas hay que financiarlas y desde luego así se hace. Primero con impuestos abusivos soportados por los que aún mantienen una decreciente y cada vez más precaria actividad como los autónomos o de los empleados de empresas que sobreviven. Y también por deuda creciente. Deuda que genera intereses, cuyos montantes se distraen de la parte de presupuestos dedicada a cuestiones importantes pero que generan cuantiosos intereses cautivos o ingresos a beneficio de la plutocracia financiera globalitaria que ha instalado a los partidos políticos mercenarios en el poder, para que les sirvan. Y para colmo, la inflación.

Este círculo infernal pudiera intentar superarse mediante el auto empleo o el recurso a sociedades para favorecer la pequeña y mediana empresa.  Existen lo que en Teoría económica se llaman recursos ociosos, conocimientos y necesidades sociales que satisfacer pero la economía de mercado no funciona por el exceso de impuestos y de normativa restrictiva o limitante que la obstaculizan o la impiden. Por ejemplo, ahora hay muchos locales vacíos en las ciudades o fincas rústicas sin trabajar y gentes con alguna capacidad emprendedora pero a la que en las actuales circunstancias no le salen las cuentas.

Pues aquí nos encontramos con otra piedra canallesca en el engranaje disuasorio.  En Teoría de la Organización es bien conocido que el problema de las estructuras organizativas o administrativas sobredimensionadas no es solo de aumento innecesario de costes en perjuicio del usuario o consumidor final o bien de la cuenta de resultados cuando la hubiera, sino del aumento artificial y contraproducente de los procedimientos de relación asociados.  Procedimientos farragosos, costosos o inútiles pero que dan poder casi omnímodo por su dificultad o arbitrariedad en su aplicación a las burocracias que los administran. Burocracias que no aportan ningún valor añadido o utilidad cierta o razonable pero que parasitan inmisericordes a los decrecientes agentes económicos que aún mantienen actividad. Son clases  extractivas, parásitas que además de vivir a costa del contribuyente y contribuir a mantener el despotismo político o burocrático dificultan y retrasan la actividad económica verdadera en manos de la ciudadanía común. En cierto modo quizás sería menos perjudicial mandarles el sueldo a casa pero que no intervinieran en los procesos socioeconómicos ni hicieran nada. En España hemos pasado de unos 800.000 funcionarios al final del régimen anterior cuando aún no había informática a ya varios millones y creciendo en los diferentes escalones administrativos de la actual lamentable y ruinosa organización del Estado.

Con los pretextos más peregrinos o sacados astutamente de contexto se perpetran normativas incoherentes, farragosas o demenciales que dificultan o incluso impiden  la actividad de la pequeña y mediana empresa y el desarrollo económico. Tal proceso extractivo de las burocracias se ha convertido en una auténtica plaga para la economía de mercado y en hacer la vida más difícil a los ciudadanos que lo padecen. En efecto, hay que considerar el coste total y no solo el sueldo percibido, de proporcionar un empleo. Cuando ese coste es bajo, el empleo aumenta y también lo hace el nivel de base de la economía, ya que hay muchos empleos y, por lo tanto, más gente que tiene dinero para gastar en bienes y servicios. Cuando ese costo es alto, las bases socioeconómicas se marchitan, pero los plutócratas se vuelven más ricos, porque pueden obligar a quienes sí tienen dinero a gastarlo en los negocios que ellos poseen, cada vez más en régimen de monopolio, en parte gracias a esas regulaciones abusivas. Debido a que este factor ha sido obviado en la economía convencional, la captura corporativa de las burocracias gubernamentales se ha convertido en una plaga para la verdadera economía de mercado. Los insaciables «regulacionistas» de la izquierda falsaria son cómplices necesarios del gran Capital monopolístico en este sometimiento y descomposición social.

Para terminar este comentario, en Occidente desgraciadamente se están abandonando las actividades primarias y secundarias a favor de la comercialización bajo etiqueta falsa y de un determinado sector «servicios», engordado artificialmente como hemos indicado. Si no hay actividad en los sectores primario y secundario tampoco el de los servicios va a prosperar. Y más cuando el proceso de globalización tendería eliminar sedes sociales y directivos de los países subordinados. De donde no hay no se puede sacar y la capacidad impositiva para mantener el tenderete se resiente o termina resultando insostenible. La fragilidad del modelo se ha comprobado dramáticamente con los últimos tristes acontecimientos que nos han mostrado nuestra dependencia estratégica de la producción asiática y de las ocurrencias de determinadas organizaciones internacionales que actúan contra los legítimos intereses nacionales, incluidos los del fomento del trabajo y del empleo.

Artículo anterior
Artículo siguiente
EsDiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

3 COMENTARIOS

  1. Impecable descripción de la realidad y la naturaleza de lo social, lo económico y lo humano.
    Mi sueño es que alguien convierta estas explicaciones en dibujos animados lentos, de facilísima digestión visual. El nivel de comprensión lectora de la sociedad derivada del «sistema» descrito está hecho trizas, y los esquemas están atrofiados y puestos del revés. No hay más que ver el esperpento de unos masonazos millonarios con corbata mover a sus ovejas bajo las siglas «socialista obrero», o a sus compinches que se hacen llamar partido «popular». Y el rebaño hechizado, derecho al matadero, balando alegres eso de «¡más deeereeechos!!».

  2. Tiene mucha gracia el título:el día sin trabajo,para algunos todo el año.

    Nuestro padre nos decía,cuando os pregunten que queréis de mallores decid:
    trabajo de cura,paga de ministro y vacaciones de maestro.

    Por que odian a Franco?,por lo de la ley de vagos y maleantes,en la época de Franco Iván a la cárcel,ahora ‘se disfrazan’,de trabajadores con banderas de la UGT y de CCOO para hacer manifestaciones y salir por la tele.Por que el hábito no hace al monje.

    Si los jóvenes ganan poco de camareros,habiendo estudiado para ingenieros,una de dos o cierran las Universidades de Inenieria,o todos los Campus que den tan solo carreras de restauración.Estan demiprimidos?,inseguros de sus conocimientos?,les da pena ganar más?,esto provoca que tengamos a,la Reina de las mujeres de limpieza como ministra llamada MJesus Montero cuyo sueño es poseer un kit de limpieza de lujo,una fregona de oro,un cubo de plata!…ordinaria y rica.Una cajera de puticlub vendiendo armas a Marruecos edposa del Antipresidente,o una enferma mental que se cree Barbie super star como Reina del Reino de España.

    Quizás si los jueces hubiesen estudiado una carrera de juez,o los políticos de derecho,los médicos de medicina…todo una utopía por qué estamos en España.

  3. Este es nuestro día.Sin trabajo por qué nos lo quitaron,sin empresa por qué nos la quebraron,sin propiedades por qué nos las robaron con diversos fraudes.Y encimacon falsos informes médicos y psiquiátricos.

    En esta pequeña zona de Valencia ha aumentado el numero de jóvenes suicidado,ya van más de 40 en lo que va de año.

    Fueron las niñas de Alcácer acosadas por el Ministerio del interior?,que fue de sus padres?.

    El objetivo es que la víctima pierda el empleo y que sus búsquedas de empleo sean burladas con el objetivo de llevarlo a la quiebra y que sea susceptible de convertirse en delincuente .La vida de un objetivo es destruido intencionadamente , y se intenta llevar a las personas sin hogar – al afectar sus relaciones personales y de negocios, ” poco a poco ” aumentando cada uno de los costos , disminuyendo sus ingresos (por ejemplo provocando accidentes de coche de manera anónima progresivamente para encarecer su seguro). Tal vez algunas de las personas sin techo que se ven, eran honorables, no estarían de acuerdo con un soborno o amenazas.

    Este acoso depende en gran medida:

    1 . Que consigan desmoralizar psicologicamente al objetivo y de esta manera que crea que está enferma y, por lo tanto, tener miedo a decir nada por temor a que otros pensarán que está loco.

    2 . Que el objetivo no tenga pruebas más allá de su palabra de que está sufriendo acoso.

    3 .Qué el objetivo no tenga registros o documentación que demuestre de manera detallada, cuándo, donde, y en qué medida está sufriendo el acoso.

    4 . Qué el objetivo no sea capaz de averiguar quiénes son los acosadores o los involucrados en la pandilla – acoso.
    Acosadores: delincuentes sin piedad que calumnian, acechan y acosan a la víctima (IT) – por dinero, expectativas, o placer personal – están instruidos en engañar y amordazar Personas (GP), y luego reclutarlas para que participen.

    Experto acosador: uso de las “habilidades” despiadadas que han aprendido son amenazas, hostigamiento y el asesinato del carácter de la vístima. Han sido hipnotizados o son sociópatas – no sienten culpa, remordimiento o compasión por los TIs que persiguen.

    Hay mucha gente bajo Gang Stalking. Por ejemplo, es habitual entre el colectivo de personas afectadas por la sustracción y robo de sus hijos por la Administración Pública vía Asuntos Sociales y los Ayuntamientos de los que dependen. Todo el asunto de los Centros de Menores.

    El primer recurso de un masón, para desacreditar al que habla de ellos, es la de colgar al que les denuncia o perjudica con sus preguntas, la etiqueta de loco, desequilibrado, conspiranoico, terraplanista, etc

    Ni la guardia civil ni la policía pueden hacer nada,tienen miedo o también son acosados.

    Adrián Villareal y Marina García
    También dejo el nombre de un matrimonio de Usera, Madrid (ES), que también están bajo Gang Stalking. El Ayuntamiento, sus servicios sociales con sus informes falsos y en connivencia con el colegio de los niños, de la descarada prevaricación de un juzgado, Policía, campaña de difamación, en fin, la sociedad está muy podrida por la masonería,… están sin sus tres hijos Rodrigo, Ana Victoria y Cristina. Literalmente robados fraudulentamente por la Administración Pública.

    Dejo su canal de Youtube.
    https://www.youtube.com/channel/UCcKg6_lBhj5InoZGWr0UAcQ

    Es un acoso de por vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes