jueves, abril 18, 2024
InicioOpiniónCuando nos quieren retorcer la memoria

Cuando nos quieren retorcer la memoria

El 1 de julio de 1936 el diario de sesiones arroja estas declaraciones entre José Calvo Sotelo y el diputado socialista Ángel Galarza Gago,  el cual fue nombrado jefe de la policía del Frente Popular tras el 18 de ese mes, siendo elegido ministro de gobernación en septiembre: “Pensando en su Señoría, encuentro justificado todo, incluso el atentado que le prive de su vida.”

– “Si algo pudiera ocurrir, que no ocurrirá, su Señoría sería la responsable con toda seguridad.”

– “Yo tengo, Señor Casares Quiroga, anchas las espaldas. Su Señoría es hombre fácil pronto para el gesto del reto y para las palabras de amenaza. Le he oído tres o cuatro discursos en mi vida, de los tres o cuatro en el banco azul y, en todas, ha habido siempre una ruta amenazadora. Bien, Señor Casares Quiroga, me doy por notificado de la amenaza de su Señoría, pero invito al Señor Casares Quiroga a que mida sus responsabilidades estrechamente, sí ante Dios, puesto que es laico, ante su conciencia, puesto que es un hombre de honor, día a día, hora a hora, por lo que hace, por lo que dice, por lo que calla. Piense que en sus manos están los destinos de las Españas y yo pido a Dios que no sean trágicos”.

Se trata de un fragmento del acta parlamentaria, con fecha de 16 de junio de 1936, entre Santiago Casares Quiroga, ministro de defensa y el líder del partido monárquico, el cual es un ejemplo del grado de crispación política que existía en el año en el que estalló la guerra civil española, que supuso una ruptura histórica. La gran pregunta es quién la provocó. Los libros nos enseñan que fue el golpe de estado dado por Francisco Franco, que estaría en el poder hasta 1975, pero no explican el por qué ni el contexto de dicho evento. La amenaza soterrada del entonces ministro socialista es cuanto menos curiosa.

Según el Capital Masón Urbano Orad de la Torre, en una de sus declaraciones de 1978, la decisión de matar a Calvo Sotelo fue tomada el 9 de mayo de ese mismo año por parte de la Masonería. El ministro de defensa era grado 33, así como Manuel Azaña (presidente de la República), Diego Martínez Barrio (ministro de estado), Augusto Barcía Trelles (ministro de marina), José Biral (ministro de gobernación), Juan Moles Ornella (director general de Seguridad), José Alonso Mallol (jefe del Cuartel de Pontejos) y Fernando Condes (jefe del comando que asesinó de dos tiros a Calvo Sotelo), formaban parte de esta secta.

Para llegar a entender el contexto real de la segunda república, en julio del 36 todas las garantías constitucionales llevaban suspendidas seis meses, incluyendo la libertad de prensa; no era entonces la segunda república un régimen tan democrático como nos describen. El 14 de abril de 1931 la primera resolución del nuevo gobierno fue una ley de amnistía de todos los presos político-sociales, incluyendo a los delitos de sangre. La ley de Defensa de la República, aprobada el 21 de octubre de ese año se centraba en los actos políticos y religiosos, la posesión de armas de fuego y las huelgas no anunciadas y que no tuviesen razones laborales o salariales. La ley del Orden Público de 1933 no consideraba presos comunes a los delincuentes de derechas ni a los anarco-sindicalistas, sometidos a juicios sumarísimos. Como vemos, todo un engendro legislativo para protegerse de los enemigos. Sin embargo, cuando ese mismo año pasó a gobernar la CEDA, el hecho de que la izquierda no aceptara los resultados y pasase a la oposición, causó la huelga general de 1934, en la que sólo en Asturias mataron a 26 personas, todas del sector religioso, quemaron la Residencia de Padres Pasionistas, lanzaron una bomba en la Catedral de Oviedo, acabaron con la antigua universidad de esta ciudad, que alojaba una biblioteca creada en el año 1608, lo cual supuso una aceleración en la persecución de la iglesia católica y en quienes eran sus creyentes. No es un mito entonces que la izquierda actuase de esos modos, lo cual comenzó en 1931 y finalizó en 1938, cuando Franco dominaba ya casi todo el territorio nacional. Este tipo de acciones violentas se disparó a raíz de la guerra civil y sus inicios.  La independencia de Cataluña de 1934 fue otra joya histórica (se conoce que los nuevos nacionalistas siguen en sus trece). 

El resultado de la revolución de 1934 fueron miles de muertos y 30.000 detenidos que fueron como no, amnistiados tras el triunfo del Frente Popular en 1936 en el mes de febrero, incluso antes de que se convocase el parlamento, por temor a lo que estaba ocurriendo dentro de las mismas cárceles.

Lo cierto es que hasta ese fatídico 13 de julio, Franco aún dudaba de si merecía la pena echar abajo la segunda república, pero lo ocurrido ese día le hizo cambiar de opinión, y de qué manera.  A las dos de la mañana  salió del cuartel de Pontejos la camioneta-plataforma 17, al servicio del cuerpo de asalto,, “conducida por el guardia Orencio Bayo Cambronero y ocupada por el gallego-coruñes Luis Cuenca Estevas, apodado «el Pistolero» que pertenecía a «la motorizada» del PSOE y era escolta de Indalecio PrietoJosé del Rey Hernández, también de «la Motorizada» del PSOE y escolta de la diputada del PSOEMargarita Nelken;  Federico Coello García, médico y novio de Carmen, la hija de Largo Caballero, que estaba adscrito a «la Motorizada» del PSOESantiago Garcés Arroyo, presidente de las JJ.SS. y miembro de «la Motorizada» del PSOE que fue jefe del terrible SIM creado por Indalecio Prieto; Francisco Ordoñez, partidario de Largo Caballero en «la Motorizada» del PSOE, todos ellos, junto a los otros  guardias de Asalto Tomás Pérez, Aniceto Castro Delgado, Antonio San Miguel Fernández, Bienvenido Pérez Rojo y Ricardo Cousillos, bajo el mando del capitán masón de la Guardia Civil, Fernando Condés Romero, instructor de «la Motorizada» del PSOE, quien tras el asesinato de Calvo Sotelo se plantó en la sede del PSOE, entonces en el número 20 de la madrileña calle Carranza, para informar a su «hermano» masón del grado 33, Juan Simeón Vidarte, y pedirle que lo dejaren ocultarse en casa de su amante,  la diputada del PSOE Margarita Nelken” (Antón Saavedra, wordpress.com). Habría que añadir que el SIM (Servicio de Información Militar), fue creado en el año 1937 por el servicio de inteligencia y de seguridad de la segunda república y su fin era controlar y erradicar a quintacolumnistas y anarquistas incontrolados, así como desestabilizadores, empleando todo tipo de torturas para sus fines. Fue creado por Indalecio Prieto el 9 de agosto de ese año, cuando tenía el cargo de ministro de defensa.

Tras fingir una orden de registro en su domicilio, fue esposado, detenido e introducido en un coche, donde fue disparado dos veces por detrás por parte de Luis Cuenca. Después fue echado como un perro en la puerta del cementerio del Este de Madrid, lugar donde fue descubierto al día siguiente, nada diferente a la muerte de muchos religiosos que fueron disparados en carreteras, incluso tras huir de los incendios de los edificios y residencias religiosas.

El director general de seguridad, José Alonso Mallol, protegió a los autores boicoteando la investigación del comisario Antonio Lino Pérez-González y del juez instructor Urcesino Gómez Carbajo. A finales de julio, con nocturnidad y alevosía, el juzgado fue asaltado por la motorizada del PSOE para eliminar todas las pruebas.

El resto de la historia ya es conocido, salvo los 6832 párrocos y fieles de la iglesia católica asesinados a lo largo de esos años, hasta que los republicanos perdieron definitivamente la guerra. Hubo fallecidos en ambos bandos, crueldad, venganzas, envidias, ignorancia y actitudes no muy democráticas, hasta el punto de que uno no era precisamente mejor que el otro. Pero, lavarle la cara a la república española es cuanto menos descabellado, negar sus crímenes un acto de ingenuidad y de encubrimiento y lo cierto es que, si a Calvo Sotelo no lo hubiesen asesinado, si se hubiesen respetado las reglas democráticas durante la segunda república y si realmente se hubiese aprovechado este momento de la historia de España para dar ese paso tan necesario, no habría habido nunca guerra entre hermanos. Sin embargo, la historia es tozuda y los políticos no actúan nunca o casi nunca como deben, sino todo lo contrario.

Si comparamos lo pretérito con lo actual, se repiten hechos como la amnistía, la revancha y el uso de la ley siempre en el beneficio de este partido y el aprovechamiento de los recursos legales, en el caso de que la ley se aplicase como es lo correcto y ellos se consideran víctimas de decisiones que no pueden controlar. Buena prueba de ello es la Ley de Memoria Histórica la cual niega todos los hechos anteriormente descritos, así como cualquier posibilidad de que el PSOE tuviese alguna responsabilidad en el origen de la guerra civil española, a pesar de que los hechos ya han prescrito. ¿Por qué si no esa obsesión en controlar la historia, por qué hay que ocultar hechos, sospechas, por qué esa necesidad de limpiar la imagen? ¿No será que en realidad son conscientes y sospechan que si la gente lo descubre su nombre quedará mancillado para siempre? No olvidemos que los hechos, de haber ocurrido así, serían constitutivos de un crimen de estado, sin mencionar lo que ocurriría entre 1931 y 1936.

Todo ello revela una visión de nuestros acontecimientos en la que, lejos de los engaños de la izquierda o de la derecha, conceptos inventados por el sionismo, nos deja un mensaje: La historia es un arma que se utiliza para convertir a los perdedores en héroes y víctimas y a los vencedores en villanos.

ÁNGEL NÚÑEZ.

Artículo relacionados

4 COMENTARIOS

  1. La diferencia es que aquellos hombres y mujeres tenían ideales no ideologías que equivocadas o no estaban dispuestos a defenderlas a riesgo de su propia vida, Hoy lo que tenemos es fanaticos ideologicos que no estan dispuestos a defender nada sino a mediante engaños y manipulaciones con imposiciones absurdas retorciendo el Derecho y las leyes lo que es delito de conspiración claro y alta traición imponersela a otros pero no estan dispuestos a hacer la guerra porque saben que serían los primeros en caer y en morir por eso estos criminales van por la espalda como los cobardes en el fondo que son asesinando ancianos, nonatos , menores, esterilizando para diezmarnos poco a poco pero estoy seguro que si el Pueblo se levantase estas ratas cobardes saldrían corrriendo incluyendo muchos de la toga. Sus armas son su falsa legitimidad su terror es que nadie les siga ni crea. Pero llegará el día que respondan todos por sus actos y se les ve cada vez más que todo es a drede y nada casual. Son tan cobardes que ya ni siquiera realizan atentados de falsa bandera por una razón obvia ya saben que lo sabemos si repitieran un 11S, 11M el pueblo saldría a matarlos por eso la operación falsovid aunque es otro atentado es más sibilino y menos evidente pero les va a pasar lo mismo que el pueblo va a saber lo que han hecho y entonces será su llanto y crujir de dientes a ver que hacen entonces estos payasos. Ya hasta gente de sus propios medios se esta volviendo contra ellos.
    El otro día Arguiñano dijo muy claro el Infierno no existe porque si existiera estos iban de cabeza pero como no existe por eso hacen lo que hacen. Que diga eso en un medio como A3media solo puede obedecer a que muchos ya no tragan con ellos porque la falsa disidencia aunque falsa siempre despierta a muchos y ese riesgo cada vez es mayor a veces incluso el falso disidente se vuelve contra ellos. Por eso siempre digo que esta gente debería estar haciendo tratos si quiere salvarse de lo que se les viene encima y tambien digo que hay policias, militares, jueces y fiscales que son de los nuestros unos evidentes y otros no tanto y que estan recogiendo datos contra ellos. Estos valientes hombres y mujeres de honor serán reconocidos por el Pueblo en su momento pero una cosa es esa y otra es querer salvarse de la quema que no va a pasar.

  2. Pero una cosa es que el infierno no exista y otra es que no exista la Justicia Divina y ciertos infiernos.
    Todos estos que hacen satanismo judicial se estan sentenciando de una manera que no entienden porque sus juramentos, contratos tienen consecuencias. Un juramento y un auto (auto de fe) no es cualquier cosa hay si lo entendieran como muchos se quitarían esa satanica toga como estos magos negros no saben lo que hacen…

  3. No fue, ni será, si se repite, guerra entre hermanos. Es entre especies incompatibles.
    No podemos ser hermanos de gente que miente y miente y vuelve a mentir para salirse con la suya, que hace trampas sin ningún remordimiento, que acapara, que destruye, que traiciona, que es predominantemente de cerebro reptiliano, que tiene pocos o ningún sentimiento, que es cruel y que recurre a la violencia con mucha más facilidad y mucho menos margen de tolerancia para salir vencedor en cualquier situación.

    Los sistemas políticos funcionan, elaborados por personas sabias, evolucionadas y de gran humanidad, el tiempo justo hasta que el reptil aprende a tomarles la medida y colonizarlos. Después una goma empieza a tensarse, y a tensarse, con la paciencia y el sacrificio de uno y la insaciabilidad agresiva del otro, hasta que parte.

    No, ni de coña somos hermanos.

  4. Funcionalmente muy vinculadas, masonería e izquierda, son grandes expertas en la falsificación de la historia para manipular la mente social que les permita expandir sectariamente las dictaduras en todo el mundo pese a su demostrado «antisocialismo realE. Lo de los papeles de Salamanca encubre la destrucción de documentos históricos que atestiguan a masones, comunistas y socialistas con las sangrientas manos en la masa social

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes