viernes, abril 12, 2024
InicioEconomiaTurismoCómo evitar ser víctima de una estafa de alquiler vacacional

Cómo evitar ser víctima de una estafa de alquiler vacacional

Por Lourdes Martín.

Ahora que se acerca la Semana Santa, los que estén pensando en irse unos días de vacaciones y buscar algún alojamiento para reservar por internet, conviene que tengan en cuenta algunas precauciones de cara a la multitud de fraudes que se están produciendo con los alquileres vacacionales en línea.

Las estafas en alquileres vacacionales se producen cuando los delincuentes, para atraer la curiosidad de los usuarios, anuncian una casa turística u otro tipo de alojamiento (que puede ser inexistente), mostrando unas imágenes del mismo en las que se ve un estado impecable de la estancia, un entorno privilegiado y unos precios muy por debajo de la media. Su objetivo no es otro que quedarse con el dinero de la posible víctima.

No todas las estafas guardan el mismo patrón por eso vamos a mostrar algunos ejemplos más utilizados por los ciberdelincuentes:

  • Suplantación de identidad. Correos electrónicos o SMS con anuncios falsos suplantando a plataformas de alquileres conocidas como Booking o Airbnb, y con ofertas muy tentadoras. La finalidad es robar datos personales y bancarios como cuentas, contraseñas, códigos de tarjetas de crédito, etc.., para cometer otras estafas. No se fíen nunca de los mensajes que contengan enlaces que lleven a webs de inicios de sesión o formularios de datos personales.
  • Pagos fuera de las plataformas digitales. El supuesto propietario puede ofrecer al cliente la opción de realizar el pago fuera de la plataforma en línea a cambio de un buen descuento, con la excusa de evitar algún tipo de impuesto o tasa en la plataforma. Pero el objetivo es quedarse con el dinero.
  • Adelanto de una señal para la reserva. Si el casero les solicita un pago a través de BIZUM o transferencia bancaria a cambio de reservarles la vivienda en las fechas solicitadas, desconfíe ya que puede tratarse de una estafa. Tenga en cuenta que plataformas como Booking o Airbnb nunca piden un importe como señal.
  • Casas turísticas que no existen. En estos casos, el supuesto dueño suele indicar al cliente que se encuentra fuera de la ciudad o, incluso, del país en el momento en el que solicita su reserva. Por ello, le pide que le adelante el pago y que le enviará las llaves por correo, se las dejará depositadas en el buzón o se las dará a una tercera persona para que se las entregue al cliente, cosa que no sucederá.
  • Falsas quejas: Es muy recomendable que, cuando se entre por primera vez en la vivienda turística, se revise toda la estancia a fin de buscar algún desperfecto, se hagan fotografías de los que se localicen y se envíen al propietario o a la plataforma en cuestión. Así se evita que el arrendador quiera cobrar la penalización incluida en el contrato.

Cómo podemos evitar ser víctimas de este tipo de estafas:

  • Desconfíen de precios demasiado bajos de viviendas ubicadas en zonas muy demandadas y con imágenes y descripciones muy llamativas.
  • Desconfíen de correos, SMS o anuncios que contengan faltas o errores ortográficos.
  • Hagan una comprobación de si existe la vivienda mediante Google Street View o localice en internet las fotografías del anuncio para verificar si el nombre del anunciante es real.
  • No acepte formas de pago poco fiables o que se hagan fuera de las plataformas legales.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes