jueves, abril 18, 2024
InicioSociedadGenteDe Votos y votantes

De Votos y votantes

Artículo de Alfonso de la Vega

Si la famosa maquinita cuenta votos no ha hecho de las suyas reasignando escaños como parece ser su tradición, nos encontramos ante un “setenta y cinco a cero”. La contundente victoria del globalismo agendista aquí mediante el nacional socialismo galleguista de diferentes modalidades muestra una situación muy preocupante para el futuro de Galicia pero también de España. El predominio del voto del miedo y cierre de concha como las almejas. El del ”Virgencita, Virgencita, que me quede como estoy”.

A falta del voto extranjero y con los datos provisionales que acaso terminarán siendo definitivos si el escrutinio oficial general no se realizase, cabe comentar una serie de cosas. Si las votaciones anteriores de 2020 daban más abstención que participantes lo que suponía una cierta deslegitimación del tenderte taifal que no era votado ni tan siquiera por la mitad de los teóricos electores, en las de este año la participación ha subido a dos de cada tres posibles votantes. La mayor fracción de esa subida se la ha llevado el partido gallego similar a BILDU, el BNG, con más de 155000 votos. El PP DE Galicia habría subido 72.000 votos y el PSG habría bajado en una quinta parte. Pese al desastre actual y la subida de la participación, VOX sólo habría subido en 5682 votos lo que indicaría que no sabe aprovechar el descenso del que teóricamente sería su principal adversario, la abstención. Pese al contubernio fáctico contra VOX que la va ningunear o criticar según convenga y haga lo que haga, da la sensación de quedarse a medio camino, de no atreverse a plasmar una verdadera alternativa integral coherente y con las consecuencias geoestratégicas que resulten. Tiene que decidirse o resignarse. Maravillas de la ley D`Hondt: con la mitad de votos que VOX, la llamada «Democracia Orensana» ha obtenido un escaño.

El voto del miedo y cierre de concha como las almejas. Hay quien se consuela con que aún podía haber sido peor con otro reparto más siniestro del nacional socialismo galleguista entre sus diferentes banderías ruinosas y liberticidas. Como dice el nacionalista gallego Feijoo y paradójico mirlo blanco de la supuesta derecha española, “Galicia es una nación sin Estado”. Un mediocre que puede salir reforzado en dirección a la cúspide de la cucaña haciendo recordar la máxima dantesca del «abandonad toda esperanza» e impidiendo toda renovación en su partido.

La tendencia general actual por lo que se ve es una deriva hacía otra forma de bipartidismo. Nacionalismos periféricos abusones caciquiles clásicos como CiU, PNV o PP De Galicia, en disputa no con fuerzas genuinamente españolas sino con similares a BILDU, BNG o los golpistas. La izquierda clásica con algún cierto sentido del orden moral y cívico está siendo eliminada a favor de las hordas disolventes.El PSOE fabiano y socialdemócrata de la Transición está siendo dinamitado desde dentro por el doctor falsario sin que apenas nadie rechiste dentro de la banda. Con el nuevo neomarxismo agendista posmoderno parece disponer de una nueva misión aquí en España, la de servir de excipiente o disolvente de los principios activos separatistas y destructivos en general avalados por el Partido Demócrata de Obama, Hilaria y Biden. Dada la complicidad en mutuo beneficio confesada entre socialistas y Borbones la cosa tampoco pinta nada bien para la Corona cuyo desempeño para colmo hoy es lamentable.

En España por desgracia no se vislumbra alternativa de mejora dentro del Régimen. El PP actual sin acicate que le obligue a hacer lo que debería sólo puede ofrecer alternancia y cierta sustitución de prebendados y beneficiarios. Si, la verdad es que el proceso de descomposición de España progresa adecuadamente. No sólo es cuestión de políticos corruptos, ineptos u oportunistas. Las élites carecen de patriotismo y fallan estrepitosamente. Las instituciones parecen haber renunciado a su misión o razón de ser constitucional. Hay que agradecérselo desde luego a una prensa mercenaria, palanganera, mohatrera, que hace pasar gato por liebre, engaña y asusta al público, con indudable éxito hasta hora. Y que ha renunciado a todo patriotismo y a su obligación de contribuir a crear una opinión pública consciente, digna, razonable continuadora de la gloriosa herencia de España y mantenedora de la soberanía nacional.

El adocenado, narcotizado y fragmentado pueblo español cada vez parece más acomodaticio, más despìstado acerca de lo que nos estamos jugando como sociedad civilizada. Muchos se mueven por hábitos arraigados. La vieja linde ya se ha acabado en este lamentable siglo pero siguen votando igual que votaban sus abuelos por ciertas marcas o siglas, carecen de de espíritu crítico o valentía suficientes para investigar qué hay detrás de tales siglas o si todas proceden de la misma factoría made in China. También cabe pensar que tanto la situación geográfica periférica como la especial estructura económica gallega con abundancia de pequeña propiedad y empresa permiten que aún no se aprecien en todo su rigor las políticas devastadoras globalistas. Hasta ahora tampoco ha sufrido grandes invasiones de hordas extranjeras con sus consecuencias de aumento exponencial de la delincuencia de origen multiculturalista. Quedan gentes lúcidas, sobre todo de cierta edad, que no renuncian a su sentido común y dignidad personal pero el sistema conspira en contra con todas sus poderosas armas de propaganda y manipulación de las conciencias.

Saldremos adelante si tales gentes crecen en vez de ser menguantes.

EsDiestrohttp://199.192.25.97/~eldiestro
Es Diestro. Opinión en Libertad
Artículo relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes