viernes, abril 12, 2024
InicioOpiniónColaboradoresEl Ministro de Cultura Ernest Urtasun pretende, como los nazis, censurar el...

El Ministro de Cultura Ernest Urtasun pretende, como los nazis, censurar el arte “degenerado” en los museos estatales

Arte degenerado (Entartete Kunst) fue una expresión establecida por el régimen nacional-socialista en Alemania, a partir de la exposición con el mismo nombre en Múnich de julio de 1937, para describir prácticamente todo el arte moderno y prohibirlo en menoscabo de lo que los nazis llamaban «arte heroico».

Purgas y dictadura de la corrección política

Ministro de Medios Lustros e Inkultura, Urtasun Domenèch, en esa estela totalitaria, pues: Lo prioritario es «superar un marco colonial anclado en inercias de género o etnocéntricas». El léxico perroflautés Ernest se encuentra en óptima forma, por lo cual se requiere cierta labor de traducción al español: como los citados nazis, «purgaré mis museos de arte degenerado y se expondrá lo que me dé la reputísima gana».

Antes de que el Museo del Prado, el Museo de América, o el Arqueológico Nacional se transformen en un circo tribalizado y completamente censurado ( ¿ pero puede quedar algo de lo anterior en pie con tales y  arbitrarias premisas?), merece la pena darse un garbeo. Arrancar de cuajo las pocas raíces de la historia de España que aún se conservan en los museos (Primer desembarco de Cristóbal Colón en América, Desembarco de Alhucemas, Batalla entre cristianos y musulmanes, La rendición de Granada…) y recreando una nueva. O acabar con toda la imaginería ( inmensamente mayoritaria) cristiana.

Y, demente paroxismo de retropuritanismo, retirar, de paso, todos los cuadros que contengan desnudos femeninos ( Las poesías de Tiziano, La maja desnuda, Venus besada por Cupido, Crisálida, Una esclava en venta, Danae recibiendo la lluvia, Las tres gracias…). U «ofendan» a las divinizadas– por el poder – mujeres ( Susana y los viejos, Los amantes de Teruel…). Y retratos con gordos (ains, el pesocentrismo) y enanos (Las Meninas) y tullidos (El bufón el Primo, El bufón Calabacillas…) y minorías «victimizadas» de todo tipo y pelaje (Eugenia Martínez Vallejo, la denominada niña monstrua de los Austrias, de Juan Carreño Miranda, síntesis y paradigma)…

Amarga coda…Y recuerden que en 2018 una galería de Manchester retiró un cuadro de ninfas desnudas, la soberbia pintura Hylas y las ninfas, de John William Waterhouse. Y apenas nadie levantó la voz. Hasta hoy. En fin.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Luys Coleto
Prófugo de la existencia
Artículo relacionados

1 COMENTARIO

  1. Otra demolición programada disfrazada con la infumable verborrea «progre». Solapado con los paripés de los de Futuro Vegetal (ellos ya son vegetales presentes) y sus teatralizados vandalismos sobre obras famosas, que dicho sea de paso se hicieron famosas de masas a la fuerza y no por su belleza indiscutible.
    A este tipo además que atufa a fanático indepe lo habrán seleccionado por el entusiasmo que pondrá (intentará poner) en la quema de la cultura española. Si se le deja, claro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes