viernes, febrero 23, 2024
InicioEconomiaConsumoTodas las empresas en España deberán utilizar una caja registradora equipada para...

Todas las empresas en España deberán utilizar una caja registradora equipada para la Ley Antifraude

Los empresarios tenemos cada vez menos resquicio para hacer “trampas” al siempre hambriento Fisco, como se ha hecho toda la vida y se hará, pero la última combinación de tecnología y leyes más estrictas ya está aquí. La Ley Antifraude 11/2021, que transpone la Directiva (UE) 2016/1164, introduce una serie de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal en España.

Hablamos con dos profesionales que nos pueden orientar en este nuevo escenario que se nos plantea a los empresarios. Héctor es gerente de Climent, una empresa de instalación y mantenimiento de equipos de facturación y balanzas en Santander.

Con la nueva tecnología en nuestras cajas registradoras y balanzas estamos marcando la diferencia, nos dice. No solamente se trata de aplicar la ley y facilitar la contabilidad, sino que siempre cuadraremos la caja y evitaremos los consabidos hurtos del personal o equivocaciones con el cambio. También es más higiénico, en el caso de nuestro cajón automático de Azkoyen, pues el operario no toca el dinero del cliente mientras manipula productos como alimentos, mientras que tampoco deja de estar frente a dicho cliente todo el tiempo. Y la amortización de la máquina, con tantas ventajas como trae, es de pocos meses, aunque pueda parecer una inversión fuerte en un principio. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos y aprovechar esta tecnología tan excelente.

Instalación y mantenimiento de equipos de facturación y balanzas en Santander adaptados a la nueva ley

Nuestro perfil de cliente es de los más afectados por este tipo de medidas fiscales, ya que van a tener que hacer sí o sí una inversión obligada en cajas registradoras preparadas para esta Ley Antifraude. Los tickets se van a terminar y sólo vamos a funcionar con facturas, lo que por otra parte tiene la ventaja de que estandariza las operaciones y simplifica la contabilidad y todo. Las balanzas también deben estar preparadas para esta nueva ley. Los registros deben incluir detalles como descripciones de las operaciones, importes (base, total, retenciones) y regímenes fiscales aplicados, código de identificación del sistema informático y código de registro del alta, fecha, hora, minuto y segundo de generación del registro de facturación, el código QR y un texto que haga referencia explícita a la adhesión al sistema VeriFactu. El sistema Verifactu aún no tiene una fecha de entrada en vigor definitiva y se prevé que entre en funcionamiento a partir del 1 de julio de 2024. En este momento, es necesario esperar a la aprobación final del Reglamento de la Ley Antifraude y seguir las pautas de adaptación que se establezcan en él.

También comentaremos con Sergio Bedia, asesor fiscal en una gestoría en Santander, sobre este desafío que se nos abre en el mundo de la pequeña y mediana empresa. A continuación, resumimos para ti los puntos clave de esta normativa y nos enfocamos más en un aspecto que muchos empresarios no están considerando:

A partir de 2024, todas las empresas en España deben utilizar una caja registradora equipada para la Ley Antifraude.

Con todos los sistemas necesarios para cumplir con la nueva normativa, nos dice este asesor fiscal. Esta regulación tiene como objetivo principal ayudar al Gobierno a supervisar el gasto y detectar a los que evaden impuestos. Uno de los cambios que introdujo esta ley contra el fraude fiscal fue la modificación de la normativa para permitir a los inspectores mantener la autoridad para ingresar en las residencias de autónomos o particulares y realizar inspecciones sorpresa en busca de indicios de evasión fiscal.

Incentivo para el cumplimiento voluntario de las obligaciones tributarias

Uno de los aspectos más beneficiosos introducidos por la Ley contra el Fraude Fiscal para los autónomos fue la reducción de las multas por presentar declaraciones de impuestos fuera de plazo. Estas sanciones se redujeron al 1% por cada mes de retraso, con un límite de 12 meses. Aunque se implementaron medidas más coercitivas, otro incentivo para el cumplimiento de las obligaciones tributarias fue la reducción del límite a 600,000 euros, por debajo del cual un contribuyente, ya sea empresario o particular, puede ser incluido en la lista de deudores de Hacienda.

¿Qué se entiende por un software de doble uso?

Un software de doble uso, también conocido como software de doble facturación, se refiere a programas ilegales que permiten a las empresas llevar una contabilidad dual, es decir, ocultar parte de sus ingresos.

El fraude más común entre autónomos y pymes, especialmente aquellos que manejan grandes cantidades de dinero en efectivo, consiste en no declarar una parte de las ventas para evadir impuestos como el IVA o el IRPF. Si estas ventas no se registran ante Hacienda, la Agencia Tributaria no puede exigir su declaración ni la correspondiente tributación.

Las empresas que ocultan ingresos en efectivo suelen utilizar dos métodos para hacerlo. En el caso de importes bajos y pocas transacciones, la forma más simple es no registrar la venta en el sistema de facturación. De esta manera, el ingreso nunca se registra y el autónomo no está obligado a tributar por él. Sin embargo, este método de ocultación tiene la limitación de que no se pueden emitir tickets o facturas a los clientes, lo que dificulta su aplicación en negocios con un gran volumen de transacciones.

Algunos negocios toman la decisión de utilizar un software de doble uso, que es ilegal

Por lo tanto, algunos negocios toman la decisión de utilizar un software de doble uso, que es un programa que permite mantener una contabilidad visible para Hacienda y otra contabilidad oculta o en ‘B’. De esta manera, los autónomos pueden ocultar ingresos a la Agencia Tributaria y evitar el pago de impuestos mientras continúan emitiendo tickets y facturas a sus clientes por estas ventas.

Es importante destacar que estos programas son ilegales y, desde la entrada en vigor de la Ley contra el Fraude Fiscal, están sujetos a una persecución especial, y su mera posesión puede resultar en sanciones significativas para los negocios.

Pago máximo en efectivo para evitar el fraude fiscal

La ley reduce los límites de pago en efectivo, en determinadas actividades económicas, pasando de 2,500 a 1,000 euros para operaciones en las que intervienen empresarios o profesionales. Además, el límite disminuye de 15,000 a 10,000 euros para particulares con domicilio fiscal fuera de España.

Regulación del software de facturación

Como decimos, la normativa establece requisitos específicos para los programas informáticos de facturación. Estos programas deben garantizar la inviolabilidad, accesibilidad, inalterabilidad, trazabilidad e integridad de los datos de facturación, y deben remitir los registros de facturación de forma automática y segura a la Agencia Tributaria.

Software de doble uso: Se prohíbe la producción, disposición, empleo o comercialización de software de doble uso, que se utiliza para ocultar la actividad empresarial y trabajar con contabilidad no declarada. Además, se refuerza el control fiscal de las criptodivisas.

Multas por el uso de software de doble uso para engañar a Hacienda

Multas por el uso de software de doble uso: La ley establece multas tanto para los creadores de software de doble uso como para los usuarios. Las empresas que faciliten este tipo de programas pueden recibir multas de 150,000 euros por año de ventas, mientras que los usuarios pueden ser multados con 50,000 euros por el mismo período de uso.

Según nos dice Sergio Bedia, gerente de una gestoría en Santander, “Alberto y Eduardo”, las medidas gubernamentales para compensar a los empresarios por este aumento del control son pequeñas limosnas. Medidas que, en realidad, sólo sirven para los fines recaudatorios de Hacienda en último término.

Los recargos por extemporaneidad, por ejemplo, se han rebajado, pero es para recaudar la mayor cantidad posible de dinero no declarado: se introducen cambios en las reducciones aplicables a las sanciones tributarias, estableciendo un recargo progresivo de un 1% por cada mes de retraso, sin intereses de demora, hasta un máximo de 12 meses. Después de los 12 meses, se aplican recargos del 15% y se inician intereses de demora. Para nosotros, como siempre, el ahorro fiscal siempre va a ser una prioridad en nuestro despacho.

También es destacable la transposición de la directiva antielusión: La ley adopta medidas relacionadas con la directiva europea antielusión fiscal, la Transparencia Fiscal Internacional y la imposición de salida o «Exit Tax» para reforzar la tributación en España de rentas establecidas en territorios de baja fiscalidad y evitar su deslocalización. Y los cambios en Socimi y Sicav: Se establecen nuevos requisitos para las Sociedades Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (Socimi) y las Sociedades de Inversión de Capital Variable (Sicav). Las Sicav deben cumplir requisitos adicionales para aplicar un tipo de gravamen del 1%.

Máquinas registradoras con software contable homologado por la Agencia Tributaria

En cuanto al valor de referencia, la ley modifica los aspectos relativos al valor de los bienes inmuebles para evitar que el valor de referencia supere el valor de mercado. Esto afecta a impuestos como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, así como al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

La Ley antifraude, conocida como Ley 11/2021 del 9 de julio, sobre medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, es una de las regulaciones más significativas aprobadas en España con el propósito de fortalecer el control tributario. Aunque muchas de sus disposiciones se están implementando desde su entrada en vigor en 2021, aún quedan algunos aspectos pendientes de aprobación. Sin embargo, el reloj para la adaptación completa a la Ley Antifraude por parte de las empresas ya ha comenzado a contar y Héctor, de la instalación y mantenimiento de cajas y balanzas en Santander, nos advierte de que no podemos esperar al último día.

¿Qué necesito para estar preparado para la Ley Antifraude en 2024?

En el País Vasco y Navarra ya han empezado a aplicar esto, pero no vamos a tardar en tenerlo en toda España. Esta nueva normativa impone la responsabilidad a las empresas y autónomos de mantener registros contables y facturación actualizados. Para cumplir con este requisito, deben emplear un software contable homologado por la Agencia Tributaria que permita llevar a cabo estos registros, garantizando su integridad y conservación, así como su trazabilidad. Este sistema ha sido denominado Sistema Verifactu.

Características del sistema Verifactu

Las aplicaciones informáticas de facturación de Dibal deben cumplir con ciertos requisitos técnicos para ser consideradas homologadas conforme a la Ley. Algunos de estos requisitos incluyen:

  • Generar un registro de facturación para cada nueva factura emitida, anulada o rectificativa.
  • Garantizar la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros de facturación.
  • Enviar automáticamente cada registro de facturación a la Hacienda.
  • En caso de no realizar un envío automático a la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria), el software de Dibal debe almacenar de manera segura los registros de facturación para su posterior acceso, cumpliendo con todos los requisitos mencionados y permitiendo obtener copias de la información cuando sea requerido.

¿A quién afecta la Ley Antifraude – VeriFactu?

Esta nueva normativa dirigida a combatir el fraude fiscal afecta principalmente a dos grupos:

  • Empresas y autónomos que emiten facturas, a menos que estén ubicados en Canarias, territorio foral, Ceuta y Melilla y estén acogidos al SII (Suministro Inmediato de Información).
  • Fabricantes y vendedores de software de contabilidad, quienes están obligados a ofrecer a sus clientes únicamente soluciones homologadas por la Agencia Tributaria.

Todas nuestras balanzas incluyen software de facturación

Para Héctor, distribuidor de balanzas en Santander, no hay vuelta atrás posible en este mundo de las cajas registradoras y balanzas.

Todas nuestras balanzas incluyen software de facturación. Han sido equipadas con una declaración responsable que confirma su cumplimiento con el Reglamento de requisitos para soluciones informáticas de facturación, aunque esta aprobación aún esté pendiente. Estas balanzas cumplen con las especificaciones que se establezcan en futuras Órdenes Ministeriales. En la actualidad, todas nuestras balanzas son compatibles con TicketBAI, el sistema fiscal adoptado en el territorio foral como parte de la lucha contra el fraude fiscal.

La Ley Antifraude pretende reducir la elusión fiscal y recaudar más dinero para Hacienda en diversas áreas: estas medidas de mayor control incluyen el uso más limitado de efectivo, la regulación del software de facturación, la penalización del software de doble uso, las multas por incumplimiento, la rebaja de los recargos por extemporaneidad, la transposición de directivas europeas y la regulación de las Socimi y Sicav. Y es importante que las empresas y contribuyentes se adapten cuanto antes a estos cambios para cumplir con la normativa tributaria, pues son medidas que desde 2024 vamos a tener que aplicar sin remedio.

Artículo relacionados

Entradas recientes