jueves, julio 18, 2024
InicioOpiniónColaboradoresLos amigos de mis amigos son mis amigos, vaya lío...

Los amigos de mis amigos son mis amigos, vaya lío…

Objetivo Birmania escribió una canción hace mucho que muchos años que llevaba por título el de este mismo artículo. Imaginemos una red interminable de personas, todas muy juntitas y felices, de fiesta cara a fiesta aún más cara y con muchos negocios de por medio…

Jeffrey Epstein se hizo no sólo rico, sino famoso, tanto que congregó a la creme de la creme, pasando por Bill Clinton, Bill Gates y otros muchos actores y políticos de la ideología del partido demócrata.

Lo que crearon fue una red de trata de menores de edad que eran vendidas para servicios sexuales en una lejana isla paradisiaca, como no podría ser de otro modo, que pasó a llamarse la isla de Epstein, llena de casas privadas donde los ricachones se daban el gusto con chicas de incluso hasta 13 años. 

Siguiendo el pegajoso ritmo de esta canción tan divertida, debió haberlo sido para los ricos que fueron a tan privilegiado lugar para su desahogo y relax ante tantos negocios multimillonarios y dolores de cabeza, aunque algunos aprovechaban para hacer negocios con la nueva estrella de New York, antes de ser denunciado en el año 2005 por pedofília. Su pareja era quien escogía las chicas. Lo dicho, toda una camada de solidaridad y simpatía imparablemente agradable.

Bill Clinton fue presidente de los EEUU y en una de sus declaraciones un testigo declara qué le gustaba hacer (lo que ya piensas) con las jovencitas. Pero también estaba nada más y nada menos que el príncipe Andrés, hijo de Isabell II y otros muchos millonarios, como Bill Gates, presidente de Microsoft por aquellas fechas, cuando también se incluye al director de la CIA…

La esposa de Bill es Hilary, con quien Pedro Sánchez tiene una buena amistad y con quien se entrevistó a finales de mayo en Moncloa porque la mano de los demócratas en España corría serio peligro. El PSOE había perdido las elecciones y no se podía permitir que la corporación España s.a. cayera en otras manos. ¿Acaso no sabía Hilary los devaneos de su esposo con chicas jovencitas? Bill Gates, con quien también el felón tiene muy buenas relaciones, estaba en negocios con Jeffrey Epstein. Bill, no Clinton, es un hombre de amistades más que dudosas y negocios muy turbios. Venenos  covid vía intramuscular (que siguen dejando un regueros de muertes por doquier, sin que el Estado español ni se pronuncie y mucho menos nuestro presi), alteración del ADN humano y fabricas de mosquitos. Dueño de 109.265 hectáreas de terreno en los EEUU (con el fin de controlar la agricultura para llevarnos a la tan deseada hambruna 2030), tiene una fábrica de estos insectos tan simpáticos en Colombia, Medellín, donde fabrica más 30 millones de mosquitos con alteraciones genéticas. Pedro Sánchez en el año 2020, con respecto al tema del covid, llegó a un acuerdo con la Fundación Bill y Belinda Gates, todo muy amistoso y cordial, incluso en las fotos que deja como testimonio al Palacio de la Moncloa.

¿Qué hace un genocida y un psicópata juntos, de qué hablan, qué planifican? ¿No sabía acaso su buen amigo Bill (cualquier de los dos) que estaba relacionado con Jeffrey Epstein, un representante del servicio de inteligencia de Israel, el Mossad, creador de una red clientelar de servicio pedófilos y de clientes degenerados, dispuestos a pagar millones de dólares, por una buena sobada, donde ya sabéis?

Satanismo y pedofilia van de la mano. Los niños son objeto de adoración por su inocencia, su ingenuidad y el adenocromo que obtienen de ellos y, mientras tanto, son empleados como forma de placer al servicio de sus amos. Se calcula que cada año desaparecen miles de niños de todo el mundo, los cuales son comprados para dar placer a los adultos, se les cambia el nombre y se les utiliza hasta donde sirven. Después o se les sacan los órganos o se les sacrifican en sus misas negras, donde realizan todo tipo de acciones sexuales, como se reza al Padre nuestro.

La historia de Jeffrey Epstein casa perfectamente con esta religión satánica, llama mucho la atención la relación entre él y los simpatizantes de la izquierda norteamericana, algunos conocidos de nuestro presidente, amigos suyos en la distancia. Todos son muy amigos y se llevan muy, pero que muy bien, tanto que, en dicha red clientelar, de tipo política, los benjamines se alimentan de las heces de los adultos, como hacen las cucarachas indefensas para crecer, sólo que los miembros como Pedro, no reciben excremento, sino dinero, poder, capacidad para alterar las leyes y acomodarlas a su deseo y, sobre todo, al de sus amos.

Se dice incluso que hubo un expresidente español que habló con el tal Jeffrey, cuyo nombre no ha trascendido en los archivos revelados. Todos ellos con una estrecha relación de tipo ideológica, asociada a la izquierda, el libertinaje, el desenfreno, el placer, el derecho a disfrutar por ser ricos y a gozar de los menores, como manda su señor y amo Lucifer.

Ha de tener cuidadín entonces nuestros presidente Pedro Sánchez porque sus contactos con Bill Gates han sido muy frecuentes, demasiado y, como sabéis, lo malo se pega mucho más que lo bueno; lo incorregible, la actitud infantil y sin límite, poner el grito en el cielo cuando te digan no y todo lo demás se consuma con el derecho al disfrute con lo más bello, el mismo con el que el Estado abusa de los niños en los colegios con su sucio club LGTBI en un programa vomitivo de perversión sexual de la infancia.

Todos se llevan de maravilla y piensan lo mismo, hasta el último pedófilo se convierte entonces, siguiendo la canción, en amigo de quien parece irse por la otra acera. En este contexto, saber quién es quién se torna complicado y por mucho que traten de esconder sus perversiones demoniacas, ninguno de ellos se salva de la sospecha de haber visitado la isla de Epstein.  Gracias a una jueza norteamericana lo sabemos y todos los testimonios, mal de 1000, están para que sean leídos por nosotros.

Vaya lío, los amigos de tus amigos son tus amigos, Pedro Sánchez.

Artículo relacionados

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Entradas recientes

Comments