sábado, mayo 18, 2024
InicioCulturaHistoria¿Qué se esconde detrás del caso de Marta del Castillo?

¿Qué se esconde detrás del caso de Marta del Castillo?

Estamos hablando de una auténtica leyenda española, pero que tiene una lectura diferente a la luz de los muchos datos que se conocen desde el principio y que han sido ocultados para la mayoría. Los propios padres de la víctima son los primeros que no sólo reconocen que la investigación ha sido un fraude, sino que van mucho más allá y apuntan a personas concretas que han quedado impunes de todos los hechos y a los que el Sistema, para los que somos mal pensados, ha tratado de maravilla. Gente que, según sus propias contradicciones y las pruebas existentes, si no fuerais vos quien sois, haría tiempo que estarían durmiendo a la sombra junto a Miguel Carcaño: el pringado oficial de toda esta historia y un más que probable cabeza de turco para tapar a otros. Y a otras.

El hermanastro de Miguel Carcaño como implicado en el caso Marta del Castillo

Hay muchos datos que afectan al hermanastro de Miguel Carcaño como más que implicado en el caso Marta del Castillo, pero este señor ha sido muy hábil y ha salido muy bien parado donde cualquiera otro hubiéramos acabado en el calabozo desde el principio. Así es como piensan los padres de la víctima y muchos españoles que conocemos el caso. ¿Os acordáis de que, desde hace años, ya desde el principio del caso, había determinados emails que acusaban directamente al PSOE de estar implicados en la ocultación, como mínimo, del cadáver de Marta del Castillo? Pues ahora os digo que a lo mejor no iban tan desencaminados.

La relación directa del PSOE con este crimen existe y tiene nombres y apellidos. No es ningún mito. Porque resulta que uno de los principales sospechosos era y sigue siendo el novio de la hija de una de los principales cargos de la Junta de Andalucía con Chaves. Una tal Mendaro que, encima, era la promotora de los temas de políticas de mujer y feminismo en esa taifa donde tanto y tantos han robado.

¿A quién le puede interesar que no aparezca el cuerpo de Marta y quién está en condiciones de pagar nóminas B por eso?

Si nos lo planteamos desde este punto de vista no nos puede extrañar que el menor implicado en la situación, apodado el Cuco, haya rechazado incluso una cuantiosa oferta de la familia de la víctima en forma de un piso para él a cambio de que les diga dónde están los restos de Marta Castillo. Sin embargo, el menor referido le respondió a la familia Castillo Casanueva que no le compensaba porque le estaban pagando más por hacer justamente lo contrario. ¿A quién le puede interesar que no aparezca el cuerpo de Marta y quién está en condiciones de pagar nóminas B por eso? La respuesta a nóminas tan suculentas suele estar en Papá Estado, como decía Juan Ignacio Blanco sobre el caso Alcácer y la más que probable posibilidad de que alguien se estuviera haciendo pasar por Anglés en una huida sin sentido que nunca tuvo lugar:

Eso se paga con dinero público. Eso no sale de la cuenta corriente de nadie.

El errático comportamiento de la Policía en la no resolución del crimen y del paradero del cadáver de Marta del Castillo

Sin duda alguna, el errático comportamiento de la Policía en la no resolución del crimen y la no averiguación del paradero del cadáver de Marta del Castillo es una de las pruebas más contundentes de que el Estado parece más interesado en que no aparezca que en lo contrario. Y en encubrir a los autores y encubridores primarios, porque nadie se puede creer que el poco inteligente Miguel Carcaño pudiera hacer todo esto solo cuando los psicólogos que le han tratado en prisión certifican que no tiene la capacidad de intelectual para hacer un plan de un día para otro. Mucho menos para algo tan complejo como la ocultación de un cadáver que, según muchos pensamos, no le corresponde a él, sino a otros que ni siquiera han sido condenados, aunque sea acusados en el juicio.

Las endebles coartadas y contradicciones mentiras continuas de ciertas personas no parece que los acerquen a su culpabilidad en un crimen que no puede tener un solo autor en Miguel Carcaño.

También hay que resaltar el ejemplar comportamiento de una familia que no ha dejado de luchar desde el minuto uno. Una familia ejemplar como son los Castillo Casanueva, con los dos padres y el abuelo a la cabeza, pero también con otros personajes menos mediáticos, como el tío materno de Marta. Un señor que se presentó en la casa donde más que probablemente mataron a su sobrina, igual que el propio padre, pero es que la Justicia ha creído la absurda excusa de la novia del hermanastro de Miguel Carcaño de que no abrió la puerta porque no escuchó cómo estaban golpeando en su ventana. Que la pobre mujer estaba dormida y estuvo estudiando por allí sin enterarse de nada de lo que había pasado con su cuñado y quienes le ayudaron a limpiar el piso y deshacerse del cadáver.

Pero, ¿quién puede creerse tamaña historieta de la bella durmiente?

ESTE ESQUEMA DE SOSPECHOSOS MUESTRA UN CLARO VACÍO JUNTO A LA FIGURA PRINCIPAL DEL HERMANASTRO DE MIGUEL CARCAÑO: ¿SERÁ QUE LA PRENSA OFICIAL TAMBIÉN TIENE ALGÚN INTERÉS EN SACAR DE LA ECUACIÓN A LA HIJA DE LA MAMÁ DEL PSOE?

Una auténtica cacique del PSOE de los nada corruptos Chávez y Griñán

Como no han dejado de repetir los dos padres en todos los medios, a lo largo de tan errática investigación, quien tiene padrinos se bautiza. Y no hay más que ver quién es la madre de esta chica: una auténtica cacique del PSOE de los nada corruptos Chávez y Griñán, dos personajes por los que ahora el PP está pidiendo clemencia a voces, cómo no, para que cualquiera pueda pensar que es que participaban del botín.

Esto explicaría por qué ni su novio ni ella misma han sido condenados por la más que probable participación en lo que pasará allí, en ese piso, a la hora en que Marta murió y fue extraída a toda prisa para ser enterrada, quién sabe dónde.

También es reseñable la actitud de algunos jefes policiales, que tuvieron un protagonismo excesivo en toda esta historia. ¿Desde cuándo se toman tantas molestias unos jefes superiores en ocupar la silla de sus subalternos para hacer interrogatorios a los detenidos? Y no sólo eso. Cuenta el padre de Marta una lamentable anécdota sobre cómo Miguel Carcaño estaba conduciendo a la policía en un coche hacia el lugar donde habían enterrado el cuerpo de la niña. El detenido parecía por fin dispuesto a llevar a la poli al lugar exacto donde fue enterrada, pero estaban pasando un puente sobre el Guadalquivir cuando a un comisario se le ocurrió la brillante idea de decirle: oye una cosa. ¿No será que la habéis tirado por aquí?

Oye una cosa. ¿No será que la habéis tirado por aquí?

De inmediato, este pobre hombre asintió y empezó así la absurda búsqueda en el río, que lo único que ha conseguido es poner en ridículo a las fuerzas de seguridad y en grave peligro a los buzos, por lo difícil que es la tarea de buscar nada en el lecho de un río. Pero, ¿a quién se le ocurre sugerirle a un detenido cualquier versión random cuando a lo mejor te está llevando por el camino de la verdad?

Un cuerpo de policía que se ha dedicado más a buscar un cadáver por todas partes, cosa absurda, y a dejarse vacilar por unos niñatos, que a investigar realmente lo que sucedió y a poner el foco en los detenidos y más que seguros responsables. Pero encima de todo (estamos hablando de los jefes de esta situación y no de los pobres polis), para más vacile a la familia y a todo el pueblo español, resulta que un jefe policial le reprochó al padre de Marta del Castillo que se había quedado sin vacaciones de Semana Santa por su culpa, ya que tendría que ir a buscar a su hija. Hace falta tener poco corazón y ser un poco sinvergüenza para hacer esto, pero hay claro que hay más. Y es que resulta que otro jefe policial le dijo a Antonio del Castillo, ante la petición de éste de que la UCO interviniese en el caso, que había visto muchas películas.

Son capaces de poner a buscar a media España por los campos mientras ellos se encargan de esconder la realidad

En efecto. Todos los españoles hemos visto muchas películas y en concreto una de muy mal gusto que se llama La búsqueda sin sentido de Marta del Castillo. Protagonizada por un sistema de Justicia y unos jefes de la Policía Nacional, del Ministerio del Interior en realidad, que son capaces de poner a buscar a media España por los campos mientras ellos se encargan de esconder la realidad para que los españoles no nos enteremos de nada. Y yo entiendo que debe ser duro para ellos que de repente un caso que se produce en Andalucía y, precisamente, en la capital del Califato de la Junta, el gobierno más corrupto de toda Europa Occidental, pueda poner en evidencia algunos trapos sucios que luego han acabado de reventar por todas partes. Pero siempre sin devolver el dinero y sin justicia de ningún tipo para los verdaderos culpables.

Tengamos en cuenta que la madre de la susodicha era ni más ni menos que el cargo que se ocupaba del feminismo y las políticas de igualdad en el nada corrupto gobierno de Griñán y Chávez, luego imagínate el escándalo inasumible que se formaría si la gente se entera de que semejante cargo del Gobierno tiene una hija que se dedica a ocultar las pruebas del asesinato de una joven y hasta el cuerpo.

También está la existencia de un infiltrado en el caso de Marta del Castillo

Una persona que pudo introducirse en el hogar mismo del menor implicado, el famoso Cuco, y que consiguió hacer grabaciones muy comprometidas de ese entorno familiar. Unas grabaciones que atestiguarían que la madre del Cuco sabe dónde está el cuerpo de Marta y que participó de alguna manera en el encubrimiento de todo lo que sucedió. Sin embargo, estas evidencias no pudieron ser aceptadas por el Tribunal, no sé con qué pretexto judicial, ya que este señor estaba colaborando con la Policía de Sevilla.

Como diría Juan Ignacio Blanco en el caso Alcácer:

A todas las pruebas que pedí practicar a los juzgados se opuso el Ministerio Fiscal, liderado por el famoso fiscal Beltrán, así como la Fundación Campoamor (de presunta defensa de las mujeres) y la propia madre de Desiré, que era una de las víctimas de este triple crimen.

Unos palos en las ruedas cuya verdadera motivación cabe preguntarse, pues lo que está absolutamente claro es que ni en un caso ni en el otro se ha llegado a ninguna verdad de ningún tipo. Más bien al contrario, si en el caso de Marta del Castillo ni siquiera se ha encontrado el cuerpo. Es un fracaso total ante toda España y después de haber hecho todo lo posible para fracasar, luego cabe preguntarse lo que pueden estar apando en este tema que tanto les interesa y sin importarles demasiado el ridículo que hacen.

Si Papá Estado está ocultando algo aquí, que nadie lo dude: no vamos a saber nunca nada o al menos no por los conductos oficiales que son los que supuestamente nos deberían dar amparo. De eso nos podemos olvidar. Y no sería de extrañar que así fuera, pues el escándalo que se quiere ocultar supera con creces el bochorno de una Seguridad del Estado y una Justicia que han hecho el papel más lamentable de los últimos años.

Déjalos que busquen si no tienen otra cosa que hacer

Los datos que el infiltrado en el ambiente del Cuco ha aportado a la verdad del caso de Marta del Castillo son variados y demuestran la impunidad y cara dura con la que esta gente se desempeña. Por él sabemos, y lo tiene grabado, que la madre del Cuco se planteó encargarle a alguien que le diera una paliza al padre y al abuelo de Marta del Castillo o que dejara en silla de ruedas a la propia madre. Tal punto llega a su nivel de creerse por encima de la ley o más bien saberse, pues resulta bastante obvio que este entorno de personas se mueve como peces en el agua en medio de lo que debería ser una tormenta judicial para ellos, pero que sólo ha resultado así para la familia de la víctima. El infiltrado existe en que estas personas manejaban más de un coche, tres en concreto, y que no se han investigado teléfonos móviles que pudieron utilizarse esa noche. También nos habla de una persona extranjera que habría colaborado en la desaparición del cuerpo en otra vivienda, de donde la niña habría salido hecha pedazos.

A la pregunta de cómo se sentía cuando veía por la tele que estaban buscando a Marta del Castillo por todas partes, según el infiltrado, la respuesta de la madre del Cuco era que sentía risa. Déjalos que busquen si no tienen otra cosa que hacer, le respondía.

Un careo tan breve y controlado como el que protagonizaron Miguel Carcaño y su amigo Samuel

También resulta más que sospechoso el sistema de Justicia haya permitido un careo tan breve y comedido como el que protagonizaron Miguel Carcaño y su amigo Samuel, acusándose mutuamente, con la diferencia de que Miguel está condenado y en prisión y el otro está suelto, siendo además más hábil para repeler los continuados intentos de Carcaño de involucrarle en el asunto. Pero lo lógico hubiera sido qué tal creo hubiera durado más y se hubiera permitido a ambas partes desarrollar más sus argumentos, sin tanto miedo por parte del juez a que se fueran a pegar o algo así, cosa ilógica cuando había funcionarios de policía presentes. La verdad es que fue una desfachatez de careo y un despropósito que no sirvió para nada más que para mostrar un poco más la condición social de estos individuos.

Cualquier hipótesis que se realiza sobre cualquier crimen debe estar basada en datos

Cualquier hipótesis que se realiza sobre cualquier crimen debe estar basada en datos y tiene que dar respuesta al comportamiento de todos los involucrados. En este caso, hay muchas cosas que no se comprenden por sí solas y esto solo puede llevarnos a que algo se nos está escapando. A que hay determinados datos o situaciones que no están claras y que no nos dejan claras. Una de las más notorias es actitud de los acusados, que parecen llevarse a matar, pero al mismo tiempo han colaborado perfectamente en tapar el crimen y esconder el cuerpo hasta hoy. algo que no se entiende si existe un único responsable de todos los hechos, puesto que entonces no lo habrían ayudado entre todos a salir de tan mal paso.

Pero hay otra situación mucho más sospechosa y es la actitud de las propias autoridades, que no han podido fracasar de manera más estrepitosa ni proteger mejor a esta gentuza. Y esto sí que es un auténtico dato. Sobre todo, si tenemos en cuenta que el propio Cuco reconoce que alguien le está pagando por encima de lo que vale un piso y que ese tipo de sobornos encajan más con las autoridades de las que hablábamos que con ninguna otra posible fuente de pagos.

Mucha gente se estará preguntando qué pasó realmente en el caso de Marta del Castillo

También hay otra cosa que salta a la vista en este caso. Pese al anormal funcionamiento de la Justicia y la Policía desde el principio, incapaces ambos cuerpos de resolver nada y poniéndole todas las trabas a una investigación que debería haber sido más fácil, la familia no ha sido compensada económicamente de ninguna manera como sí lo son las víctimas del terrorismo o lo fueron las familias de Alcácer por ese anormal funcionamiento de la Justicia. O las víctimas de la tragedia de Biescas, a las que el dinero también les llegó por cierto bastante tarde y no a todos, pero siempre saliendo del bolsillo de los españoles. De tal manera que queda impune para el funcionario o el responsable político de turno el haberla cagado mientras la víctima se queda como mendigando por los juzgados una indemnización que a menudo tarda la eternidad y que pagamos con nuestros impuestos.

Pero mucha gente se estará preguntando qué pasó realmente en el caso de Marta del Castillo. Cuál sería la narración explícita de esa verdad escondida como el cuerpo. Para empezar, creo que lo más lógicos empezar por el móvil del crimen y aquí se han sugerido dos posibilidades que son bastante acertadas en mi opinión. La primera es que intentaron agredirla en grupo y ella no se dejó y surgió la muerte de más o menos accidental o por callarla la boca. Esto explicaría el por qué tanta gente ha intentado encubrir un crimen que, de ser obra en exclusiva de Miguel Carcaño, no debería haber involucrado a prácticamente nadie más.

El principal sospechoso para la familia y para mucha gente es el hermanastro de Miguel Cascaño

Sin embargo, a mí más bien me parece que el tema de la violación ha sido una posibilidad absurda que ellos mismos lanzaron a la Justicia y a los medios para distraer el asunto por un camino que les interesaba. Por un camino que siempre alejaría a la única persona femenina que está involucrada en esto y que ha salido muy bien parada de todo. Demasiado bien parada para lo endeble de sus coartadas y las de su novio, en la cual ella misma también es capital. Porque aquí hay que recordar siempre que el principal sospechoso para la familia y para mucha gente es el hermanastro de Miguel Cascaño, cuya inocencia se basa en el testimonio de su ex pareja y su pareja actual, pero no es ninguna prueba, ya que las que existen más bien apuntan hacia su culpabilidad.

Persona que sería la verdadera razón por la cual este caso ha sido tan tortuoso desde el principio, por su propia presunta participación en el crimen, que explicaría que tanta gente y las propias autoridades se volcasen en proteger a los sospechosos a toda costa. Todo ello, mientras se dedicaban más a buscar una aguja en un pajar que a investigar realmente lo que había pasado en ese piso.

EL ÚLTIMO PROGRAMA DE UN SERVIDOR CON JAVIER VILLACORTA VERSÓ SOBRE ESTE CASO DE MARTA DEL CASTILLO.

El hermanastro de Miguel Carcaño, según Miguel, golpearía a Marta con la culata de la pistola en la cabeza

A mí todo esto me recuerda mucho al 11M, cuando los jefes superiores de policía y políticos se pusieron a desactivar en persona presuntas bombas, cosa que nunca hacen, mientras se derivaba la atención pública fuera de los vagones hacia todo tipo de espacios y vehículos inocentes. Pero la verdad estaba en los vagones igual que aquí estaba en el piso y sus ocupantes. Unas personas cuyos teléfonos móviles y vehículos, al parecer, no fueron correctamente investigados, dándose por buenas unas coartadas que son cogidas con alfileres y basadas en testimonios de personas muy cercanas.

Pero nos quedaba una segunda alternativa, que es la más probable a mi juicio y que no tiene tanto que ver con un abuso sexual de ningún tipo, sino con una trifulca entre hermanastros que terminó en muerte accidental de la cría cuando a lo mejor se metió para ayudar a Miguel. El hermanastro de Miguel Carcaño, según palabras del propio Miguel, golpearía a Marta con la culata de la pistola en la cabeza, causándole una hemorragia muy grave y tal vez la muerte y tal vez la muerte instantánea.

Como es lógico, a partir de este momento, los nervios y la desesperación de esta gente serían fáciles de imaginar. Y lo primero que se le podría ocurrir a este individuo sería acudir a la única persona en el mundo que realmente podría facilitarle ayuda para un tema en el que recibirla es un delito gravísimo: su novia, por supuesto, la hija de tan influyente personalidad del PSOE, además de pertenecer de por sí a una familia con cargos concretos en el sistema de Justicia.

Todo esto lo dicen los propios padres de Marta, pero donde la situación porque alguien se lo contó en un momento dado. Porque es imposible ocultar el sol con un dedo.

La tesis de que en torno a esta pareja de enchufados se montó toda la trama de encubrimiento y desaparición del cadáver

A partir del momento de la muerte, como es lógico, ellos sabrán lo que hicieron con el cuerpo, pero la tesis de los padres y de mucha gente es que en torno a esta pareja de enchufados se montó toda la trama de encubrimiento y desaparición del cadáver. Contando con amigos que tenían que ser los más incondicionales del mundo, cómo no, para llegar al punto de prestarse a ayudar a estos personajes a limpiar la escena del crimen y esconder el cuerpo de Marta mientras los padres y tíos estaban ya merodeando en torno al piso de la calle León XIII.

Puede esto tener que ver en algo con el hecho de que la Policía desanimara desde un primer momento a la familia a seguir buscando, ya que lo consideraban una fuga voluntaria pese a la insistencia de la familia en que no era un comportamiento normal. Un error policial arquetípico en este tipo de situaciones. También es bastante significativo que la Justicia ya a uno de los imputados y no al padre de la víctima en lo que se refiere a la aparición de Antonio del Castillo en ese piso. Claro está, nos referimos a la imputada con más conexiones directas de todo el procedimiento, la hija de esa cargo superior de la Junta de la que estábamos hablando. Una chica que reconoce haber estado durmiendo en el mismo piso donde sucedió todo, pero niega tajantemente que escuchase al padre de la niña llamar a la ventana. Porque en España está tolerado y fomentado por el sistema judicial que tenemos que la gente tenga amnesia o que sean mentirosos compulsivos.

Una casta política que estaba saqueando Andalucía y España entera

La única hipótesis que se ve avalada por datos y que da respuesta a todos estos comportamientos extraños, tanto de los sospechosos como de quienes deberían demostrar su culpabilidad, en medio de tantas mentiras y evidencias de que mienten, para mí no es otra que la de que hay determinados implicados que deben ser protegidos a toda costa y mucho dinero y recursos públicos para conseguirlo. Por otro lado, toda esta trama de ocultación de la implicación de una persona concreta, en realidad, no se hace sino para salvar los intereses de toda una casta política que estaba saqueando Andalucía y España entera. Para que el foco de las iras sea Miguel Carcaño y en todo caso el menor implicado y ese tipo de ambiente, por supuesto, en el que no encaja de ninguna manera la hija de ningún cacique que sin embargo claro que está en la situación y bien metida.

Por mucho que parezca chocante para el poder, siempre hipócrita, hay un vínculo directo entre la cacique que se desempeñaba en su momento en el tema de la mujer y el feminismo en Andalucía y un crimen que ha indignado a todas las regiones del país entero. Tampoco deja de ser chocante que estos gobiernos sucesivos del PSOE, de los que el PP ha sido un comparsa hasta cuando estaba en el teórico gobierno, no han escatimado esfuerzos en buscar en las cunetas a las víctimas de hace ochenta años y de un único bando. El que no les gusta a ellos. Pero mantienen en el limbo el cadáver de una chica de clase media a la que sólo han buscado, entre comillas, para contentar a la plebe y distraernos a todos un rato.

No olvidemos que el saqueo de Andalucía ha sido el mayor botín de Europa Occidental para mucha gente

No olvidemos que el saqueo de Andalucía ha sido el mayor botín de Europa Occidental para mucha gente. Porque, aunque a los peperos no les gusta reconocerlo, en realidad, Javier Arenas no tiene Síndrome de Down, y tenía que saber forzosamente lo que estaba pasando delante de sus narices mientras se dedicaba a perder una elección tras otra. Y hemos también de suponer, como diría Unamuno de Alfonso XIII, que el campechano del momento no pudo estar muy lejos de la situación, en el reparto del expolio, según antiguo uso de cruzada.

Artículo relacionados

Entradas recientes